(Crónica de una actividad académica)

Estructura del poder público y sistema de orden interno en el marco de la defensa integral

I

Nada más ingresar el profesor exigió con nombre y apellido a quien sugirió desarrollar el tema en cuestión en el Salón Simón Bolívar de la Escuela de Formación de la Gobernación del estado Lara y antes de que el sistema integrado de aire acondicionado empezara a hacer estragos, como suele suceder, hasta llegar a perecer un frigorífico de carnicería, que dizque ha hecho que muchos padezcan varias pulmonías, según el politólogo Gerardo González, con su ya típico humor negro; por lo que hay que venir prevenido con chaquetas gruesas. Entonces, el distinguido Magister Scientarum en Seguridad de la Nación encargado de administrar la Unidad Curricular Orden Interno y Defensa Integral de la Nación, como si imaginara estar en una fría sala de interrogatorios policiales a un grupo de incriminados por alguna falta grave o crimen, por ejemplo, la crasa ignorancia sobre la estructura del poder público y el sistema de orden interno en el marco de la defensa integral de la nación.

O, perdón, más bien el apreciado profesor, como diría Nicolás de Cusa, propuso ejercer como estrategia didáctica el principio de la "Docta Ignorancia". Es decir, que como ya todos los cursantes de la Maestría en Seguridad de la Nación de la Cohorte 2022/2024, ya estamos muy avanzados en la escolaridad (tercer semestre), deberíamos seguramente poseer "una ciencia superior a todos los demás mortales, y que ello no era una presuntuosa afirmación suya, sino una respuesta"…, según José Ferrater Mora en su famoso "Diccionario de Filosofîa". (A/D. Ariel Filosofîa. Barcelona. 2004), (p. 927); fue un reto interesante y sorpresivo, superando la actitud modesta del auditorio ante lo poco que en realidad se conoce en lo teórico y práctico sobre estos aspectos que requieren mucho estudio y erudición.

Entonces exigió "al rompe y desgarre" que los maestrandos hablaran sobre diversos aspectos de la "Estructura del Poder Público y el Sistema de Orden Interno en el Marco de la Defensa Integral"; para lo cual previamente tuvo a bien enviar un texto digital por Whats App y luego en la clase entregó también un material impreso de cuarto de página que, de alguna manera vino a ser una síntesis del contenido allí tratado. Que es cosa de agradecer, porque como cuando uno cursaba, digamos, Cuarto Grado de Educación Primaria, hace ya cincuenta años atrás y había que "traer la lección aprendida", así se evitaba que el maestro sorprendiera con preguntas al desaplicado alumno. Aunque este procedimiento produjo inicialmente igual grado de molestia inicialmente, pero que al final resultó una jornada provechosa académicamente.

II

La noción de Estado implica Gobierno, Población y Territorio, así como Economía y Cultura, que son actividades que se desarrollan en el marco del Estado-Nación, que requieren de orden interno y defensa integral de la nación, como un modo de que haya paz y tranquilidad; ello de acuerdo con disposiciones constitucionales, siempre garantizando el respeto irrestricto a los Derechos Humanos. Así, de acuerdo a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999), en su artículo 322 establece que:

"La seguridad de la Nación es competencia esencial y responsabilidad del Estado, fundamentada en el desarrollo integral de ésta y su defensa es responsabilidad de los venezolanos y venezolanas; también de las personas naturales y jurídicas, tanto de derecho público como de derecho privado, que se encuentren en el espacio geográfico nacional".

Queda establecido de esa manera que, si bien "La seguridad de la Nación es competencia esencial del estado fundamentado en el desarrollo integral de ésta"… también constituye una corresponsabilidad de todos, personas naturales y jurídicas, entes privados y públicos, por lo que todo ciudadano y ciudadana tiene obligación de conocer sus deberes y derechos, así como estar disponibles para colaborar con el goce y disfrute de la paz y convivencia; sólo así se puede tener lugar el desarrollo del país.

Por su parte y de manera correlativa el artículo 328 constitucional señala lo siguiente:


La Fuerza Armada Nacional constituye una institución esencialmente profesional, sin militancia política, organizada por el Estado para garantizar la independencia y soberanía de la Nación y asegurar la integridad del espacio geográfico, mediante la defensa militar, la cooperación en el mantenimiento del orden interno y la participación activa en el desarrollo nacional, de acuerdo con esta Constitución y con la ley. En el cumplimiento de sus funciones, está al servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna. Sus pilares fundamentales son la disciplina, la obediencia y la subordinación. La Fuerza Armada Nacional está integrada por el Ejército, la Armada, la Aviación y la Guardia Nacional, que funcionan de manera integral dentro del marco de su competencia para el cumplimiento de su misión, con un régimen de seguridad social integral propio, según lo establezca su respectiva ley orgánica.

El artículo en referencia destaca que "La Fuerza Armada Nacional constituye una institución esencialmente profesional, sin militancia política, organizada por el Estado para garantizar la independencia y soberanía de la Nación y asegurar la integridad del espacio geográfico" (ídem); de esa manera colabora con el desarrollo nacional en diversos ámbitos: económico, social, político, cultural y religioso; igualmente, conviene hacer mención y citar el artículo 329 de la carta Magna, que a la letra dice:

El Ejército, la Armada y la Aviación tienen como responsabilidad esencial la planificación, ejecución y control de las operaciones militares requeridas para asegurar la defensa de la Nación. La Guardia Nacional cooperará en el desarrollo de dichas operaciones y tendrá como responsabilidad básica la conducción de las operaciones exigidas para el mantenimiento del orden interno del país. La Fuerza Armada Nacional podrá ejercer las actividades de policía administrativa y de investigación penal que le atribuya la ley.

La Fuerza Armada, es decir, "El Ejército, la Armada y la Aviación tienen como responsabilidad esencial la planificación, ejecución y control de las operaciones militares requeridas para asegurar la defensa de la Nación"…, de esa manera se expresa lo que clásicamente se conoce como el "monopolio de la violencia" bajo el control del Estado y no de entes particulares, en efecto, según Rojas (septiembre de 2019) señala que:

El sociólogo alemán Max Weber (1919) nos dio un concepto muy claro de lo que podemos llamar Estado, el cual nos dice "Estado es aquella comunidad humana que, dentro de un determinado territorio (el territorio es el elemento distintivo), reclama con éxito para sí el monopolio de la violencia física legítima.", concepto que nos expone de manera muy clara que el estado aplicando la violencia, posee la única condición en que puede garantizarse su estabilidad, y los miembros de esta sociedad dentro del territorio determinado deben de obedecer este mandato social (p. 1).

El propósito viene a ser garantizar que la población desarrolle en tranquilidad y paz sus actividades cotidianas y cumplir así, además, el artículo 3 constitucional cunado aborda los fines del Estado, es decir:

El Estado tiene como fines esenciales la defensa y el desarrollo de la persona y el respeto a su dignidad, el ejercicio democrático de la voluntad popular, la construcción de una sociedad justa y amante de la paz, la promoción de la prosperidad y bienestar del pueblo y la garantía del cumplimiento de los principios, derechos y deberes reconocidos y consagrados en esta Constitución. La educación y el trabajo son los procesos fundamentales para alcanzar dichos fines.

La estrategia de citar textualmente este articulado de la Constitución vigente es la de no parafrasear y correr el riesgo de tergiversar su contenido.

Por su parte, la noción el orden Público es, según el material entregado por el profesor Walter (enero, 11 de 2024) el "conjunto de condiciones materiales, objetivas y perceptibles de seguridad, tranquilidad, salubridad y moralidad pública que permiten el funcionamiento normal de las instituciones y el ejercicio libre y pacífico de los derecho humanos". Por lo que todo tributa a la tranquilidad y paz.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 829 veces.



Luis B. Saavedra M.

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: