Huelga general para defender la vida y la dignidad

Han pasado ya diez años que la vida del pueblo venezolano fue sometida a destruirse en manos de unos irresposables. Se muere la gente por falta de medicamentos cuando no por hambre y desnutrición. La infancia y la juventud tienen prácticamente perdido su futuro por habérsele conculcado su derecho a una educación con calidad y muchos jóvenes andan del "timbo al tambo" por el mundo cuando deberían estar en su país, Venezuela, formándose para contribuir en la construcción de un país donde quepamos todos con dignidad. Nuestros abuelos son desatendidos y simplemente esperan la muerte resignándose a morir tristes y abandonados. El aparato industrial agrícola y urbano fue desmantelado. ¡La vida en general fue desmantelada por esta clase gobernante lumpen!.

El gobierno madurista ya dijo lo que tenía que decir sobre el aumento salarial a través de dos de sus más grises voceros, la ministra de educación y el farias. La posición definitiva del lumpen madurismo es que no hay dinero para aumentar salario a nadie, ni a civiles ni a miltares. Y su mejor recomendación es que cada quien salga a rebuscarse, como pueda, con los fulanos "emprendimientos". Mientras esas son las salidas salomónicas que el madurismo plantea al empobrecido pueblo venezolano, por otro lado si hay dinero para enriquecer delincuencialmente a familiares, el entorno más allegado del Psuv y a banqueros amigos. Esa desfachatez, propia de una clase política lumpen, está provocando en el pueblo venezolano una pregunta con su debida respuesta, e impulsando una decisión: ¿Quiénes robaron el dinero de la República?, y la convicción de que la única opción que queda frente a esta clase gobernante delictiva es la convocatoria a partir del primero de mayo, de la huelga general.

No hay desde el punto de vista técnico, ni siquiera en la economía política liberal, una sola razón válida para que el gobierno lumpen madurista, ahora extrañamente casado con la misma fedecamaras de los capitalistas explotadores golpistas, los mismos que en los años 90 durante el segundo gobierno de Caldera y petkof, crearon la tripartita, hoy puesta de nuevo en funcionamiento como una guillotina para cercenar el derecho a los trabajadores del pago de sus prestaciones sociales. Repetimos, este gobierno lumpen no tiene la manera de justificar su empecinamiento en no querer decretar la indexacion salarial a las clases trabajadoras con base al art.91 de la CRBV, y es por eso que deja a "santa ella" y al farias, dos "veidiles" de la cúpula lumpenmadurista, para que balbuceen la sarta de tonterías que han dicho.

Lo que hay detrás de toda esta intransigencia, no es otra cosa que el pacto que el gobierno de maduro asumió con el capital financiero internacional (el mismo que esta acabando con la economía real en el mundo y generando desigualdades en todas partes) para aplicar un paquetazo neoliberal, que entre otras medidas facilita a los grandes capitalistas una mano de obra venezolana extremadamente barata, casi esclava (5$ mensual), la más barata y esclava del planeta, con sueldos congelados. De este tamaño es la traición a los genuinos intereses de la clases trabajadoras cometida por el lumpen madurismo. Y para ello, se vió obligado a echar al pipote de la basura, el único documento programático de importancia que ha habido en la Venezuela contemporánea, donde está contenido el mapa de la transición para construir la nueva nación democrática popular; la Venezuela Potencia Media, estamos refiriéndonos al Plan de la Patria 2013-2019. Queremos dejar constancia, que si hubiera otro programa que supere a este en dignificación del pueblo venezolano y desarrollo del país, pedimos sinceras disculpas, pero no lo conocemos.

El país ha quedado en plena oscuridad, hicieron un festín con los dineros públicos. El madurismo, infectado de prácticas hamponiles, se ha convertido en una de las versiones más decadentes del fallido estado capitalista dependiente y subdesarrollado y abiertamente choro que se le impuso al pueblo venezolano. El lumpenmadurismo se ha encargado de apagar todas las luces de la República sumergiéndola en el empobrecimiento.

No obstante todo este desastre y orgías provocado por esta lumpencracia, tiene que ser repudiado por las reservas morales resguardadas en el alma de las Fuerzas Populares y en el seno de las mismas Fuerzas Armadas Bolivarianas que se pondrán de manifiesto para recuperar la intención que tuvimos recientemente, como sociedad, de transitar hacia la edificación de otros estadios superiores de buen vivir.

Por eso seguimos sosteniendo, que el primero de mayo, sería el día ideal, por su carga simbólica como día internacional de las clases trabajadoras, para darle inicio a la convocatoria de una huelga general de todo el pueblo venezolano para exigirle al gobierno lumpenmadurista a) la indexación salarial a todas las clases trabajadoras, pensionados y activos incluyendo a los soldados y oficiales de las FANB así como funcionarios policiales y la firma de las contrataciones colectivas. b) aumentar la asignación del 7% del PIB en la educación c) recuperar el sistema público de salud y aplicar una política de pleno empleo, d) que haga pública la lista de todos los que robaron los dineros públicos, que el estado se los confisquen y vayan presos por ladrones. El pueblo debe ponerse al frente de esta operación.

Y repetimos aquí algo, por su importancia estratégica, que hemos venido sosteniendo en otros artículos, las clases trabajadoras deben ir a esa huelga general a conseguir sus propias y verdaderas reinvidicaciones y no a ser tontos útiles de las viejas y traicioneras cúpulas sindicaleras apéndices de los viejos partidos del capitalismo anti trabajadores. Lo que deja claro, que la dirección del movimiento y la convocatoria de una huelga general debe estar bajo la organización y conducción de un colectivo de dirección nacional con conciencia de clase para sí.

Las clases trabajadoras son las llamadas a recuperar la República de las manos hamponiles en la que se encuentra secuestrada. Se está dando una situación revolucionaria y en ese sentido cabe convocar iniciar el 1° de mayo una huelga nacional.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1522 veces.



Arnaldo Aguilar Dorta


Visite el perfil de Arnaldo Aguilar Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: