El comentario que hizo Mario Silva sobre Aporrea, me dolió

Me costó varios días hacer este escrito, pues tengo sentimientos encontrados sobre lo que quería y debía comunicar a mis consecuentes lectores. En el programa la Hojilla del 20/02, el camarada, Mario Silva, persona por la cual siento alto afecto y admiración, dijo más o menos lo siguiente; que la página web Aporrea.org, la cual él había sido uno de los fundadores, ahora no valía la pena visitarla, pues había sido penetrada y tomada por sectores de la oposición Antimaduristas y el sentimiento de la duda comenzó a anidarse en mi razonamiento politológico.

Para mí la creación, diseño y servicios, que hasta ahora a prestado la página web Aporrea a la Revolución Bolivariana, para ir consiguiendo materializar el Plan de la Patria y por ende la construcción del Socialismo Bolivariano del Siglo XXI, es el adecuado y además modelo de lo que debe hacerse con los medios de comunicación que tienen como Misión formar conciencia social, cultural e histórica en los pueblos para que sean protagonistas de sus propios destinos. Hasta ahora, yo, solamente he encontrado dos páginas web, que, a mi parecer, cumplen una función didáctica, informativa y formativa de conciencia revolucionaria: ensartaos.com.ve y Aporrea.org. El hecho de que esas páginas web, hayan sido penetradas por tendencias contrarias a los fines que originaron su aparición, no les quita su esencia, lo cual es lo mas importante.

Yo pienso que no puede darse ningún proceso revolucionario dentro de una sociedad, si no hay la lucha dialéctica de los factores que intervienen en obtener el monopolio del Poder Político y más cuando esta lucha profundiza en las causas históricas, sociales, culturales y económicas de esa sociedad. Pensar que un grupo social, que ha predominado durante mas de 400 años, va a dejarse suplantar por otro grupo social, sin presentar resistencia y que todo va a suceder en calma y en paz, es lo más cercano a un pensamiento irracional. Dejar a su suerte o abandonar a las páginas web, antes señaladas, porque puedan ser penetradas por sectores de la oposición, es en verdad un desatino.

El Imperio y sus lacayos nacionales saben que esas páginas webs son las únicas que han surgido, no para promocionar individuos, o grupos partidistas o económicos, sino para generar conciencia revolucionaria antimperialista y que como meta tiene la construcción de una nueva sociedad más justa y solidaria. Ellos lo saben y trataran por todos los medios de acabarlas. Esa es su Misión y la nuestra es la de evitar que eso suceda. ¿Más sencillo? . En mi experiencia particular, hasta ahora, no he encontrado resistencia interna en esas dos páginas, de publicar todo lo que envío desde hace 16 años y pienso que nadie puede acusarme de estar actuando como contrarrevolucionario.

El sólo hecho de que un escribidor, opinador, formador, intelectual o científico que apoye a la Revolución Bolivariana y se haya casado con este proceso, participando y aportando sus conocimientos a esta causa, tenga la posibilidad de poder acceder a sus aportes en forma organizada y completa, es ya suficiente motivos para continuar contribuyendo y no dejar decaer y menos permitir que desaparezca este instrumento de memoria histórica, la cual servirá a las futuras generaciones como archivo documental para hacer sus investigaciones sobre El Socialismo Bolivariano del Siglo XXI.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1747 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: