Lo que se necesita es que el chavismo retome su papel de vanguardia

Dejemos de malgastar tiempo en alucinaciones y concentremos todas nuestras energías en retomar el sentido real de las cosas. En Venezuela la única fuerza social y política que todavía se mantiene intacta a pesar de su perplejidad resultante de estar corriendo con la derrota momentánea producida por la traición a la revolución bolivariana llevada a cabo por la hamponcracia madurista, es el chavismo. Esta poderosa fuerza política hoy, ciertamente, ensimismada, e incluso pudiéramos decir, que apenada, sigue contando con suficientes condiciones que la sitúan ventajosamente en el escenario político.

Entonces, si dos más dos son cuatro, por qué, pues, estar buscándole tres patas al gato y malgastando esfuerzos en construir quimeras si a la vista tenemos que la única tarea estratégica de todos los que sinceramente quieren acabar con la actual pesadilla generada por la hamponcracia madurista y construir un mundo mejor, no puede ser otra sino reanimar a ese cíclope dormido que se conoce como el chavismo. Por qué continuar empeñados en forjar esquemas organizativos occidentalocéntricos que no pueden encajar en nuestra realidad ni ser digeridas cognitivamente por nuestro pueblo y sólo han funcionado para reproducir las relaciones de dominación? Por qué mejor no abandonamos definitivamente esos desechos eurocéntricos y nos dedicamos a levantar nuevamente esa creación nuestra que se llama chavismo?.

El chavismo, no es ninguna fuerza abstracta, es una realidad política concreta, que se mantiene palpitando en el corazón y en todos los sentidos del pueblo, es una profunda experiencia grabada en el imaginario colectivo producida por todos esos años de cuando en Venezuela si se estaba haciendo una revolución en favor del pueblo.

El chavismo es un fenómeno que emerge de nuestras entra sigue sosteniendo la validación de su integridad epistemológica, es decir, de las razones históricas, los valores morales y éticos, y los conocimientos nacional y socialmente pertinentes sobre los cuales se pudo constituir como la primera fuerza política del país basada en su visión contrahegemónica anticapitalista dirigida a edificar una sociedad donde quepamos todas y todos. El chavismo es una fuerza de fuerzas en resistencia, que integra en un solo bloque histórico la totalidad de las experiencias de liberación que se han intentado hasta ahora en Venezuela.

El chavismo es la única fuerza política que cuenta con un proyecto alternativo de país, contenido en el Plan de la Patria 2013-2919, el mismo que fue arrojado al pipote de la basura por la hamponcracia madurista para sellar su alianza con la oposición de derecha y fedecámaras.

El chavismo es potencialmente una fuerza política social de futuro que todavía no ha salido a pelear apoyándose está en su propia conciencia de clase para sí, cuando ello ocurra y se tiene la esperanza de que sea muy pronto, entonces, la historia de la liberación popular recobrará su cauce.

En el momento que el chavismo decida retomar nuevamente su rol de vanguardia, el madurismo quedará como el rey desnudo, simplemente solo y todo el mundo podrá mirar lo que es en realidad, una hampón cracia al servicio del Gran capital, que de todos los intentos de las corrientes de derechas por destruir a la Revolución bolivariana ésta, la hampón cracia madurista, fue la que mejores éxitos obtuvo; evidentemente fue la más astuta, demostró mayor habilidad de camuflarse dentro del chavismo, de cogerse el discurso del socialismo para convertirlo en un cadáver dentro de su propia boca.

En conclusión, proponemos trabajar la convocatoria de un gran congreso nacional del chavismo, con un solo punto en la agenda: Cómo organizarnos para retomar las riendas de la Revolución Bolivariana y el timón de la construcción de la nueva sociedad y el nuevo estado revolucionario. Lo demás, y pedimos nos disculpen, es mear fuera del perol.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1019 veces.



Arnaldo Aguilar Dorta


Visite el perfil de Arnaldo Aguilar Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: