La OIT, el salario y las expectativas frustradas

Recientemente terminó el tercer Foro de Diálogo Social celebrado en Margarita. En ese evento participaron los representantes del gobierno nacional, las centrales de los trabajadores, con exclusión de la CUTV vetada por el gobierno, FEDECÁMARA, FEDEINDUSTRIA y los técnicos de Organización Internacional del Trabajo-OIT, organismo dependiente de la ONU.

En la agenda de esa reunión aparecen tres puntos: el Convenio 26, el Convenio 87 y el Convenio 144. El primero, relacionado con la fijación del salario mínimo, el segundo, vinculado con la libertad de los sindicalistas presos y los procesos de elección sindical, y el tercero, con el papel de la OIT y la tripartita.

Se puede destacar, que el objetivo fundamental era lograr un acuerdo tripartito sobre el salario mínimo tan esperado por todos los trabajadores venezolanos. Las reuniones anteriores la OIT las realizaba de manera bilateral con el gobierno y la sociedad civil.

No es la primera vez que en los trabajadores se generan falsas expectativas. Ya en el acostumbrado saludo de fin de año y en el Informe de Gestión que a principios de año que el presidente entrega a la Asamblea nacional, los trabajadores estuvieron pendiente de la declaratoria sobre un nuevo salario mínimo, el cual despeja el camino para el aumento de los salarios mediante los contratos colectivos y los ajustes correspondiente. Por consiguiente, al no llegarse al acuerdo deseado seguirán congeladas las cláusulas salariales de los distintos Convenios Laborales que benefician a los trabajadores venezolanos.

En esos dos momentos las expectativas de los asalariados se desvanecieron. Con la reunión de la tripartita encabezada por la OIT la esperanza por millones de trabajadores aumentó otra vez su nivel al máximo posible. No obstante, con la información ya definitiva de que concluyó la reunión y no se logró ningún acuerdo sobre el salario mínimo la frustración en los trabajadores se hizo nuevamente evidente.

Mientras tanto, la indetenible devaluación del bolívar con respecto al dólar y el incremento sin freno de esa divisa conduce al salario mínimo, decretado en marzo del 2022, a la nada. De hecho, hoy 03 de febrero de 2023 el salario mínimo se ubica en 5.73 dólares o lo que es lo mismo se ha depreciado en 75 %.

En consecuencia, por lo que se observó y detectó en la reunión de Margarita o de la tripartita, el aumento del salario mínimo seguirá frenado. Al cierre del juego le corresponde al gobierno anotar carrera o continuar el empate. Tal vez en las proximidades del próximo primero de mayo volverá a crecer la expectativa en los trabajadores venezolanos. Todo indica que el gobierno seguirá jugando a favor de su modelo económico monetarista que ha fracasado y a su política neoliberal de conciliación de clases.

Evidentemente no se puede ocultar que el salario mínimo de marzo del 2022 se ha pulverizado en 75 % en el momento actual; que la canasta básica cerró el mes de diciembre de 2022, según CENDAS-FVM, con valor de 485 dólares, lo que implica que para adquirirla se requieren 85 salarios mínimos, y como efecto de ello el empobrecimiento de los trabajadores cada día se hace más crítico.

De allí, que es necesario de manera urgente que el gobierno no se deje llevar por la tecnocracia de sus asesores y muestre voluntad política para paliar la situación de depauperación de la calidad de vida de millones de trabajadores, que producto de las depresiones emocionales están somatizando los efectos de la miseria en perjuicio de su salud física y mental.

En pocas palabras, el gobierno maniobra para no decretar un nuevo salario mínimo, bien sea corriendo la arruga o con la retórica del bloqueo y las sanciones, que no dejan de ser ciertas, pero que tampoco son un obstáculo per se para no hacerlo y los trabajadores seguirán manifestando en la calle para lograr su objetivo de conquistar un salario justo, tal como lo dicta el artículo 91 de la CRBV.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1064 veces.



Carlos Mezones


Visite el perfil de Carlos Mezones para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carlos Mezones

Carlos Mezones

Más artículos de este autor