Cáscara Amarga 589

La gracia y la morisqueta

La gracia y la morisqueta de Maleo 2001, que es y son de la similaricadencia tautológica repetitiva parecida paradigmática platónica del engaño y el desengaño, de la burla y el respeto, del desprecio y del aprecio, del lucirse y el deslucirse, del gracioso y del ridículo, es tanto como decir una payasada y una mueca, tanto como ir por lana y volver trasquilado. Hemos de recordar esa expresión que se dice, aun y aún, aquella que comunica el pueblo de forma irónica, del, de él, el pueblo: Quiso hacer una gracia y le salió una morisqueta. La gracia y la morisqueta, de la forma figurativa geométrica algebraica del ser y no ser, del exceso y el defecto, en que Aristóteles, que manda y ordena, necesaria, forzosa e inevitablemente, un medio, en que aparece el medio aristotélico abismal, el medio contradictorio maleoiano profundo la salvación del mundo, el punto crucial decisivo, la perogrullada primera vez de Perogrullo. La gracia y la morisqueta, y, al través y en de por medio por la calle de en medio, el medio contradictorio maleoiano profundo, que deviene, sucede y acontece de Aristóteles, ha de ser de equilibrio dinámico dialéctico difuso la salvación del mundo, o sea, que ni es gracioso y ni es una morisqueta, como lo dijera Werner Heisenberg, del, de él, a según: No todas las proposiciones científicas son verdaderas y no todas las proposiciones científicas son falsas. Tanto como aquel jueguito de botiquín del botiquinero Miguel Pérez en San Carlos, en El Bar Macapo, en que el botiquinero, le sacaba a todo el que entraba al negocio, una ficha grande una tarjeta enorme, en que en una cara de la tarjeta gigantona de color blanco y letras en negro, decía asina: La frase de la otra cara es verdadera y la frase de la otra cara es falsa. El botiquinero Miguelito, hacía con la tarjeta giros rápidos, y, el juguito, ya era un interesante güebito emocionante quiasmo borroso difuso, tanto como el quiasmo del físico mecánico cuántico relativista moderno, Werner Heisenberg, a quien pasárale lo de Chacumbele, el valatinero cubano, en Zaratustra de Nietzsche, que salvóse del ciclón de Santa Cruz, mas y mas, no superó la traición amorosa de su compañera amante que juntaba labores circenses en un importante circo en La Habana en que laboraba, Chacumbele, que era como sabíase, un soberbio trapecista reconocido, en que el valatinero famoso, de Nietzsche, viera de su trapecio arriba, la traición amorosa de su compañera que besábase con un negro norteamericano, que estaba en la función, perdiera el equilibrio, cayose y fracturado todo, endespués, pasó a trabajar como policía en La Habana, y, en una plaza de su reminiscencia, entre el amor y el odio, privara uno de los aspecto, y, entrado en desequilibrio, quitóse la vida con la pistola de policía, de ahí, lo de Chacumbele, en que él mismito se mató. Agora ahora hogaño, ha de ser asina el caso de Heisenberg, en que lo traicionara el principio de incertidumbre, con que él mismito se mató, con su quiasmo proposicional heisenbergiano, y, con un borroso pistoletazo difuso, acabó con el principio de incertidumbre heisenbergiano, con su famoso metafórico quiasmo, del, de él, de Heisenberg: En que no todas las proposiciones científicas son verdaderas y en que no todas las proposiciones científicas son falsas, asina como el yin y el yang, de equilibrio en la sombría penumbra whitmaniana, en que los dos pescaditos uno blanco y el otro negro son la misma vaina, asina la posición y la velocidad, son una misma marisquera en el medio maleoiano contradictorio profundo, en tal caso, tanto como lo de la tarjeta blanca gigante del botiquinero Miguelito en San Carlos. Y, como tiénese dicho, lo del botiquinero Miguelito y lo del físico cuántico relativista moderno Werner Heisenberg, es tanto como la borrosa difusa caliginosa, la gracia y la morisqueta de Maleo 2001.

Con digresión y sin digresión, la gracia y la morisqueta de Maleo 2001, es contenido que contiene el continente quiasmo de Albert Einstein, a según, que las leyes de la matemática, en la medida en que se refieran a la realidad no son ciertas y en la medida en que son ciertas no se refieren a la realidad. Siendo asina, el quiasmo de Albert Einstein, es tanto como el quiasmo de Andrés Bello, del, de él, de Andrés Bello, a según: Todo lo que se quiera decir sábese y sábese algo lo que se quiera decir. El quiasmo de Albert Einstein, es tanto como el quiasmo de Bertrand Russell, a según: Una contradicción lo implica todo y un todo puede demostrarse de una contradicción. Y, ha de decirse que en la catedral catacresis y en el templo oxímoron cleuasmo quiasmo río heraclitoiano de Heráclito, a según: Un río no es dos veces el mismo río y es el mismo río las dos veces, es continente que contiene los contenidos del quiasmo del físico cuántico relativista moderno, Albert Einstein, del diplomático ensayista filósofo filólogo humanista jurista poeta político traductor, Andrés Bello, del escritor filósofo lógico matemático Bertrand Russell. De lo cual se sigue que todos los quiasmo del mundo han de ser contenidos que contiene el quiasmo río de Heráclito, el de las plurales palabras pareadas paradójicas en que ha de estar contenido, la gracia y la morisqueta de Maleo 200.

Con divagancia y sin divagancia, la gracia y la morisqueta de Maleo 2001, es tanto como el exceso y el defecto de Aristóteles, es tanto como el teorema directo y el teorema indirecto de Pitágoras y Sócrates, es tanto como lo semejante y lo antípodo, la razón y la sinrazón, la cordura y la locura, es tanto como el confeso indiciario testimonio pretérito y el advertido devenir porvenir del Quijote, es tanto como la gracia y la desgracia de don Francisco, es tanto como los monasterios iglesias cementerios y los toneles sepulcrales armados de don Federico. es tanto como lo concreto y lo abstracto de Luis Alberto Machado, es tanto como lo consciente y lo inconsciente de Cirigliano y Villaverde, es tanto como natura y persona del Libertador Simón Bolívar, es tanto como la tesis y la antítesis de Hegel y Marx, es tanto como el ser y no ser de los Vedas, Buda y Heráclito, es tanto como la energía y la materia de Albert Einstein y de Teilhar de Chardin, es tanto como el campo electromagnético y el campo gravitatorio de Albert Einstein, es tanto como la teoría especial de la relatividad y la teoría general de la relatividad de Albert Einstein, es tanto como la partícula y la onda de Niels Bohr, es tanto como lo visible y lo invisible de Niels Bohr y San Pablo, es tanto como la certidumbre y la incertidumbre de Werner Heisenberg y San Pablo, es tanto como la esperanza y la desesperanza, la convicción y la duda de San Pablo, es tanto como la hermoso y lo horrible de José Balza, es tanto como el exceso y el defecto de Aristóteles, es tanto como lo humano y lo divino, la justo y lo injusto de los Romanos, es tanto como el entendimiento y la estética ética espiritual de Maleo 2001, es tanto como los valores jerarquizados y los valores polarizados de Maleo 2001, es tanto como la imagen real y la imagen virtual de Antonio Machado, y, síguese que asina asín ansí así ha de ser la gracia y la morisqueta de Maleo 2001.

Si la gracia y la morisqueta Maleo 2001, son tanto como la gracia y la desgracia de don Francisco, son casos correlativos límite contradictorios caliginosos. Entonces sea dicho que la gracia y la morisqueta Maleo 2001, han de tener equilibrio dinámico dialéctico difuso en el medio maleoiano profundo Maleo 2001, la salvación del mundo. Ergo vergo sea dicho que la gracia y la morisqueta Maleo 2001, no han de desequilibrarse, que de privar un aspecto, la avistada avisada morisqueta, como por ejemplo, ha de devenir suceder ocurrir lo ridículo, de privar el exceso ha de devenir suceder ocurrir el defectible deficiente defecto, de primar el amor, caso de Chacumbele, ha de devenir suceder ocurrir el guayabo y el suicidio del mismito se mató. Ergo vergo sea dicho que la gracia y la morisqueta Maleo 2001 es contenido que contiene el continente quiasmo de Albert Einstein, de Werner Heisenberg, de Heráclito, de Andrés Bello, de Bertrand Russell, del botiquinero Miguelito. Ergo vergo sea dicho que ha de ser el exceso y el defecto de Aristóteles, que ha de ser el teorema directo y el teorema indirecto de Pitágoras y Sócrates, que ha de ser el confeso indiciario testimonio pretérito y el advertido devenir porvenir del Quijote, que ha de ser la gracia y la desgracia de don Francisco, que han de ser los monasterios iglesias cementerios y los toneles sepulcrales armados de don Federico, que ha de ser lo concreto y lo abstracto de Luis Alberto Machado, que ha de ser lo consciente y lo inconsciente de Cirigliano y Villaverde, que ha de ser natura y persona del Libertador Simón Bolívar, que ha de ser la tesis y la antítesis de Hegel y Marx, que ha de ser el ser y no ser de los Vedas, Buda y Heráclito, que ha de ser la energía y la materia de Albert Einstein y de Teilhar de Chardin, que ha de ser el campo electromagnético y el campo gravitatorio de Albert Einstein, que ha de ser la teoría especial de la relatividad y la teoría general de la relatividad de Albert Einstein, que ha de ser la partícula y la onda de Niels Bohr, que ha de ser lo visible y lo invisible de Niels Bohr y San Pablo, que ha de ser la certidumbre y la incertidumbre de Werner Heisenberg y San Pablo, que ha de ser la esperanza y la desesperanza, la convicción y la duda de San Pablo, que ha de ser la hermoso y lo horrible de José Balza, que ha de ser el exceso y el defecto de Aristóteles, que ha de ser lo humano y lo divino, que ha de ser la justo y lo injusto de los Romanos, que ha de ser el entendimiento y la estética ética espiritual de Maleo 2001, que han de ser los valores jerarquizados y los valores polarizados de Maleo 2001, que ha de ser la imagen real y la imagen virtual de Antonio Machado, que han de ser todos los casos correlativos límite contradictorios caliginosos de equilibrio dinámico dialéctico difuso en el medio contradictorio maleoiano profundo Maleo 2001, la salvación del ser humano, la salvación de todo el ser humano y la salvación de todos los seres humanos, asina asín ansí así ha de ser la gracia y la desgracia de don Francisco, la gracia y la morisqueta de Maleo 2001.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 360 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: