¿Qué se han hecho los que incitaron la dolarización?

"A la guerra me lleva

mi necesidad;

si tuviera dineros,

no fuera, en verdad"

Una de las tantas

en el Quijote

De Cervantes

Apenas comenzó la dolarización desenfrenada en el país, impulsada por un grupo de opositores tan pitiyanquis, que en cualquier guarimba desplegaban la bandera de los Estados Unidos y respondían tan envalentonados, como sí están en territorio gringo, ya que, estaban plenamente convencidos, que golpeando a los eternos desposeídos se iban a levantar contra el presidente Nicolás Maduro, hasta hacerlo claudicar, pero se encontraron a un pueblo firme resistiendo las provocaciones y al guía, como una roca difícil de pulverizar, sin desmayar en ningún momento. Todavía tengo en la memoria las palabras de un amigo, quien dejó al descubierto el cinismo de todo opositor enfermizo ¡Aquí los que van a llevar vaina son los de abajo, cuando en el país estén los dólares caminando! Sin pensar que los de abajo están acostumbrados a llevar roncha, lo que no sucede con los provocadores de oficio, quienes se montaron en la firme tarea de la dolarización, como si fueran unos banqueros.

El que nunca ha tenido nada, cuando carga zapatos nuevos todo el mundo se da cuenta, y hasta lo celebran. Al contrario, del que vive de las apariencias y jactándose de los dólares, al primer resbalón empieza arrugar la cara y por eso vemos cantidades de estos presumidos sufriendo más de la cuenta, cuando muchos de ellos pensaban, que impulsando la dolarización iban a brotar de la tierra, como el agua en un manantial para su beneficio. Olvidaron el trabajo del dólar paralelo incrustado, como una daga en la economía venezolana surtiendo los efectos esperados por los incitadores, pero precisamente los que montaron la trampa son los primeros en caer, porque a la hora de pasar la factura los grandes capitales manejados por el imperialismo no respetan a nadie.

Los saltos del dólar paralelo se parecen a los Canguros y por supuesto llevan en el saco a los que creían, que estaban despertando al pueblo para sus malsanos propósitos. En plena época navideña desataron la tempestad en medio de las calamidades dejadas por la incontrolable naturaleza. Todo se paga al son impuesto por el dólar a través de una supuesta página, que muy pocos la nombran, pero el efecto se siente en el bolsillo del todo el mundo, especialmente en prioridades ineludibles: comida, salud y educación, a pesar de todos los esfuerzos del gobierno por paliar una situación desbordada. Pero, a pesar de la situación una humilde mujer, dejó una expresión para arrugarle la cara a los opositores ¡saco cuenta por todos lados y no me queda nada, pero nadie me hace creer, que Maduro es el malo, como lo hacen ver a cada momento por donde usted ponga el oído!

Lo que llama poderosamente la atención, es el profundo silencio en todo lo relación en materia económica, especialmente cuando se toca el tema del dólar, en el cual se encuentra la mayoría de los dirigentes anotados para las primarias, ya que, ninguno se atreve hablar de un problema creados por ellos y ni siquiera la grave situación les sirve para escudarse. Han aprendido a culpar a Maduro, y no es raro, que sueñen y sufran tormentosas pesadillas con solamente acordarse, que por muchos inventos y falsas noticias no terminan de cuajar, lo que anteriormente se les hacía sumamente fácil: crear matrices de opinión, que hasta el perro de la casa se enteraba. La mayoría de los candidatos a las primarias tienen varios años en este oficio y por mucho maquillaje en el rostro siempre terminando disfrazados de títeres y se van desinflando a tal punto, que ni siquiera en época de huracanes agarran vuelo.

La última estrategia buscando captar los votos necesarios, es presentar al comandante Chávez, como el bueno, antes la "bestia" Nicolás Maduro y para esto se han prestado sin tiempo definido, conocidos personajes, el cual retoñaron en la izquierda, pero ahora se les aparecido la genial idea de crear el "madurismo". Esa supuesta corriente, les ha servido para cocinarse en su propia salsa, ya que, en ninguna parte se consiguen personas del común del pueblo hablando del tal madurismo y contrariamente empiezan a identificar a los que prendieron la candela para dolarizar al país, y ahora quieren que el gobierno eche a la calle los pertenecientes al estado venezolano, sin tomar en cuenta al dólar paralelo. El propósito es presentar al jefe de estado, como un dictador, cuando el verdadero opresor es el dólar. Hasta hace poco se escondían en una página, pero ahora la careta no sirve ni para carnaval, porque todo se aclaró, lo planifica el gobierno estadounidense para defenderse de una crisis, el cual lo viene arropando de pie a cabeza, y ahora si empiezan a parecerse lo que decía Mao Tse-Tung, en un tigre de papel.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1055 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: