Así lo veo, Sr. Pedro J. Lares

NOTA: Escribo este artículo con el fin de aclarar las cosas, donde, les contaré algunas cosas de manera muy detallada, algo que no suelo hacer. Son cosas que yo jamás me imaginé compartiría con ustedes porque son cosas personales, espero que lo disfruten.

Leí dos veces el reciente artículo de Pedro J. Lares L., titulado, Opinión de un venezolano sobre un escribiente en Aporrea, donde él habla sobre las cosas que yo he escrito aquí en Aporrea, interpretadas a su manera, pero, sin insultarme y sin inventar mentiras sobre mí, lo cual agradezco.

Contrario a otros escritores, por lo menos él no me acusa de nada, ni miente deliberadamente, sino que expresa su versión de lo que él habría entendido o interpretado de mis escritos, o sea, yo no le veo ninguna malicia, sin embargo, quiero aclarar algunas dudas o confusiones que él pareciera tener sobre mí.

1. Él dice, "Por otra parte, usted mismo ha escrito en el portal, en alguna de sus notas que ha estado trabajando anteriormente con Agencias de seguridad, Colaborando supuestamente en la post guerra de IRAK con las fuerzas Norte Americanas, como corresponsal o algo así, como con otros grupos de inteligencia que tanto daño han hecho en el mundo en el siglo pasado y siguen haciéndolo durante este siglo XXI. Por ello veo con mucha preocupación poder atar su pasado con el presente. En este sentido, ¿Qué hacía usted allí con esta gente?, ¿No se daba cuenta de esta situación tan grave que era trabajar con ellos y más en un territorio tan inestable como el del medio oriente?"

Primero, no fui corresponsal en ninguna parte del planeta excepto aquí en Venezuela, para Vheadline.com, durante nueve años (2002-2011).

Segundo, yo jamás trabajé para ninguna agencia de inteligencia, ni militar, ni nada al estilo, ni tampoco trabajé con las fuerzas militares norteamericanas, ni con ninguna otra fuerza armada o de inteligencia excepto con Milicia aquí en Venezuela en el espionaje interno contra los corruptos dentro del gobierno.

Es más, que yo sepa, o a menos que yo haya perdido la memoria, yo jamás he dicho que he trabajado para alguna agencia de inteligencia, lo que sí he dicho es que, he trabajado y vivido lado a lado con ellos (vean lo que sigue), pero jamás con ellos, ni para ellos, ni tampoco, colaborando con ellos.

Ahora, para que conozcan los detalles que jamás pensé divulgar …

En el comienzo de los años 1990, la compañía aérea canadiense, Nationair, llevó a cabo un "lock-out" contra sus azafatas impidiéndoles de ir a trabajar, y clandestinamente, la dirección de Nationair contrató a una agencia clandestina de reclutamiento para buscar a personas al estilo mío (aventureros no tan jóvenes) para trabajar en los contratos que la compañía tenía en Kuwait, Arabia Saudita, y Malasia en asuntos de transporte de pasajeros y en asuntos del transporte clandestino (cosas relacionadas más que nada a las guerras), y, ya que yo recién había pasado por un divorcio que me dejó en ruina, decidí de aplicar para ese trabajo de azafata, y después de tres meses de intensivo entrenamiento clandestino, siete días la semana, escogieron a 50 de los 500 que habíamos tomado ese curso intensive clandestino, y yo fui uno de ellos.

En seguida, nosotros los 50, nos fuimos, con varios pilotos, ingenieros de vuelo, y mecánicos, a trabajar en los contratos de Nationair en Kuwait, antes, durante, y después de la primera guerra del golfo, y donde las fuerzas armadas de varios lados del conflicto bélico habían bombardeado una parte del aeropuerto principal de Kuwait y más de la mitad de su flota aérea (nosotros los reemplazábamos).

En Kuwait, primero nos pusieron en el mismo hotel con los periodistas que habían sido secuestrados allí con el fin de impedirles de hacer sus reportajes (solo CNN reportaba oficialmente durante esa parte de la guerra), después nos pusieron en el International Hotel frente a la masiva embajada estadounidense, y finalmente en el hotel Crown Plaza que había sido parcialmente destruido durante el comienzo de la guerra poco antes de la operación militar Desert Storm, pero, ese hotel también era la principal base de operaciones militares terrestres del Pentágono y de sus aliados (administración militar y de inteligencia, soldados, mercenarios, etc.) durante la operación Desert Storm, o sea, durante la primera invasión terrestre desde Kuwait hacia Bagdad (Iraq), vía Basra, el desierto del sur de Iraq.

Este era el hotel, pero estaba llenos de miles de huecos de bala y secciones que habían sido incendiadas.

Bueno …

Ya que me parezco mucho a un árabe (soy indígena-judío, como mi madre), y ya que mi fisionomía se parece mucho a la de los Beduinos de esa región (o sea, podría fácilmente pasar por kuwaití), y ya que tengo una facilidad con los idiomas, me pidieron de aprender un poco de árabe con el fin de que yo actúe como intermediario para Nationair, sus pilotos, y sus mecánicos cuando tuvieran problemas con las autoridades de Kuwait (y después con las autoridades de Arabia Saudita) en cuanto a la entrega de repuestos para nuestro aviones, y otros problemas de aduanas y documentación, ya que, en esa época, aunque eran sus propios gobiernos quienes habían contratado a Nationair (a nosotros), muchos de los funcionarios públicos de Kuwait y de Arabia Saudita, nos odiaban, pero a mí me odiaban menos porque yo me parecía más a ellos y hablaba un poco de su idioma, es más, con el acento beduino de esa región.

Finalmente, terminé siendo el asistente de los capitanes, de los ingenieros de vuela, y de los mecánicos, y volaba a menudo en la cabina de los pilotos escuchando las comunicaciones radiales mientras el capitán, el copiloto, y el ingeniero de vuelo se enfocaban sobre el vuelo como tal para evitar bombardeos y para evitar entrar en las zonas donde ocurrían los enfrentamientos bélicos, misiles, y cosas así.

Hacíamos todo lo posible para minimizar la nerviosidad de los pasajeros, y para evitar ser blancos de algún misil y después caernos del cielo todos juntos, así como ocurrió con uno de nuestros vuelos unos meses antes en Arabia Saudita donde murieron 261 personas. Cayeron del cielo debido a asuntos no relacionados a la guerra, pero igual, cayeron del cielo.

También piloté uno de nuestros aviones, uno que llamábamos DJC, este, con el piloto automático apagado, durante unos 5 a 10 minutos durante un vuelo clandestino sin pasajeros. Me estaban formando para ser un piloto de emergencias, en caso de que les pasara algo a ellos en pleno vuelo, y, también, casi fui al Congo a trabajar como mecánico de avión para el transporte clandestino de oro entre esa región y Londres (Inglaterra), pero, finalmente no fui ya que, en ese contrato yo debía portar una ametralladora y ser también el guardaespaldas de los pilotos. No estaba dispuesto a morir todavía.

Cuando terminó la guerra, aunque no completamente, porque una guerra, aun cuando oficialmente dure un cierto tiempo, dura, sobre el terreno, mucho más tiempo, nos fuimos con los tres aviones a Arabia Saudita, donde yo seguí en el miso rol.

Allí nos instalaron, primero en el hotel Sahara Desert Inn en Riyadh, hoy llamado el hotel Riyahd Airport Marriot, el cual se encontraba al lado de una base subterránea clandestina de misiles de largo alcance de EEUU, después fuimos a Jeddah y nos pusieron en el hotel Kandara Palace, donde vivía Idi Amin, y con quien yo hablaba a veces sentados allí en el salón de espera tomando té durante una o dos horas, después nos mudaron al Hotel Albilad en plena ciudad, y finalmente a Rose Village (o Lockheed Compound), lejos de la ciudad, que era un complejo residencial privado al lado del Mar Rojo, donde los contratistas de guerra de la mayor empresa de guerra de EEUU, Lockheed Martin, vivían. Yo viví en una de estas casas. O sea, todos mis vecinos, y casi toda la gente que me rodeaba, eran contratistas de guerra, soldados, agentes de la CIA, de la Mossad, de MI5, mercenarios, francotiradores, etc., pero nunca trabajé con ellos ni para ellos, sino que viví y trabajé lado a lado con ellos, y algunos de ellos fueron mis amistades también.

Es más …

Ya que ese mundo clandestino es muy pequeño, donde eventualmente todos se conocen o han escuchado de uno, conocí a muchos pilotos y mecánicos de los aviones privados que transportaban a príncipes, princesas, diplomático, oro, diamantes, piedras preciosas, arte robado durante las guerras, prostitutas, y gente para ser desaparecido que lanzaban de los aviones en la región volcánica de Arabia Saudita, y cosas así, transportando muchas de esas cosas clandestinamente desde y hacia Europa para las clases pudientes de esos y otros países, a menudo ofreciendo sus servicios a los diplomáticos (de casi todos los países del mundo) quienes a menudo aprovechaban las guerras para enriquecerse con parte del botín de guerra (arte robado, artefactos arqueológicos, oro, etc.).

Una de mis mejores amigas allá, era una azafata irlandesa de unos 32 años de edad que trabajaba para los aviones privados basados en Arabia Saudita (ella vivía en otro complejo residencial privado), y un día, le pregunté, ¿cuánto tiempo te queda para vivir?, porque en esos negocios, como en el mío, la probabilidad de ser asesinado es muy alta debido a que, "vemos todo," y, "sabemos demasiado," como ese periodista que descuartizaron no hace mucho tiempo atrás en Arabia Saudita, y ella me respondió que tal vez la matarían antes de cumplir sus 35 años.

Finalmente, no sé qué pasó con ella.

Pasé seis años haciendo ese tipo de trabajos en varios países, casi siempre basado en Arabia Saudita, pero también basado en India, Egipto, y Europa.

Bueno …

Les he contado todo esto, porque cuando yo escribo que trabajé lado a lado con agentes de la CIA, de la Mossad, y mercenarios, y cosas así, mucha gente pareciera interpretar eso como que yo habría trabajado con ellos, pero, ese no es el caso.

2- Él dice, "Usted ha estado desde hace varios años, al menos una década para acá, hablando mal de nuestro país, ofendiendo a nuestra población, tratando a los venezolanos, como incultos, ignorantes, faltos de colaboración y muchos otros epítetos de lo más ofensivos, así lo entendí en algunos de sus artículos, es mi opinión."

Bueno, parece que algunas cosas que yo he escrito, siguen siendo mal interpretadas, o, no bien leídas. Es que, mucha gente no necesariamente lee lo que está escrito sobre la página, sino que leen lo que ellos quisieran leer, o sea, su propias interpretaciones de lo que estarían leyendo, pero no hay nada malo con eso, es simplemente un hecho.

Entonces, para aclarar la cosa …

A menos de equivocarme, yo únicamente hablo mal de la gente (y sus asociaciones) que engañan y mienten deliberadamente, que roban, y que maltratan a los indefensos, a los inocentes, y a los más necesitados, jamás hablo mal del Pueblo digno de Venezuela, ni de ningún Pueblo digno de sobre este planeta, además:

1. Mi esposa, quien conocí hace casi 50 años atrás aquí en Venezuela en un barrio muy pobre cuando éramos misioneros, es venezolana.

2. Yo adoro a Venezuela, es mi país preferido, a exclusión de las clases media, de las clases dominantes, y de las clases gobernantes y políticas, quienes representarían digamos, no más de un 10% de la población, o sea, yo hablo en contra de una pequeña minoría que no es nada noble, no en contra de la mayoría noble, sin embargo, esta actitud mía de siempre estar en contra de esa gente, no es exclusiva a Venezuela, no señor, yo me comporto de la misma manera en cualquier parte del planeta, lo cual también me hace a mí un tremendo CDM para ellos.

Ahora, ciertamente podría ser que algunos lectores, por pertenecer a esas clases o por andar con esa gente, se sentirían ofendidos por las cosas que escribo, eso sí es posible, pero yo no cambiaré por nadie mi manera de expresarme aquí en Aporrea en contra de la gente mala, aunque sí he estado tratando de usar menos groserías, eso sí.

Ven …

La cosa es que …

Yo siempre he vivido entre los pobres y la gente de la calle aquí en Venezuela. No tengo, ni me interesa, tener ningún amigo de las clases media, de las clases media alta, o de las clases pudientes, o gobernantes, o políticas. Como dije arriba, tal vez por eso a ciertas personas, lo que yo escribo, les caería muy mal, pero bueno, yo no cambiaré por ellos. Tampoco intentaré suavizar mis escritos para hacerles sentir menos mal.

Que se sientan mal.

Yo soy crudo y directo, y seguiré siendo así.

3- Él dice, "¿Cómo fue que se volvió Chavista de la noche a la mañana, supuestamente, por lo que representaba el presidente Chávez, quizás por allá por el año 2000 y ahora, que extraño, odia la continuidad de este Gobierno Revolucionario …"

Yo soy seguidor de Chávez, pero jamás del PSUV, ni nada al estilo, y menos todavía de Maduro y su gente, y, yo fui, "chavista," mucho antes de que Chávez apareciera en el escenario.

Fui, "chavista," desde la época cuando estudiaba para ser cura (de los 13 a los 18 años de edad), cuando me di cuenta de la masiva corrupción interna dentro de la iglesia católica en Canadá, en EEUU, y aquí en Venezuela.

Mientras ellos comían como reyes y andaban con ricachones, banqueros, y corruptos del gobierno, los pobres con quienes ya andaba, porque yo siempre trabajé en las calles, se morían de hambre y de enfermedades totalmente curables, y eso, para mí, fue y sigue siendo totalmente inaceptable.

También, ya que estamos hablando de esto (de los curas), tal vez sería bueno que sepan que, yo crecí muy pobre, y me fui a vivir a las calles a los 15 años de edad, en Canadá, y allí en las calles, fui secuestrado por un cura, hermano del Cardenal, quien intentó violarme, pero, yo me escapé, dándole a ese sádico la paliza que él merecía, y fui a cárcel (pero solo por 10 días). Para que sepan, este acontecimiento tuvo mucho peso en cuanto al desarrollo de mi misión de vida; de caerles a coñazos a quienes maltratan a los demás, sea físicamente, o vía mis escritos, y vía mi música también.

Bueno …

Cuando Chávez apareció en el escenario, lo estudié durante dos años (2000 al 2002), y observé que él era realmente auténtico y él coincidía completamente con mi misión de vida, entonces empecé a escribir a favor de él y a trabajar clandestinamente infiltrando y exponiendo a la violenta oposición a Chávez.

Después, conocí a Chávez personalmente, en el 2005, y seguí mi trabajo de infiltración, pero también empecé a infiltrar las redes corruptas dentro de su propio gobierno. Chávez usaba esa información para despedir a los corruptos dentro de su propio gobierno, sacándolos a patadas.

Y otra cosa …

El gobierno actual, liderado por Maduro, en mi apreciación, no es absolutamente nada chavista, ni nada revolucionario. Para mí, Maduro y su gente son típicos opositores a Chávez, como MCM, Leopoldo López, Julio Borges, y todos los demás, y, siempre lo fueron, así lo veo, además, yo creo que fueron ellos mismos quienes asesinaron a Chávez, o que mandaron a asesinarlo, no sé quiénes serían entre ellos, pero creo que fueron ellos.

Y sobre las sanciones …

Bueno …

¿Por qué cuando Chávez mandaba, no le impusieron a él y a su gobierno el tipo de sanciones que han impuesto a Maduro y a su gobierno?

Bueno, en mi entendimiento, eso (y hay muchas evidencias verificables) es porque Maduro y su gente son, mala paga, o sea, en mi estimación, las sanciones no tienen nada que ver la política, tienen que ver con el dinero, nada más.

Chávez, quien era muy buena paga, siempre se aseguraba de cumplir con sus deberes financieros, Maduro, no, y eso es obvio, o sea, Maduro y su gobierno no han estado pagado sus deudas como debe ser, por eso las sanciones.

NOTA: Nadie conoce el monto de esas deudas, pero pareciera que serían por encima de los 150 mil millones, un montó gigantesco. Para liberar a Maduro y a su gobierno de su responsabilidad financiera, o sea, para salvarles la vida a él y a su gobierno, para que sus acreedores los dejen tranquilos y no sigan confiscando los bienes del Estado y aplicando más sanciones, tendríamos cada uno de nosotros que sacar de nuestros propios bolsillos, $5000, y dárselo a él y a su gobierno (en quienes yo no confío por nada), entonces, por ejemplo, de usted vivir en una familia de 5, usted tendría que entregarle a Maduro, de su propio bolsillo, $25.000.

Es más, visto desde otro punto de vista, si las sanciones fueran un asunto político, bueno, ciertamente le hubieran impuesto muchísimas más sanciones a Chávez y a su gobierno que a Maduro y a su gobierno, porque Chávez era, políticamente hablando, un verdadero peligro para el capitalismo (EEUU, UE, etc.), mientras Maduro, no es absolutamente ningún peligro para el capitalismo, Maduro encarna el capitalismo, entonces, las sanciones no tendrían absolutamente nada que ver con la política, eso es lo que yo creo, o sea, si Maduro pagara todas las deudas, no existiría ninguna sanción.

¿Por qué creen ustedes que confiscaron a CITGO?

Porque Maduro no pagó sus deudas, y punto.

Cuando uno va a un banco para pedir un préstamo para comprarse un carro, pagándolo mensualmente, digamos, sobre un periodo de 5 años, y, digamos que uno decidiera de no seguir pagando su mensualidad, ¿qué hace el banco?

El banco confisca el carro, y uno se queda sin carro.

Así funcionan las cosas, y así lo veo, Sr. Pedro.

oscar@oscarheck.com

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1455 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: