Nos espicharon la constitución

Si uno decide no tan arbitrariamente, pensar en las palabras más bonitas que están en la Constitución, sería fácil concluir, que pueden ser cientos de palabras muy bonitas. La complicación aparece, cuando se intenta ordenarlas en función de su hermosura o siguiendo la ruta tradicional. Son tantas, que es complicado reunirlas todas. Sin embargo, puede hacerse un gran esfuerzo para seleccionar las más hermosas.

Una rápida selección, puede permitirnos reunir una media docena de palabras o frases constitucionales, que una vez sonaron bonitas y ya deben estar reposando en el cementerio de las palabras por falta de uso práctico. Murieron prematuramente.

Pienso ahora, que entre muchas, estás que seguidamente señaló, pueden estar en una apretada síntesis: democracia protagónica, soberanía, todos tiene derecho, igualdad y la palabrita dignidad, que hace ya unos 15 años, se nos hizo de uso obligado, pero después de una larga y penosa agonía, descansa en paz. En ese tiempo, a todo le queríamos colocar la condición de digno.

Vamos al detalle.

Tonto antiimperialismo y tanta cantaleta contra la invasión y le dimos entrada libre a las inversiones extranjeras. Entra y salen como perro por su casa. ¿La invasión militar no es el pelotón de choque de las inversiones extranjeras que bien con derecho de utilizar todo?

II

En el artículo (51) se lee algo que dice más o menos así: todos tienen derecho a dirigir peticiones ante cualquier autoridad sobre asuntos que sean de su competencia y obtener oportuna y adecuada respuesta. En este derecho, que reposa tranquilamente, se Lee y ve esta frase tan bonita: "toda persona". Hoy ya tiene hoy otro sentido. Todos tenemos el derechos de quedarnos esperando, porque somos como el general. Nadie o casi nadie nos va a escribir o no va responder.

Otro ejemplo, por si con este de "toda persona" (art. 51) no se convencen. Este otro está contenido en el artículo 62, que nos dice: "todos los ciudadanos y ciudadana tienen derecho a intervenir en asuntos públicos directamente o por intermedio de sus representantes". ¿Hay un asunto más público que el salario, la pobreza, la educación y la salud? En esto, no intervienen nuestros representantes y no todo ciudadano tiene ese derecho a intervenir.

Hay otros "todos", que están muertos desde la III, IV y en la V, no hay razones para que tengan vida: todos somos iguales. Lastimosamente, no ha sido así y hoy no lo es. Ayer, el recurso de la palanca le daba un trancazo a esta igualdad. Hoy, existen otros recursos para hacer posible una mayor desigualdad. Aunque parezca mentira, un poderoso capitalista, buen militante del imperialismo, tiene más derecho que Petra. El potentado o pelucón, tiene el derecho a no pagar impuestos porque lo que su empresa haga en el país. Petra está obligada.

No somos iguales. Dicen que Guaido, robó miles de millones de dólares y yo creo que es verdad. Por lo que observo, Guaido ni siquiera tiene la condición de ser un sospechoso.

La cumbre de la hermosura, es la palabrita dignidad. Veamos con calma la idea y belleza de esta palabrita en el artículo 91. Todos, de acuerdo con este artículo, tenemos derecho a "un salario suficiente que le permita vivir con dignidad". Hermosamente digno este artículo y este derecho, que muere penosamente y en los brazos de un "socialismo", que tiene "humanidad" capitalista.

Dónde si no pela esta Constitución y las otras que hemos tenido, es en eso de los deberes. Mientras las empresas transnacionales capitalistas e imperialistas tienen el derecho de no pagar impuestos y ventilar su problemas judiciales en tribunales de otro países; todos, en atención al artículo 133, tenemos el deber "de contribuir con los gastos públicos". Las transnacionales que vengan a invertir para crecer económicamente, tienen el derecho de no pagar impuestos.

Como se ve, no es posible encontrar en este mundo, una ironía tan perfecta.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1797 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: