Descolonización del pensamiento Chavista

El filosofo Argentino Enrique Dussel, señala que los cambios sociales no maduran de una década para otra, sino que es un proceso lento con marchas y retroceso, es un batalla constante entre la anticuada forma de comprender y entender el mundo en que nacimos contra el nuevo que esta emergiendo con nuevos conceptos y paradigmas, es lo que Gramsci llamó del parto histórico, donde no termina de morir lo viejo y no termina de nacer lo nuevo.

Y tanto Dussel, como nuestro Comandante Chávez nos advertían que estos profundos cambios sociales, comienzan en una generación, pero no es está quien disfrutan sus beneficios, sino las futuras generaciones.

Y hacemos está reflexión, porque como militancia vanguardista debemos comprender que nuestro proceso revolucionario es un compendio de marchas y retrocesos, es un algo sin forma aun, porque parir la revolución a través de las batallas de las ideas es una vaina muy compleja, no imposible, pero si difícil, no existe literatura que nos dé un paso a paso, inventamos o erramos, siendo esto un acto heroico, ya que estamos luchando contra cuatrocientos años de coloniaje, alienación cultural, moral, espiritual e intelectual, contra una veitena de años, que es lo que apenas tiene la revolución.

Es como la metáfora del elefante que de pequeño lo amarraban a un poste y ya siendo adulto el elefante se quedaba junto al poste pensando que estaba amarrado y no se podía mover del sitio.

En este sentido Marx nos dice: Las ideas dominantes en una época son producidas por la clase dominante, es decir, la burguesía. Por lo tanto, estas ideas expresan la opinión de estas clases, es decir, la justifican y se esfuerzan en perpetuarse.

Por lo tanto, descolonizar el pensamiento, parte primero por sabernos colonizados y engenados, porque nacimos bajo este modelo social, alienados, satélites del capitalismo y su superestructura , por más que digamos que somos patria o muerte, "Chavistas Puros", somos productos defectuosos del sistema capitalista, como un virus que va en contra del sistema establecido.

El militante revolucionario del socialismo de Siglo XXI, debe todo los días entablar una férrea lucha en contra de sus demonios y contradicciones internas, cúmulo de carencias, sueños y desengaños, un ejemplo de ello es pensar que son los amos de ayer convertidos hoy en burguesía criolla o foránea nos van a salvar de algo.

Es la revolución el único espacio posible para generar los debates y cambios que nuestra sociedad necesita, el que piense que no es así, que vea las realidades de otros países hermanos, dónde la derecha ha llegado después de haber habido gobiernos progresistas. Es por eso que las respuestas a las contradicciones deben generarse con altura dialéctica y política.

Es nuestra responsabilidad, terminar de crear las estructuras que nos permitan seguir transformando el estado, crear, como decía el Che Guevara, a la mujer y a hombre nuevo, capaces mantener en el tiempo la Patria Socialista que les vamos a heredar, no es tiempo de recular, es tiempo de seguir avanzando.

Chavez vive en el pueblo Organizado.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1838 veces.



Alexander Quiroz


Visite el perfil de Alexander Quiroz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: