Indexaron a la sardina y la mortadela

Se cuenta Chelita y no se cree. Toda una vida quejándonos de un capitalismo que no tenía ningún sentimiento para comernos el alma y mira lo que estamos viendo. Cuando creímos mi comay, que venía un respiro y nos tocaba las maduras porque nos había llegado la oportunidad, la realidad, después que Chávez se fue, se nos ha volteado.

Yo no sé mi comay, quien le colocó ese bonito nombre a esa institución que llaman, "La Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos". ¿Los derechos de quién? ¿Los de los comerciantes y productores? Si vemos la vaina en detalle; el dialogo fue con un sector y salió un acuerdo, donde lo evidente es el aumento de precios y lo otro evidente es que el pueblo salió aporreado. El pueblo no tiene derecho a vivir en paz. Dice la nota de prensa que leí, que este organismo (Sundde) "se han concentrado, durante el último trimestre de 2022, en verificar el cumplimiento de la tasa de cambio oficial bolívar- dólar, divulgada cada día por el Banco Central de Venezuela (BCV), que este jueves 1 de diciembre está en 11,07 bolívares por dólar" https://www.aporrea.org/economia/n378784.html

Uno capta en la lectura, que esta verificación es un gran logro y controla el cambio. Aquella consigna que una vez usamos para la indexación del salario, que no fue posible, ahora resulta, que este "socialismo" que brinco hace rato la talanquera, la tira al barranco y se olvida de ella, pero apura una indexación de la papa. El salario es hoy y en "socialismo"; el responsable de la inflación. Así se deja ver. La sardina mi comay, alzó el vuelo.

Y mire mi chelita, que nos sacaba la piedra, cuando un destacado dirigente de la IV planteaba la disminución del gasto público, como remedio para torear la crisis. Los del socialismo que se conquistaba pelando, brincaban como saltaperico. Al slogan o recomendación de ayer sobre la disminución del gasto público, se le suma otra, que suena increíble: reducir los salarios. Los que "peleaban" ayer por el socialismo, se cansaron temprano. La dulce vida le cambio su patrón de valores.

Oye Chucha, este "socialismo", se nos está convirtiendo en una especie de lobo, pero sin el disfraz de Caperucita. Los colmillos se le ven afiladitos. Indexar el precio de la mortadela, la sardina, huevos, paticas de cochino y otros alimentos cargados de colesterol, que era lo que la gente pobre estaba comiendo (cuando podía), es colocar ese lobo sin disfraz en la calle.

En la nota de prensa se dice que unos precios aumentaron en dólares y otros también: "Los otros precios ajustados por el Sundde son: harina de maíz precocidades (1,20 dólares), harina de trigo (1,30 dólares), pasta alimenticia (1,50 dólares), arroz blanco de mesa (1,20 dólares), azúcar refinada (1,25 dólares), sal de mesa (0,5 dólares), aceite comestible de soya (3,50 dólares), margarina (2,15 dólares), mayonesa (3,50 dólares), ketchup (1,65 dólares), atún enlatado en aceite (0,62 dólares), caraotas (1,30 dólares), lentejas (1,40 dólares), frijol (0,80 dólares) y arvejas (1 dólar)" https://www.aporrea.org/economia/n378784.html

La Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos, debería ahora llamarse la superintendencia de indexación de la papa. Comer una ruedita de mortadela, que no es bueno comerla, ya va siendo un lujo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1574 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: