12 de febrero: Día de Juventud y de Victoria

Hoy es domingo 12 de febrero, el Día de la Día de la Juventud Venezolana y de Batalla de la Victoria, cuando José Félix Rivas, al mando de un ejército, integrado por jóvenes enfrentó a las fuerzas realistas y se alzó con la Victoria, precisamente allá en la Victoria, estado Aragua. En esa batalla quedó demostrado la fuerza y determinación de nuestro ejército y de nuestra juventud a la hora de defender la patria. En cada batalla hay que considerar siempre las palabras del mismo José Félix Ribas que, "entre vencer y morir, necesario es vencer", y así demostrar que la patria no se vende, la patria se defiende.

Ahora bien, como hoy el día de tam importante fecha, es propicia la oportunidad para decir que todas las consideraciones prácticas de la revolución deben ir acompañadas de la fuerza ideológica de la conciencia; por eso es que como pueblo y como patria visionaria, herederos del pensamiento de Bolívar, Chávez y José Félix Ribas, debemos caminar por las sendas de las posibilidades constantes, buscando siempre las oportunidades para la reafirmación del proyecto Revolucionario, donde reorganización de las fuerzas y el despliegue de la visión ideológica deben ser permanentes para afrontar todos los desafíos y todas las situaciones con la firmeza del carácter revolucionario.

Hay que tender la mirada atrás para comprender la esencia de la batalla de la Victoria, para buscar los rastros de esa determinación de José Félix Ribas y de ese grupo de jóvenes patriotas venezolanos y venezolanas, quienes lucharon con el arrojo y las fuerzas del relámpago para derrotar a los enemigos y alumbrar con la victoria los destinos de la patria.

Porque si algo quedó demostrado en esa batalla del 12 de febrero de 1814, es que la revolución y la lucha por la libertad no era aventura quijotesca, sino que era parte del proyecto visionario de construir una patria libre y soberana. Y no solamente eso, sino que también quedó demostrado que la juventud venezolana es un ejemplo de los tiempos, porque vencieron hasta las tempestades más fuertes sopladas desde los infiernos realistas. Esa juventud del 12 de febrero de 1814, doscientos nueve años después sigue proyectándose como el sol que ilumina los horizontes y los destinos de la patria. Y es que con cada amanecer, con el rocío del alba llega la brisa fresca del recuerdo, de la lucha, del compromiso para continuar batallando y combatiendo todos los días y así consolidar el proyecto revolucionario por el cual lucharon ese grupo de jóvenes patriotas, por el cual lucharon nuestros libertadores y por el cual tanto luchó Chávez.

Aquí hay un pueblo chavista, despierto, más vivo que nunca, levantado en conciencia y acción revolucionaria para defender la dignidad de la patria. El pueblo venezolano está consciente de todas las dificultades presentes, de todos los ataques y de toda la confabulación que se maneja contra nuestra nación; así que no podemos como revolucionarios no podemos darnos el lujo de claudicar. Hay que seguir luchando, hay que seguir batallando, porque hemos visto que hay traidores que colaboran con los enemigos para hacerle daño a nuestro pueblo, entonces hay que rechazarlos y execrarlos de la política venezolana y que nunca más vuelvan a gobernar este país. No es que sólo sean opositores, es que además, son traidores y vende patria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1648 veces.



Eduardo Marapacuto


Visite el perfil de Eduardo Marapacuto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: