Llegó la hora de hacer justicia revolucionaria con la población afro-venezolana

10 de Mayo de 1795, hace 229 años un afro-venezolano llamado José Leonardo Chirino, fue el primero en ser juzgado por un tribunal en Venezuela, antes de ser descuartizado en el lugar que hoy los venezolanos llamamos Plaza Bolívar, en honor al Libertador de la Patria; el cual para ese momento apenas tenía 13 años de edad y vivía a dos cuadras de distancia. Al primero le cortaron la cabeza y las manos, las cuales fueron exhibidas, para que nadie más se atreviera a imitarlo a luchar por valores como La Libertad, La Igualdad y la Fraternidad; el segundo murió de tuberculosis en una cama, rodeado de amigos, con la esperanza de escaparse a Inglaterra como exilado.

Los Mantuanos blancos venezolanos, herederos de los europeos latinos, nunca han podido escapar del sentimiento de culpa, que sobre sus conciencias llevan y han hecho malabarismos, para borrar los rastros que han venido dejando durante los últimos cinco siglos: Primero abolieron de sus textos legales el sistema esclavista en 1854, después borraron las palabras Negros y Negras en 1864 de sus constituciones y en el siglo XXI adoptaron la denominación Afros para identificar a los Negros como población existente.

En 1995 un presidente venezolano, llamado Rafael Caldera, queriendo hacer un poco de justicia histórica, llevó un puñado de tierra de la Sierra del Estado Falcón al Panteón Nacional, para simbólicamente señalar que los restos del Negro José Leonardo descansan en el Panteón con los otros héroes de la Patria. Gesto que agradecemos pero que es insuficiente.

En mayo de 1995, recién graduándome de politólogo y con el apoyo de la dirección de Cultura de la Universidad de los Andes, logré reunir a un grupo de Negros y Negras de cuatro Estados del país, entre los cuales estuvo como invitado especial el Maestro Aristóbulo Isturiz y logramos constituir una Fundación para desarrollar y proteger a la Población Negra Venezolana. A dicha Fundación la registramos legalmente con el nombre de José Leonardo Chirino y estuvo activa unos tres años, hasta que murió de inacción por falta de recursos para sostenerla. Todavía conservo la papelería y estatutos. Si alguien cree que podamos reactivarla, que se manifieste.

¿Qué será lo que quiere El Negro Juan Veroes? Es la pregunta que deben tener en mente mis consuetudinarios lectores. ¿Por qué no va al grano y se deja de rodeos?. Bueno, la introducción al tema es necesario hacerla, porque yo pienso que: Quien no supo lo que pasó y no sabe lo que está pasando; mucho menos sabrá lo que quiere que pase. Además, el método andragogico I.R.A: (INFORMACION-REFLEXION-ACCION) exige tener un mínimo de información previa que apoye la reflexión necesaria para la propuesta de acción a ejecutar.

Bueno, como ésta Revolución Bolivariana, se ha propuesto hacer justicia histórica y a cada manifestación cultural del pueblo venezolano, la quiere presentar ante la UNESCO para que sea reconocida como Patrimonio de la Nación y considerando que, la casi totalidad de esas manifestaciones culturales, fueron aportadas y son sostenidas por la Población Negra Nacida y Criada en territorio venezolano, solicito formalmente que: 1.- Toda la población Negra venezolana mayor de 80 años, que todavía esté viva, se le declare como BIEN NACIONAL y El Estado Venezolano, a través de las instituciones existentes y por crear, se hagan cargo de su cuido, mantenimiento y protección hasta que concluya su ciclo vital. 2.-Recoger, organizar y proteger todos los aportes que este sector poblacional tiene en su memoria histórica, para incorporarlos en los anales de la historia patria. 3.-Declarar y decretar el 10 de Mayo, como día de la Negritud Venezolana, NO LABORABLE, para reconocer y otorgar méritos a la población Negra que hizo y hace aportes contribuyendo en la construcción del gentilicio venezolano.

Sé, porque tengo 29 años percibiéndolo, que este tema de La Negritud causa ronchas en grandes sectores de la población, pero seguir escurriendo el bulto o meter la cabeza bajo la tierra como hace hacen los avestruces, no solucionan ese problema y pienso que si no lo enfrentamos, nunca lo vamos a superar. En la lucha por ser reconocidos están los Transgeneros, los aborígenes, las mujeres, los sexodiversos, los autistas, los gitanos, los Albinos y también los Negros y Negras. Los únicos que no tienen necesidad de ser reconocidos existencialmente son los blancos latinos y anglosajones. Ya es tiempo de frenar El Racismo y a su carnal El Fascismo.

Para el próximo 10 de mayo ya deben estar creadas las condiciones para que LAS NEGRAS Y NEGROS, NACIDOS EN LA REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA, CELEBREMOS CON ORGULLO, QUE SOMOS CIUDADANOS NEGROS VENEZOLANOS, Y SE QUITEN LAS ETIQUETAS DE AFROS VENEZOLANOS, IMPUESTO POR EL IMPERIO GRINGO.

Juanveroes05@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 750 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: