"Chávez vuelve al combate con Rafael Ramírez", ¡Estamos de acuerdo!

¿Qué pasaría en Venezuela si el Sur de pronto vuelve a pensar seriamente en el socialismo como la única alternativa para el capitalismo? Una calamidad para el gobierno de Maduro. Una verdadera preocupación para el madurismo es que vuelva Chávez, de forma concreta, a través de Rafael Ramírez. Pero ellos saben que Chávez no debe volver personificado de la forma que sea, porque es la condición impuesta por sus "sancionadores" para, quizás borrarlos de sus "listas de castigados", y todos los líderes principales del madurismo aparecen señalados por la UE y EU por algún delito.

Pero, de manera invertida, unas de las condiciones principales que intenta imponer Jorge Rodríguez al "diálogo" en México, para que ellos puedan cancelar definitivamente la revolución y ceder espacios a la oposición, es que se eliminen las sanciones a los funcionarios de su gobierno impuestas por esos países. No obstante las sanciones personales y el bloqueo –que curiosamente tiene a Chevron sacando petróleo desde hace rato en Venezuela y al comercio "creciendo" – han cumplido con su objetivo de hacer que Maduro y su gobierno acelerara la reversión de la revolución a este estado deplorable de dependencia del capitalismo. Así que ahora piden a los imperios garantías de obtener sus libertades personales, sus pasaportes "al mundo libre", de que no se los persiga como parias por el orbe, y a cambio, de forma confidencial, en secreto, prometerán lo que les falta por hacer, a saber: borrar a Chávez de la memoria colectiva, y que no se hablará más de socialismo en su gobierno (no se sabe cuál sería el destino del PSUV)… ¡Será una acto mezquino!, de eso se trata el diálogo para Jorge Rodríguez y los maduristas, acabar con el "Chávez hecho pueblo", con su memoria y su espíritu, ¡tienen que garantizar al capitalismo, con hechos, de que nadie seguirá el camino hacia el socialismo! Esas son las condiciones que se debatirán en secreto entre el madurismo y las potencias capitalistas del mundo. Todo lo demás lo deciden las potencias del planeta en otros espacios y sin la presencia de Maduro o de Jorge.

Una revolución socialista verdadera se endurece con las dificultades, enfrentando todo tipo de obstáculos, sanciones y bloqueos, porque es una revolución; no se trata del gobierno de una partida de aprovechadores, que han renunciado a seguir ideales, a no seguir ideologías contrarias al sistema; una revolución socialista verdadera no se amedrenta con sanciones y luego se une al enemigo. Pero la conducta del madurismo, mucho antes de morir el comandante, siempre a sido la del facilismo, para ellos fue preferible quitarse de encima el compromiso con los más pobres (y así no tener que pagar ninguna deuda social, o empoderar a la gente; borrar cualquier vestigio de conciencia del deber social, ¡acabar con la propiedad social! la cual es difícil de sostener en la conciencia). Ese compromiso con los pobres dejó de existir antes de morir Chávez, por todos ellos, por los rodríguez, Diosdado Cabello, el pusilánime de Jaua, el pícaro de Jesús Farías y un resto, de Pedro Carreño hacia abajo, que no vale la pena ni nombrar. Recuerden que antes de morir tuvo el comandante que arrinconarlos y hablarles duro y claro en lo que él mismo llamó un "golpe de timón", y que, aquellos que nunca lo escucharon, que se hicieron los pendejos diciendo sí a todo, son los que ahora gobiernan Venezuela ¡hasta Loyo!, un reconocido infiltrado de la derecha de la derecha.

Ante la posibilidad de una candidatura de Rafael Ramírez, o de que emerja un movimiento chavista auténtico, socialista, el madurismo de cara al pueblo chavista se excusa, de todos sus errores y traiciones (de desnacionalizar el país), con las sanciones y el extraño bloqueo que hoy tiene "creciendo" a la economía capitalista. Y activa, confabulado con los pro gringos, una guerra de propaganda sucia de descalificación en contra de Ramírez, en contra del socialismo, reducido éste a palabras vacías y bolsas de comida,… y en contra Chávez, sin nombrarlo, porque todavía necesitan de su imagen para ganar las elecciones (Además se suman las trampas electorales de siempre, la persecución de los opositores fuertes, deshabilitando las candidaturas chavistas y no chavistas)… En resumen, frente a un contendor fuerte e ideológicamente distinto insisten en convencernos de que capitalismo es socialismo, por un lado, y por el otro, en entregar a Chávez y el socialismo a manos de la policía imperial, a cambio de asegurar sus libertades individuales y sus patrimonios adquiridos gracias a la revolución.

El madurismo teme que súperbigote, o cualquiera otro candidato de derecha, pueda perder frente a una fuerza socialista verdadera, a que se afiance de nuevo la ruta hacia el socialismo por encima de tantos payasos del circo electoral. Porque la espada de Damocles del imperio sigue sobre sus cabezas, mientras no se quiten definitivamente las máscaras de socialistas, dejen de hablar y actuar en nombre del socialismo, porque, así sea falso su socialismo, el socialismo irrita a los gobiernos capitalistas y fascistas del mundo; ¡mientras no se arrepientan y abominen públicamente de Chávez y condenen públicamente el socialismo no los dejarán tranquilo! Unos y otros, en unas elecciones burguesas, deben comprometerse a no atentar jamás en contra del capital, la propiedad privada y las libertades económicas.

Lo peor que les podría pasar, mucho más que la humillación de postrarse ante el capital, es que vuelva Chávez, que se retome la línea chavista de demoler la lógica del capital, y de alcanzar el "punto de no retorno" – el retorno al cual ha llevado Maduro a la revolución chavista, al retorno a una Venezuela esclava de la voracidad colonial de viejas (y nuevas) potencias… El retorno a la ignorancia.

Leyendo el artículo de Evencio Barboza https://www.aporrea.org/imprime/a317177.html sobre Rafael Ramírez visto como "el hombre de confianza de Chávez" no hay nada más que agregar. Creemos que como operador de la revolución Ramírez demostró ser un hombre de confianza, y lo fue como presidente PDVSA y ministro de petróleo; ¡lo esencial está dicho!, solo faltan los detalles para condenar a los traidores a Chávez por crimen de lesa revolución, y de lesa humanidad. Para nosotros también es Rafael Ramírez el candidato con el cual vuelve Chávez al mando de la revolución bolivariana socialista, capaz de dirigir de nuevo el país por el camino de la independencia y el socialismo a través del Plan de la Patria socialista, capaz de reconstruir la patria socialista con el apoyo del pueblo socialista y chavista.

¡CHÁVEZ VOLVERÁ!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 789 veces.



Marcos Luna

Dibujante, ex militante de izquierda, ahora chavista

 marcosluna1818@gmail.com

Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: