Los verdaderos conspiradores del magisterio venezolano

Al profesor Víctor Venegas lo detuvieron en la sede de FENATEV BARINAS, por el presunto delito de conspiración. El procedimiento policial evidenció un conjunto de excesos, algo sin precedente en la historia del magisterio venezolano. Maestras narraron en vídeos difundidos en las redes sociales que hubo violencia, despojo de pertenencias y situación de pánico. Al día siguiente, dos altos dirigentes del PSUV justificaron todo, insinuando disponer en los teléfonos arrebatados pruebas de conspiración, terrorismo y traición a la patria.

El hijo de una maestra presenció los hechos, varios adultos presentes pensaron que su vida corría peligro. Algunos, tras la confusa situación, trataron de evitar el ingreso de extraños a la sede sindical, los presentes relatan que eran hombres encapuchados. Por su parte, previo a la detención, el profesor Venegas, expresó en un vídeo que no estaban haciendo absolutamente nada malo, "lo que hemos hecho es defender a los trabajadores. ¡No me voy a esconder!".

Una vez consumada la detención, se pronuncia Tarek William Saab en nombre del Ministerio Público, confirmando la detención y el motivo.

Los conspiradores del salario

 

Poniendo las cosas en contexto, decía Cicerón: que "Servirse de un cargo público para enriquecimiento personal resulta no ya inmoral, sino criminal y abominable". Indudablemente, que una de las principales causas de las protestas de los maestros está en la forma vil como los corruptos conspiran contra el erario público de la nación. Denuncias de incontables casos de corrupción que jamás fueron impedidos con la furia conque se atacó a FENATEV BARINAS.

En Venezuela, los mecanismos de control para el manejo de los fondos públicos son muy débiles. Ciertamente, que al no existir voluntad para fortalecer la lucha contra la corrupción, esta prolifera.

No debe ser que quienes deploran y repudian el saqueo del erario público tenga que ser calificados como conspiradores. De tal manera, que concluiremos que millones de venezolanos conspiran contra desviaciones que son causa y efecto de los irrefutables reclamos de los trabajadores y de la sociedad.

Recuérdese, que el 22 de marzo del 2023, Hermann Escarrá dijo a VTV que en PDVSA había sido desfalcada por el orden de 23 mil millones de dólares. Pero el responsable de la industria petrolera, desde abril del 2020 hasta marzo del 2023, no ha dado la cara, ni ha rendido cuenta, ni siquiera se formalizó la pertinente y necesaria interpelación ante la Asamblea Nacional.

Luego de esas declaraciones, Escarrá hizo una aclaratoria a modo de control de daños. Coincidencialmente, en abril del 2020 se venció la II Contratación Colectiva Única y Unitaria del sector educativo con una series de deudas.

Obviamente, que una mínima parte de los miles de millones desfalcados, era más que suficientes para honrar los compromisos de la II Contratación Colectiva. Incluso lo reportado por Escarrá en su aclaratoria, sin contar otros casos, alcanzaba para garantizar un nuevo Contrato Colectivo por un tiempo mayor de 2 años con salario de 600 dólares, primas, HCM y sobraba dinero para las pensiones, los hospitales, entre otras necesidades del pueblo.

¿Dónde está la Solución?

 

La solución está en un mejor manejo del dinero de todos los venezolanos. En la sinceración de los Ingresos del Petróleo, el Arco Minero y de la Recaudación de los Impuestos, como también en su justa y equitativa distribución. Esto incluye acuerdos tripartitos auspiciados por l OIT, con mejoras reales de los salarios. De igual forma, recuperar todo lo que se pueda recuperar por concepto de daño al patrimonio públicos caiga, quien caiga.

El flagelo de la corrupción se debe al elevado nivel de impunidad y al abuso de poder. La dilapidación de los fondos públicos se evita con más transparencia y mejores mecanismos de control.

Indiscutiblemente, que una nueva institucionalidad evitaría la detención arbitraria de personas que luchan por reivindicar los derechos de los trabajadores, como Víctor Venegas.

Realmente, la súplica del pueblo, es para que los mejores hombres y las mejores mujeres encabecen los Poderes Públicos. De auténticos servidores públicos, con honestidad e idoneidad. Personas dispuestas a respetar con decoro y pulcritud los derechos de los ciudadanos, cumpliendo y haciendo cumplir cabalmente con la Constitución y la Ley.

La reinstitucionalización debe garantizar un sistema de pesos y contrapesos, autonomía y equilibrio entre las distintas ramas del Poder Público. Lo ocurrido en FENATEV Barinas y en Sucre (Carúpano − Paria) es para que la Defensoría del Pueblo actuara conforme a sus atribuciones para evitar más violaciones y menoscabo de los derechos humanos.

También era la oportunidad para que la coalición nacional de las FEDERACIONES en su conjunto encabezara la defensa de los Derechos del profesor Víctor Venegas. Así como también de los profesores Robert Franco y Javier Tarazona, lo cual no ocurrió. Pero lo que sí ocurrirá, es que en democracia refundaremos el movimiento sindical magisterial retomando el ideal del maestro Luis Beltrán Prieto Figueroa.

El magisterio no se rendirá en su ardua lucha por las necesarias reivindicaciones gremiales y por ese gran anhelo de adecentar las organizaciones sindicales secuestradas por esas minorías cogolleras, de las que no se escapan algunos señalados por corrupción.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 933 veces.



Edward Carrasco

Docente y redactor de artículos de marketing digital, tecnología, social media, geopolítica, salud, música, deporte y sexualidad.

 edward.carrasco23@gmail.com      @EdwardJCarrasco

Visite el perfil de Edward Carrasco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: