Qué puede hacer el pueblo antes y después de la trampa

"Algo tiene que pasar", dice el clamor popular. Hasta los cristianos verdaderos en su intimidad, oran porque el señor meta sus manos y saque a maduro del poder. Es decir, no hay un solo rincon de la nación donde no este presente este sentimiento de rechazo, un sentimiento de repudio generalizado contra el madurismo, que hasta puede decirse, que es deseo hecho metástasis.

El pueblo venezolano sostiene con fuerza la esperanza de que este año podrá sacar del poder a maduro, al madurismo y a la misma oposición de derecha que es financiada por el gobierno. Y esta decisión la mantiene el pueblo a pesar de saber que el madurismo ya activó el mecanismo de la trampa electoral para mantenerse en el poder y así ganar el tiempo necesario para poder darle continuidad a la fase delincuencial de la acumulacion de riqueza capitalista en Venezuela con las consecuencias catastróficas para el país. No obstante, , cuando el pueblo se convenza y vea que sus esperanzas constitucionales de acabar con esta desgracia que le han impuesto, entonces, es cuando se va a generar la subjetividad colectiva necesaria para avanzar hacia situaciones revolucionarias.

El madurismo como se sabe repudiado por una inmensa mayoría (80 % en crecimiento) lo que le hace estar en conocimiento de que las cuentas que tiene en sus manos son demostracion contundente que en unas elecciones cuentan tan sólo con menos de un millón de votos, pues, por eso minó todo el campo político-electoral cuidadosanente y para ello viola todos los derechos políticos constitucionales del pueblo venezolano. Se aseguró, Incluso, de auspiciar a una parte de la oposición de derecha con un bien ensayado papel en el teatrillo comicial, el de bufón palaciego, para que funcionen como atrapa incautos que les garantice otro tanto más de votos.

Ahora bien, la crisis de la dominación del madurismo tiene tal grado de profundidad que obliga a las fuerzas revolucionarias y patrióticas del pueblo venezolano a no distraerse y concentrarse a trabajar para que aparezca pronto en el horizonte una fuerza material alternativa que ayude a agudizar la crisis. Esa fuerza politica deberá estar conformada por los empobrecidos del chavismo y los empobrecidos de la oposición, ambos como la nueva mayoria, y un sector patriótico de las fuerzas armadas. Por consiguiente y viéndolo desde una perspectiva general, si tal escenario apareciera antes o inmediatamente después como resultado de la trampa del madurismo, podria conducir a la conformación de una Junta Patriótica con la misión de restablecer el orden constitucional y llamar a unas elecciones tal cual está establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Si ello está dentro de las posibilidades que ocurra por la profunda crisis de la dominación madurista y por las monumentales e irreversibles ganas y voluntad que tiene el pueblo venezolano de sacarlos, entonces, no hay otra tarea en lo inmediato para el movimiento popular que no sea juntar todas las fuerzas en torno a un programá correcto y una única estrategia.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 915 veces.



Arnaldo Aguilar Dorta


Visite el perfil de Arnaldo Aguilar Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: