Acerca del artículo de José (Pepe) Camargo, ´”Así no puede ser mi comandante”

Leí las opiniones del compatriota Camargo, sobre algunas polémicas declaraciones del Comandante, que tienen que ver con su apreciación sobre el derecho que todo ciudadano tiene de disfrutar de lo que sus ingresos bien habidos, producto del trabajo profesional le permitan según sus posibildades, sin que por ello esté alejado de la convicción revolucionaria.

Estoy de acuerdo con nuestro líder, y así interpreto lo que quiso decir, que la primera prioridad de un revolucionario no puede ser, la obtención de riquezas, costosos vehículos, mansiones, etc. sino que por el contrario imbuido de un sentimiento social, piense, en primera instancia, en las necesidades comunes del colectivo, sin desmedro de sus propias necesidades.-

Si es así, siempre que no se impida a un profesional que como el compatriota Camargo, comenzó de cero, y poco a poco fue obteniendo los bienes necesarios para desenvolverse medianamente en su entorno, estoy de acuerdo porque el fin último del socialismo, así lo entiendo, cuando hablamos de igualdad y de equilibrio, es el de que las clases desposeídas escalen socialmente, de manera progresiva y de ninguna manera al contrario, es decir que la clase media descienda al nivel de pobreza de donde una vez salió por su esfuerzo, obviamente, alejado de la usura y del “quítate tu para ponerme yo”.-

Siendo así la lucha por el cambio hacia un socialismo que nos sitúe a todos en el mismo nivel, en cuanto al acceso a los bienes y servicios, sin discriminaciones odiosas, vale la pena y entiendo que en esa lucha los que tenemos recorrido un camino, no hacia la riqueza y acumulación de bienes materiales, sino que nos hemos partido el lomo para tener resueltas nuestras más ingentes necesidades, podemos contribuir con nuestro desprendimiento de las cosas que podamos disponer, con nuestro aporte en la formación de nuestros semejantes inmersos en la pobreza, para que se superen y salgan de ella, tendiéndoles la mano, que entiendo es lo que la Revolución está haciendo a través de las misiones lo cual no debe ser sólo obligación del Gobierno, sino que todos debemos contribuir, en la medida de nuestras posibilidades para el logro de esa sociedad igualitaria que busca el Socialismo del Siglo XXI.-

Se supone que, si tuviésemos un nivel de adelanto tecnológico a semejanza de los países industrializados y desarrollados, en donde el problema del transporte esté resuelto, en cuanto a cubrimiento espacial, a seguridad y, por qué no, confort , no habría necesidad de que para quienes tenemos que desplazarnos a diario a nuestro trabajo y a otras actividades y no lo podemos hacer a pie, mientras tengamos la posibilidad de acceder a un vehiculo que primero puede ser una bicicleta , luego una moto y según el ascenso que por méritos se vaya logrando, ¿por qué no poder tener un vehiculo modesto o confortable?.-

Estamos viviendo un proceso en que la educación esta llegando donde nunca había llegado, nunca antes la inclusión de todos había estado tan garantizada como ahora, lo que va a traer como consecuencia un sustancial aumento del número de profesionales que van a tener, al acceder al campo de trabajo, una remuneración que si administran bien, les puede permitir,a través de un crédito o como consecuencia de sus ahorros, adquirir un vehículo y esto es algo elementalmente normal, generalmente así ha sido, no en vano la Revolución ha implementado planes especiales para la adquisición de vehículos por parte de la clase media, y a punto de lanzar al mercado los nuevos autos con tecnología Iraní y mano de obra criolla. Se supone que es una posibilidad que se le está dando a la clase media para que solucione la necesidad que tiene de garantizarse un medio de transporte para la familia, que le facilite el desplazamiento hacia los centros de trabajo, estudio, salud etc.-

Negar ésto sería una clara contradicción entre lo que se dice y lo que se hace por lo que entiendo, interpretando las palabras del comandante, que el socialismo no quiere negar la posibilidad a nadie de incrementar con su esfuerzo y con su estudio, los logros que pueda tener para llegar al mayor “cúmulo de felicidad posible conforme a sus necesidades y posibilidades”, sino que por el contrario lo que busca es que los que están abajo suban donde están los que llegaron arriba para así poder afirmar que la prédica de igualdad entre todos los seres se hizo una realidad.-

Creo e interpreto que es el mensaje del Comandante y si no es así, pues me tengo que solidarizar con la preocupación expresada por el compatriota Pepe Camargo.

yuviliz40@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2197 veces.



Saúl Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: