¿Indicadores de felicidad?

La realidad es mucho más: rica, complicada, dinámica, cambiante, confusa, compleja, delicada, que la multiplicidad de: variables, relaciones, índices, tasas, porcentajes, algoritmos, estadísticas, modelos, fórmulas, ecuaciones, parámetros…con la que los: técnicos, periodistas, reporteros, profesionales, analistas, investigadores, historiadores, economistas, estadísticos, numerólogos, planificadores…queremos: representar, analizar, resumir, auscultar, diagnosticar, predecir, prever, proyectar, pronosticar, estimar, calcular, observar, modelar, suponer, conjeturar, vaticinar, adivinar, simbolizar, significar, sintetizar, examinar, aprehender…la situación, el entorno, los sectores, el ambiente, el escenario, las circunstancias, el medio, el contexto…en fin, los problemas económicos, políticos, sociales, militares, ecológicos… que habitan y cohabitan, en la realidad misma. Como ejemplo, la siguiente lista incompleta y provisional, y por el espacio disponible, imposible de explicar su significado con detalles: Producto Interno Bruto (PIB), Tasa de Inflación, Déficit Fiscal, Balance de Pago, Balance Comercial, Porcentaje de Fuerza Laboral por actividad económica, Tasa Overnight, Índice Dow Jones, Índice Nasdack, Índice Industrial, Porcentaje de Inversión, Porcentaje de Gastos Corrientes, Tasa de Cambio, Salario Real, Variación del Precio de Productos Estratégicos, Precio de la Canasta Básica, Reservas Internacionales, Circulante Monetario, Deuda Externa, Deuda Interna, Impuestos, Aranceles, Tasas Activas y Pasivas, Producción de Bienes y Servicios, Productividad, Participación de los Sectores Económicos en el PIB, Inversión Bruta Interna, Balance Fiscal, Concentración/ Diversificación de Exportaciones, Composición de Importaciones, Volumen y Balance del Comercio Per cápita, Tasa de Crecimiento Económico, Índice de Precios al Consumidor, Crédito Interno Neto…Tasa de Desempleo y de Subempleo, Índice de Repitencia, Tasa de Deserción Escolar, Mortalidad y Morbilidad Infantil, Porcentaje de Niños de la Calle, Cobertura y Calidad de los Servicios de Salud, % de Gastos Sociales, Matricula Escolar por Niveles Educativos, Esperanza de Vida, Cobertura de la Seguridad Social, Superficie de Tierras Expropiadas o Transferidas, Déficit de Viviendas, Distribución del Ingreso, Tasas de Enfermedades Contagiosas, Número de Médicos/ Habitantes, Acceso de la Población al Agua Potable y Alcantarillado, Tasa de Analfabetismo, Tasa de Crecimiento Poblacional, % de Escolarización por Grupos de Edad, Índices de Pobreza, Composición de la Fuerza de Trabajo y Participación Femenina, Cobertura del Servicio Eléctrico… Porcentaje de Abstención Electoral, Correlación de Fuerzas, Vector de Peso, Vector Patrimonial, Vector de Personalidad, Coeficiente de Fricción o Viscosidad Burocrática, Porcentaje de Trabajadores Sindicalizados, Grado de Participación Política, Libertad de Expresión, Nivel de Confianza, Índice de Transparencia
o Corrupción… Grado de Contaminación (sónica, hídrica, etc.), impacto ambiental, Capacidad de Uso de la Tierra, Grado de Intoxicaciones por Plaguicidas, Extensión de Áreas Silvestres Protegidas, Área bajo Bosques según Zona de Vida, Diversidad Biológica, Porcentaje de Desertificación, Tasa Promedio de Deforestación y Reforestación, Porcentaje de Pagos por Servicios o Impactos Ambientales, Composición de los Desechos Sólidos, Indicadores de Sustentabildad Rural, Cambios Climáticos, etc, etc, etc.

Frente a estos indicadores e índices, que no siempre expresan la "realidad real", hemos propuesto la necesidad de construir un indicador más amplio que de cuenta del nivel de bienestar y satisfacción de la población y permita saber, como nos lo recordara el Libertador en el Congreso de Angostura, si estamos en presencia de un buen Sistema de Gobierno. Para ello se hace imprescindible la construcción de tres indicadores, o bien, uno solo que los englobe y relacione a los tres, a saber: el Índice de Estabilidad Política, el Índice de Estabilidad Social y el Índice de Felicidad del Pueblo. Estos deben ser, en un verdadero Gobierno Bolivariano, los parámetros que nos permitan saber si vamos en la dirección del cambio y la transformación deseada. Así, además, podemos simplificar todo y evitar que los: técnicos, periodistas, reporteros, profesionales, analistas, investigadores, historiadores, economistas, estadísticos, numerólogos, planificadores…y ahora los golpistas, los conspiradores, los viudos de la cuarta, los sifrinos, los yuppies, los escuálidos, los afligidos, los oponentes y hasta los organismos internacionales, nos sigan metiendo el cuento que todo va mal y continuará mal, cuando todo, según ellos, iba bien ¡Como no!

articulohugomoyer@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6448 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugo Moyer Agostini

Hugo Moyer Agostini

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a32635.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO