El bono universitario, Judas y la FUTV

Es preocupante que la Federación de Trabajadores y Trabajadoras de Venezuela-FTUV haya avalado con su presencia y firma, entre gallos y medianoche, un acuerdo infeliz, exiguo y tacaño, que recuerda las firmas de los contratos laborales, léase Convenciones Colectivas; que acordaban a escondidas de la base magisterial las Federaciones Sindicales del Magisterio en la época de la Cuarta República.

Exactamente a las seis a las 6 de la tarde, el día 2 de agosto, se inició la reunión entre el Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria MPPEU y FTUV. Aperturado el acto, el cual tuvo como punto único la revisión de los beneficios contractuales correspondiente a la CLÁUSULA N° 79: BONO VACACIONAL de 105 días. La reunión duró unas tres horas y se firmó el acta donde se aprobó la cancelación graneadita, mes a mes, de Bono Vacacional de los trabajadores y trabajadoras universitarios activos y jubilados. Monto que el gobierno nacional por obligación contractual debe cancelar completo todos los 15 de julio de cada año.

En esta ocasión la FUTV no aguanto una pedida para firmar un Acta Convenio que atentó contra el BONO VACACIONAL del conglomerado de trabajadores y trabajadoras universitarios, que fragmentó su cancelación en porcentajes pírricos, al mismo estilo de las célebres cancelaciones de la compra-venta de productos, por cuotas, en el plazo de 12 meses. Lamentable al final de la reunión la deslealtad a los trabajadores universitarios se hizo presente.

Ahora de la misma forma, el gobierno en ese conciliábulo con el JUDAS sindical y patronal, la FTUV, ofertó la cancelación del bono de los trabajadores y trabajadores universitarios de manera fraccionada y gradual en porcentajes de 10 % mensual en un periodo de un año, y judas se lo arrancó de las manos, sin considerar, que mes a mes, hasta julio del 2023, el aumento progresivo del dólar y de la inflación irá devaluando el monto contractual correspondiente a cada trabajador.

Lo triste es que la traición aparece, otra vez, como protagonista en los directivos "socialistas" de FTUV, quienes han olvidado parafraseando a Gramsci, que: "el papel de los sindicatos es lograr un equilibrio reivindicativo entre el patrón y los trabajadores". Lo cierto es que el 2 de agosto aparecerá en la historia de la FUTV como un día oscuro que la cuarta república no envidiara.

Ahora bien, si comparamos las firmas de actas convenios del Magisterio en el primer gobierno de Caldera en 1969 o las actas convenios firmadas en los años ochenta, con Lusinchi y Luis Herrera, con el acta convenio firmada por la FTUV, se puede afirmar que es más de lo mismo y la FTUV al firmar esa acta convenio sin el consentimiento de los sindicatos afiliados, sin establecer un lapso de presión y sin esperar la decisión del TSJ, después que admitió la demanda de nulidad del instructivo de la ONAPRE incoada por cinco Universidades del país, demostró como Federación de trabajadores su similitud con los Sindicatos Amarillos y su carácter eminentemente patronal.

La directiva de la FUTV, tampoco pensó que después de esa felonía se le saldría una rueda a la carreta. Estaban convencidos que todas las organizaciones sindicales afiliadas a esa Federación acatarían sumisamente la firma del Acta Convenio celebrada recientemente con el gobierno. Sin embargo, para sorpresa de la FUTV, tres días después, uno de sus sindicatos afiliados, tal vez el más importante de sus afiliados, el Sindicato Nacional de Trabajadores y trabajadoras de la Universidad Bolivariana de Venezuela, SINATUBV, hizo público un comunicado, hasta ahora no desmentido, donde rechaza en todas sus partes el Acta Convenio firmada entre el gobierno nacional y la FUTV el pasado 2 de agosto. Hecho que confirma que no hubo consulta a los sindicatos afiliados.

En ese comunicado SINATUBV, signatario de la Cuarta Convención Colectiva Universitaria, fijo posición clara y contundente y decidió:

    1. Rechazar el acuerdo de cancelación del bono vacacional y recreacional 2022 fraccionado.
    2. Exigir la derogación del Instructivo de la ONAPRE
    3. Exigir el pago completo del Bono Nacional y Recreacional.
    4. Rechazar cualquier decisión que se tome sin consultar a los sindicatos de base afiliados a FTUV.

En síntesis, toda esa maniobra sindicalera de la FUTV de concertar un acuerdo debajo de la mesa, en secreto, con el gobierno quedó al descubierto con el comunicado de SINATUBV y demostró el carácter patronal y sindicalero de los directivos de esa Federación. CM.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 707 veces.



Carlos Mezones


Visite el perfil de Carlos Mezones para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: