La población de El Esequibo tendría que estar totalmente loca para dejarse anexar a Venezuela

Estuve pensando mucho en una de las preguntas del referéndum del 3 de diciembre del 2023 sobre el Esequibo:

"¿Está usted de acuerdo con la creación del estado Guayana Esequiba y que se desarrolle un plan acelerado para la atención integral de la población actual y futura de ese territorio, que incluya, entre otros, el otorgamiento de la ciudadanía y cédula de identidad venezolana, conforme al Acuerdo de Ginebra y el derecho internacional, incorporando, en consecuencia, dicho estado, en el mapa del territorio venezolano?"

Bueno, lo que me instigó a pensar en esa pregunta, fue cuando releí mi artículo anterior, donde dije:

"NOTA: Ya van 3 de 4 días sin luz durante hasta entre 8 y 12 horas por día, o algo así, aquí donde vivo. Y ahora, a la hora de mandar este artículo, se fue la luz otra vez, pero de manera masiva, no se ve absolutamente nada en el horizonte. Esto es un desastre. Casi no he podido trabajar. El otro día fueron 40 horas consecutivas sin luz. Muchas otras veces, aparte de los apagones de 2, 3, 4 o 6 horas, fueron decenas de altas y bajas, quemando nuestros equipos. Sí señor, así es, y esto está ocurriendo regularmente a nivel nacional, de manera constante desde hace por lo menos 5 o 6 años, y en el interior, está ocurriendo desde el 2013 (incluso la crónica falta de agua y telecomunicaciones). Para que sepan. La ineptitud e irresponsabilidad de este gobierno, es abrumador, es absolutamente incomprensible, e inaceptable."

Pensé:

¿Por qué carrizo quisiéramos anexar a la población de El Esequibo a nuestro país?

¿Para que sufran más?

Después pensé:

Y no solo se estarían uniendo a un país donde la luz falla continuamente y quema nuestros equipos, nuestras neveras, ventiladores, televisores, y computadoras, lo cual es excelente negocio para quienes nos gobiernan y sus familiares y socios importadores y vendedores de equipos, no señor, es que también, aquí en Venezuela, tampoco hay agua vía las tuberías en gran parte del país (aquí donde vivo no hemos recibido ni una sola gota de agua desde el 2017 excepto 3 veces recientemente debido a las venideras elecciones y un vez antes de las elecciones del 2018), tampoco podemos comprarnos comida nutritiva, como la carne y el pescado por ejemplo, o vegetales, o cereales, o granos, o leche, o queso, porque no nos alcanza el dinero, porque nuestros salarios y pensiones son oficialmente, decretado por Maduro, menos de $5 al mes, ni tampoco podemos comprarnos medicamentos o tratamiento médico, no señor, es más, el internet es uno de los perores del mundo (a mí me cuesta $120 al mes por esa porquería), y las líneas de teléfono fallan todo el tiempo, y la gasolina escasa a nivel nacional, y el gas para cocinar escasa, y el transporte escasa a nivel nacional, particularmente fuera de las ciudades (en mi sector ya no existe ni una sola línea de taxi), y nuestras mujeres se prostituyen cada día más solo para poder nutrir a sus hijos y ancianos, y casi 8 millones se han ido del país en búsqueda de la supervivencia, porque aquí en este país es imposible de vivir dignamente a menos de uno prostituirse, revender drogas o medicamentos o gasolina, o de estar involucrados en la masiva corrupción Estatal y gubernamental, y cosas así.

¿Entonces?

¿Quién carrizo, de sana mente, quisiera unirse e nuestro país?

Yo no.

¿Y ustedes?

Es más …

¿No creen ustedes que sería completamente inmoral y cruel de parte nuestra de anexar a la población del Esequibo a nuestro país?

Por ejemplo, de nosotros anexarlos a ellos, sus salarios mínimo serían rebajados de $200 al mes que ganan hoy, a menos de $5 al mes.

¿Ustedes se anexarían a Venezuela, para caer en la miseria?

¿Qué dirían sus parejas, sus hijos?

"Sí querido, sí papá, vamos, buena idea."

¿Ah?

Lo dudo mucho.

Saben, yo viví casi 2 años en las selvas de Barlovento en los años 1970, y ¿saben qué?, yo no ganaba ni un centavo entonces (porque era misionero), pero nunca faltamos de comida nutritiva, jamás, y ¿saben por qué?, porque en la selva hay frutas de todos tipos, hay animales, comíamos chigüire, venado, kinkajú, caimanes, pescado, culebra, o cualquier otro tipo de proteína (no como hoy, no he comprado carne en 4 meses), es más, siempre teníamos agua fresca para tomar, y todo eso era gratuito y no teníamos que pagar ni un solo centavo de sobornos a los funcionarios del gobierno ni a los comerciantes ladrones de siempre.

Les cuento eso, porque, El Esequibo es una selva, y en esa selva viven ellos, los 130.000 y pico de pobladores de esa región.

Para ellos, sería un suicido unirse a Venezuela, y sería criminal de parte nuestra de intentar anexarlos, digo yo.

Sí señor.

La población de El Esequibo tendría que estar totalmente loca para dejarse anexar a Venezuela.

(Así empiezan las guerras.)

¿No creen?

NOTA FINAL: Al terminar este artículo, se fue la luz otra vez. Ayer se fue dos veces durante muchas horas, y durante los 3 días anteriores, fue igual, ya he perdido mi habilidad de contar las horas que pasamos sin luz, el cerebro ya no da, y eso ocurre a nivel nacional, es algo totalmente desconcertante y patético, gracias a Maduro y su banda de _______________.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1389 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor