En tres palabras

Homenaje a Bolívar ¡Lograr lo imposible! Nuestro principal reto. Para el porvenir: El Estado Táchira. Faro de luz. Del buen gobierno

"Estoy penetrado de la idea de que el Gobierno de Venezuela debe reformarse; y que aunque muchos ilustres ciudadanos piensen como yo, no todos tienen el arrojo necesario para profesar públicamente la adopción de nuevos principios."

Libertador, Simón Bolívar, Congreso de Angostura, 15/02/1819.

DEDICATORIA: En homenaje a Bolívar. A 193 años de su partida.

NADA ES CASUAL. TODO ES CAUSAL ¿O CASI TODO?

Cosas curiosas las "coincidencias" o "casualidades". Con mucha frecuencia nos pasa. Sin embargo, nos seguimos sorprendiendo. Nos cuesta aceptarlo: ¿Somos un canal para transmitir mensajes? ¿Es la forma como se manifiesta Dios ante nosotros? No lo sé. Así lo hemos aceptado. Aunque duden o se rían de nosotros. Incluso, aunque nosotros mismos lo dudemos ¿Será nuestra propia capacidad e inteligencia relacional?

Lo cierto es que:

Hoy, 17 de diciembre 2023, aniversario de la partida física de nuestro Libertador Simón Bolívar, mientras me disponía a escribir un artículo dedicado a él, para recordarlo, aparecieron simultáneamente por distintas vías información relevante relacionada con el tema de "hacer posible lo imposible". Como si le hubiera consultado a una Inteligencia Artificial esta interrogante: ¿Qué relación tiene el pensamiento del Libertador, Carlos Matus, líderes políticos venezolanos y nuestra propuesta de convertir al Táchira en faro de luz para modelar el buen gobierno?

O esta otra: ¿Es posible lograr lo imposible? Mejor aún: ¿Cómo podemos hacer posible lo que parece imposible? En este sentido, pregunto: ¿Será posible convertir al Estado Táchira en un modelo, paradigma o "faro de luz" del buen gobierno en Venezuela, América Latina y más allá?

Pudiera también preguntar: ¿Cómo logramos que esto pueda convertirse en realidad más allá de los distintos colores políticos, las divergencias ideológicas y/o religiosas, las diferencias de clase y/o de posición social y económica, sean líderes civiles, religiosos, militares o policiales? ¿Es posible lograrlo en corto plazo o se necesita mucho tiempo? ¿Cómo logramos construirle VIABILIDAD (económica, política, legal, social, organizacional…) para hacer realidad esta propuesta?

BOLÍVAR EN ANGOSTURA NOS LO RECORDÓ Y DEMANDÓ

Recordemos, antes de continuar, lo dicho por el Libertador Simón Bolívar en su Discurso en el Congreso de Angostura:


"Lo diré de una vez, estábamos abstraídos, ausentes del universo en cuanto era relativo a la Ciencia del Gobierno…"

Hace más de 200 años (1819), Simón Bolívar, no sólo reconoció que estábamos "abstraídos" o "ausentes" en lo relativo a lo que él consideraba la "Ciencia del Gobierno", refiriéndose a la práctica y los limitados conocimientos y avances que existían para la época. Afirmación que estaba en sintonía con lo planteado por John Adams (1735-1826), primer vicepresidente y segundo presidente de los Estados Unidos (EEUU), cuando reconoció, en esos tiempos, el poco avance alcanzado:

"Mientras las otras ciencias han avanzado, las ciencias de gobierno se han estancado; no se han mejorado desde el tiempo de Platón, Aristóteles y Cicerón."


A pesar de ello, Bolívar, consideraba que existían patriotas en Venezuela y Nueva Granada (Colombia) quienes, aun con estas limitaciones, podían dirigir, conducir o gobernar los destinos de la patria.

"Multitud de beneméritos hijos tiene la patria, capaces de dirigirla, talentos, virtudes, experiencia y cuanto se requiere para mandar a hombres libres, son el patrimonio de muchos de los que aquí representan el pueblo; y fuera de este soberano cuerpo se encuentran ciudadanos que en todas épocas han demostrado valor para arrostrar los peligros, prudencia para evitarlos y el arte, en fin, de gobernarse y de gobernar a otros".

Y con esta otra frase, que ha sido más difundida, nos regalaba para la posteridad el anhelo y el sueño bolivariano de un buen gobierno:

"El sistema de gobierno más perfecto es aquel que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política."

Dos siglos después aún estamos insatisfechos. Hemos logrado avanzar en zigzag, con algunos avances y serios retrocesos. Las ciencias y desde hace un tiempo le incluimos, las técnicas y las tecnologías, para gobernar con acierto, para lograr buenos y perfectos gobiernos, sigue siendo un reto y hasta una oportunidad que no hemos sabido satisfacer y aprovechar.

¿ES POSIBLE LOGRAR LO IMPOSIBLE?

Algunos estudiosos de Bolívar señalan que este definió la política como el arte de lo posible. "Bolívar definió una concepción realista y pragmática de la política al entenderla como el arte de lo posible1. En cuanto al arte del buen gobierno, Bolívar creía que el gobierno debía ser justo y equitativo para todos los ciudadanos. En su visión, el buen gobierno era aquel que se preocupaba por el bienestar de la población y trabajaba para garantizar la libertad y la igualdad"

Otros autores señalan que la política es el arte de hacer posible lo que, en un momento determinado, se considera imposible lograrlo. Y, como se dice, en el artículo "El arte de lo posible": "la buena política es aquella que permite defender las causas justas con medios justos y proporcionados"

Nuestro maestro, en Planificación Estratégica Situacional (PES) y en Ciencias y Técnicas de Gobierno, Carlos Matus Romo, insistía en que:

"El arte de gobernar es el arte de construir mundos deseables y posibles"

De modo que no sólo queremos hacer política y sólo hacer lo que sea posible en la inmediatez. Pues, si así fuera, podríamos auto-limitarnos y contentarnos sólo con aquello que podemos lograr en un tiempo determinado. Por no saber cómo hacerlo o no haber logrado encontrar la solución o las soluciones indicadas en el tiempo previsto. Negándonos, de este modo, a hacer un esfuerzo adicional por lograr algo más allá de las posibilidades reales, en un momento determinado. Si así fuera, si no insistiéramos y continuáramos hacia adelante enfrentando la adversidad y los llamados "imposibles", entonces, habría sido imposible lograr grandes inventos, innovaciones, soluciones creativas y respuestas inesperadas que parecían absurdas en una época o un tiempo pasado.

Tampoco queremos, por supuesto, construir "castillos de arena", ilusiones descabelladas, deseos improbables de lograr. Conscientes estamos que "los deseos no preñan", que "el camino al infierno está lleno de buenas intenciones". Lo sabemos: No bastan los buenos deseos y las mejores intenciones. No es suficiente con querer hacer. Debemos hacerlo bien. Es necesario "pisar tierra" y saber que se necesita, sobre todo, "construirle viabilidad" a lo que hoy no la tiene. Hay que saber hacer posible lo imposible apelando a la imaginación, al conocimiento científico, a la experiencia práctica acumulada. Incluso, a Dios.

¿ES VIABLE HACER POSIBLE LO QUE PARECE IMPOSIBLE?

Hay problemas o ROCAS (Retos u Oportunidades Creativas de Aprendizaje Significativo) que parecen imposibles y, algunas veces, son, definitivamente, imposibles. No hay manera de resolverlos. Aun siendo problemas estructurados o de un ámbito en los que suele lograrse una o varias soluciones para un mismo problema. Es el caso de las matemáticas, que son consideradas "ciencias exactas". A pesar de ello, aún se debate, entre académicos y grandes matemáticos, la solución a problemas, hasta ahora insolubles, con los métodos y técnicas existentes. Ejemplo:

La cuadratura del círculo

La trisección del ángulo

La duplicación del cubo

La inscripción de todos los polígonos regulares en un círculo

En tal sentido, en un artículo aparecido recientemente bajo el título:

"Cuatro problemas matemáticos de la antigüedad que demostraron que lo imposible es posible"

Uno de los matemáticos entrevistados (Richeson) señala:

"…probar que algo es imposible es tremendamente difícil... e importante (…) Generalmente, cuando pensamos en algo que es imposible, creemos que es muy difícil, o que puede llevar mucho tiempo, o algo así…Pero cuando un matemático demuestra que algo es imposible, eso significa que desde un punto de vista lógico no puede suceder: no hay forma de trisectar un ángulo general. No hay forma de cuadrar un círculo (…) No se trata solo de 'no somos lo suficientemente inteligentes', o 'no nos hemos esforzado lo suficiente', o 'necesitamos más tiempo'. Es: 'hasta aquí llegamos: es imposible'…

Hay un montón de teoremas de imposibilidad famosos en matemáticas, y todos son muy venerados, pues se demostró un negativo: que algo no puede pasar. Y eso es un logro increíble".

¿PODREMOS CONVERTIR AL TÁCHIRA EN "FARO DE LUZ"?

De modo que si en ciencias tan pretendidamente exactas – porque se enfrentan a problemas estructurados – es posible conseguir algunos problemas que parece imposible resolver con los conocimientos, las herramientas, las técnicas y las tecnologías existentes ¿Qué podemos esperar de situaciones más complejas, sensibles, humanas, inestructuradas o cuasi-estructuradas en las que no conocemos todas las variables, ni siquiera tenemos a mano – muchas veces – la probabilidad de ocurrencia, ni aquello ni de lo otro? ¿Cómo podemos garantizar que exista una solución óptima y única? ¿Cómo lograr que algo (propósito, objetivo, finalidad, meta, proyecto o situación) que parece imposible o, al menos, muy difícil, pueda lograrse y realizarse? Sobre todo: ¿Cómo logramos que tenga continuidad y perdurabilidad en el tiempo?

Definitivamente, si lo que nos proponemos no está estructurado sino que es nebuloso, no responde a condiciones controladas y de total certeza sino que, por el contrario, hay muchas variables y actores fuera de nuestro control o gobernabilidad y hay un importante grado de incertidumbre ¿Qué sentido tiene proponer algo que, a primera vista, parece inviable?

Bueno, he allí el reto y la oportunidad que debemos aprovechar para demostrar y demostrarnos que haciendo uso de los conocimientos, habilidades y destrezas de quienes asumamos la propuesta, la podamos convertir en realidad real. Como ha acontecido con la ESCOLAG y ahora con FUNDESGOT y EGOMUCAR. Al menos: intentémoslo. Tal vez, descubramos como cuadrar el círculo o algo avancemos ¿Quién sabe?

Hace años aprendí un provocativo texto, que no sé si le pertenece a Lezama Lima en su obra Paradiso o al escritor fránces André Gide, premio nobel de Literatura 1947, que dice algo así, si la memoria no me falla, al menos, con el texto:

"Si las cosas son difíciles

para que hacerlas fáciles.

Sólo en la conquista de la dificultad,

está la esencia del verdadero placer"

La frase expresa la idea de que el verdadero placer no se encuentra en la facilidad de lo que queremos hacer, sino en el desafío y la superación de las dificultades. Es una forma de valorar el esfuerzo y la creatividad, y de rechazar la mediocridad y la conformidad ¿Aceptamos el reto?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1023 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: