La Venezuela de hoy se me parece mucho a la Arabia Saudita de hace 30 años atrás

La Venezuela de hoy se me parece mucho, en ciertos aspectos, a la Arabia Saudita de hace 30 años atrás cuando yo trabajaba allí, pero con una diferencia, que la mano de obra barata aquí en Venezuela, viene automáticamente con el territorio, o sea, que no hay que importar la mano de obra barata como se hacía en Arabia Saudita.

La otra diferencia, es que los gobernantes de Arabia Saudita, sabían y saben gobernar, y siempre han gobernado por el bienestar de su pueblo, todo lo contrario a la Venezuela de hoy bajo el mando de Maduro.

La historia de Arabia Saudita, es muy interesante.

Básicamente, Arabía Saudita es un país que fue creado por el conjunto de las más fuertes tribus Beduinas (indígenas nómadas del desierto) de esa región, quienes eran básicamente analfabetas excepto para leer el Corán (la biblia del Islam) y para contar cosas en el comercio, y se la pasaban viajando constantemente con sus carpas, camellos, caballos, ovejas, cabras, y muchísimos niños hasta que un día sacaron a patadas a los invasores británicos y se organizaron en 1932 para retomar el control total de su propio territorio y de su propio destino, aplicando en el territorio saudí sus propias leyes y religión (el Islam).

Para desarrollar la industria petrolera, el gobierno de Arabia Saudita tuvo que importar desde el comienzo toda la mano de obra, desde los ingenieros, superintendentes, los técnicos, mecánicos, electricistas, contables, administradores, y aun los obreros (la mano de obra barata), porque los Saudís eran nómadas y no tenían la costumbre de ir a trabajara todos los días o de obedecer las órdenes de algún jefe.

La empresa aérea por la cual yo trabajaba, importábamos hacia Arabia Saudita (entre otros):

1- la mano de obra barata desde India y Bangladesh,

2- la mano de obra técnica desde Pakistán,

3- los enseñantes desde Egipto,

4- los ingenieros y especialistas desde Europa, EEUU, y Canadá.

Otras empresas parecidas a la nuestra, importaban Filipinos y Filipinas para trabajos de administración y mantenimiento, y personas de otros países árabes o musulmanes, para otros tipos de trabajos, como la banca y finanzas por ejemplo, o sea, todo lo que podría llamarse trabajo en Arabia Saudita, era hecho por extranjeros, mientras que todo lo que podría llamarse comercio, era básicamente controlado por la pequeña parte de la población saudí que ya tenía la costumbre de hacer comercio.

(Tradicionalmente, mucha mercancía pasaba a través de ciertas partes de Arabia Saudita, porque Arabia Saudita está situada geográficamente en el centro de los caminos milenarios de las rutas de comercio entre el oriente y el occidente.)

Bueno …

Me imagino que las cosas habrán cambiado en Arabia Saudita desde que yo trabajé allí, sin embargo, ese escenario de hace 30 años atrás, me hace pensar mucho en la Venezuela de hoy, pero como dije arriba, con la diferencia de que aquí en Venezuela, no hay que importar la mano de obra barata, porque Maduro se ocupó de eso, de asegurar que cuando entregara cupos en territorio venezolano a empresas extranjeras, ellas no tendrían que importar la mano de obra barata así como hacíamos nosotros en Arabia Saudita.

Los esclavos ya están aquí.

Lo que las empresas extranjeras que se están estableciendo hoy aquí en Venezuela, sí tienen que hacer, es de importar la mayoría de sus ingenieros, técnicos, superintendentes, mecánicos, electricistas, contables, administradores, enseñantes, médicos, etc., porque aquí en este país, básicamente, todos los mejores profesionales se han ido del país, dejando básicamente un país repleto de solamente mano de obra esclava no especializada y algunos pocos mediocres profesionales (aunque hay excepciones por supuesto, por eso dije "básicamente").

Y, en eso estamos hoy, eso es lo que yo veo.

Bueno …

En contra de nuestra soberanía, en contra de nuestra Constitución, y en contra de nuestro pueblo, Maduro está básicamente repartiendo a los extranjeros todo el territorio venezolano como si fuera de él, pero, con una mano de obra esclava que él mismo creó probablemente para engatusar a las empresas extranjeras en primer lugar, mientras que por otro lado, casi toda la mano de obra especializada venezolana y los profesionales se van del país.

Así lo veo.

Es muy parecido a lo que yo viví en Arabia Saudita, pero mucho peor, porque la Venezuela antes de Maduro había progresado en términos de especializaciones de trabajo, mano de obra, conocimiento industrial y productivo, etc., pero ahora eso ya casi no existe en este país que ha retrocedido en el tiempo de por lo menos 100 años en estos términos. Ahora hay que hacer como se hacía en Arabia Saudita cuando yo vivía allí, o, como Pérez Jiménez hizo aquí en Venezuela en los años 1950, hace 70 años atrás, cuando importó básicamente toda la mano de obra especializada.

Por eso la Venezuela de hoy se me parece mucho a la Arabia Saudita de hace 30 años atrás.

oscar@oscarheck.com


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1086 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: