Buenas tardes y buena suerte Venezuela

Reinventarse

Jueves, 17 de agosto de 2023.- Es una recomendación que los especialistas, dedicados a la salud mental, suelen dar a sus pacientes o clientes, como algunos los suelen llamar, en el caso de situaciones de cambio de vida, como por ejemplo, cuando una persona se jubila o pierde su trabajo, o cuando tiene un cambio de vida debido a una pérdida personal, como cuando alguien muy querido fallece repentinamente y a eso, podemos añadirle, cuando ocurren cambios bruscos en su situación financiera, pérdidas o cierre de negocios o en su vida de pareja, así como otros eventos que nos puedan afectar.

Reinventarse.

Reconstruir la propia vida, partiendo de lo que somos, de las ilusiones que nos muevan y de las fuerzas que poseemos, de nuestra propia experiencia y, eso sí, empeñarnos, si es posible, con mucho ahínco, en darle una nueva brisa refrescante a nuestra vida.

Hacer eso que siempre quisimos hacer y que por razones que la vida, a quien le encanta jugar con nosotros, nos ha forzado y en muchas ocasiones, casi, obligado a dejar para después, para más adelante, generalmente por razones de prioridad o de responsabilidades que requirieron de nuestra atención y de casi todo nuestro esfuerzo.

Y por ello, hemos pospuesto, hemos dejado para el futuro, lo que teníamos pendiente, lo que nos hubiese gustado hacer en nuestras vidas.

Y repentinamente nos damos cuenta que el futuro ya arribó, que es el hoy, que ya está aquí, que ya llegó.

Y que es hora de reinventarse.

Cuando todo parece confabularse en nuestra contra y pensamos que no hay salida, debemos hacer un alto, afianzar nuestra fe, darle libertad a la imaginación y a los sueños y conjugar ese verbo con mucha fuerza y trabajar duro, luchar por reinventarse.

Hay que intentar tener claro que no tenemos que esperar a llegar a nuestro retiro o que el azar de la vida nos bombardee con eventos severos y nos obligue a reaccionar, no, esto pasa, pero no necesariamente es el único camino, no es la única vía para reinventarse.

Existen cantidad enormes de ejemplos de gente que en un momento dado de su vida, percibieron la necesidad de cambiar y se atrevieron y así lo hicieron, probablemente usted conozca a algunos de ellos.

Multitud de gente que se preparó para algo, realizan actividades de distinto orden que aparentemente no tienen nada que ver para lo que se formaron, con lo que estudió: médicos metidos en los negocios, arquitectos haciendo de chefs, ingenieros civiles sembrando en el campo, mecánicos convertidos en excelentes vendedores, contadores públicos fungiendo de intelectuales, que ahora leen y escriben mucho, algunos que nunca realizaron trabajos manuales convertidos en artesanos, carpinteros o pintores de brocha gorda o de piezas artísticas y así por el estilo.

Se reinventaron.

Y no solamente a nivel personal ocurre esto, también las organizaciones se reinventan, las fábricas, las empresas, las corporaciones, los ejércitos, los negocios en general, los partidos políticos, utilizan el concepto que los ingenieros llaman reingeniería, se reinventan, sobre todo para salir adelante y superar los obstáculos que se presenten en la ejecución de sus tareas.

Se reinventan.

Y que me dicen de los países y de las distintas etapas por las que han pasado y que por fuerza de la necesidad de supervivencia de sus habitantes se han visto en la imperiosa necesidad de reinventarse.

Revisemos la historia y aprendamos de ella, aún estamos a tiempo y pongamos manos a la obra, tenemos la prioridad urgente y la posibilidad de cambiarnos, de mejorar, de avanzar en nuestro propio desarrollo.

Es posible hacerlo y debemos funcionar en modo de reinventarse.

Buenas tardes y buena suerte Venezuela.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1159 veces.



Luis Enrique Sánchez P.


Visite el perfil de Luis Enrique Sánchez P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: