Entrevista con un militar insurgente del 4 de febrero (I)

Uno de los acontecimientos más importantes de la Historia contemporánea venezolana, es el 4 de febrero del año de 1992, desde ese momento nuestro país empieza a escribir su historia ya no como simple testigo, sino como protagonista de hechos notorios y de vital importancia para lograr el objetivo de un gobierno que este en la búsqueda de la mayor felicidad de todos.

Como periodista e historiador siempre tuve el deseo de poder conversar con un protagonista de esta gesta militar y revolucionaria. Tengo que agradecer al Capitán Gerardo Márquez, militar retirado perteneciente al Batallón de Paracaidistas José Leonardo Chirinos, protagonista de este levantamiento militar y la toma de la base Francisco de Miranda en La Carlota que amablemente en el año 2008 me concedió una entrevista y esto fue lo que me dijo:

CUÉNTEME LA MOTIVACIÓN SUYA PARA PARTICIPAR EL 4 DE FEBRERO

La motivación empieza desde que uno era estudiante de bachillerato, cuando estudiante de la Universidad era dirigente de M.E.P (Movimiento Electoral del Pueblo). Prieto Figueroa en unas conversaciones con un grupo de dirigentes juveniles nos dijo que los cambios del país no se encontraban en los partidos políticos sino en las Fuerzas Armadas, que Venezuela por ser un país latinoamericano esa era parte de su historia y la historia se movía como un péndulo, que eran 30 años de democracia y 30 años de dictadura, que venían cambios por las Fuerzas Armadas y eso motiva a que un grupo de cinco compañeros entráramos a la Academia Militar y nos graduáramos tres y esos tres nos alzamos en la jornada del 3 y 4 de febrero del 92.

Esa fue la principal motivación que tuve, luego en la Academia Militar de Venezuela siendo Cadete de Segundo Año, me conseguí con el Comandante Chávez que era Teniente, en ese entonces tuve varias conversaciones y posteriormente con Ronald Blanco con quien definitivamente ingreso al M.B.R-200, con 12 o 14 miembros.

Te estoy hablando del año de 1982. Lo que lo motivaba siendo uno Cadete era cuando uno veía que había una gran corrupción en el país y que los mismos síntomas que vivía la sociedad venezolana penetraban las Fuerzas Armadas y escuchaba y veía a través de programas de radio y televisión, a través de columnas en los periódicos algunos periodistas muy críticos sobre la situación nacional y de las Fuerzas Armadas.

En la conversación con Chávez, inicialmente, era crear un grupo elite dentro de las Fuerzas Armadas para recuperar sus valores, los valores bolivarianos, el pensamiento del Libertador Simón Bolívar, esencialmente.

En ese momento comenzó a crecer un movimiento que posteriormente llego a tener tanta fuerza militar que comenzó a crear contacto con parte de la sociedad civil y nos dimos cuenta que ya no era un movimiento solamente para transformar las Fuerzas Armadas sino que teníamos suficiente fuerza y contábamos con suficientes elementos de discusión y programáticos para ir pensando en la toma y la conquista del poder y eso es lo que nos lleva después definitivamente a que el movimiento se convierta en un movimiento eminentemente político con único objetivo para tomar el poder.

¿CÓMO HICIERON USTEDES PARA QUE ESE MOVIMIENTO NO FUERA PENETRADO POR LOS CUERPOS DE SEGURIDAD DEL ESTADO?

Primero porque en aquel momento la inteligencia del país era muy deficiente, los organismos de seguridad del Estado que en ese momento la policía política que era la DISIP y los Cuerpos de las Direcciones de Inteligencia de las Fuerzas Armadas se dedicaban más por llevar un chisme que por buscar Inteligencia.

Se preocupaba más por decir que este General tiene a la secretaria por amante, aquel General sale con la Sargento, este Almirante tiene carro nuevo y no se preocuparon de verdad por la esencia de las Fuerzas Armadas.

Ellos no se esperaron que pudieran venir de los cuadros jóvenes un sentimiento nacionalista y político, que de verdad permitiera la conquista del poder para hacer profundas transformaciones en el país.

Además nosotros teníamos una estructura celular en donde se trabajaba por células de cinco o seis personas, que se conocían entre sí, pero no podían conocer los integrantes de otras células, solo los que pertenecíamos al Estado Mayor, al Directorio del movimiento conocíamos a casi todos.

Se tomaban todas las medidas y cuando un miembro de las Fuerzas Armadas ingresaba primero se hacía un estudio y un seguimiento y posteriormente se presentaba al Directorio el nombre y el Directorio en función de nombre y la investigación que se hacía, autorizaba a la persona para que comenzara a trabaja, al oficial, suboficial y al profesional hasta que estuviese en condiciones y el directorio se reunía y se le juramentara como miembro de esto.

Pero esto no significa que no hubo delaciones, en el movimiento se dieron tres delaciones, la más fuerte fue cuando en el año 87 cuando se delata el movimiento y los oficiales de más alta jerarquía era Mayores; Arias Cárdenas y Chávez; y 9 de ellos fueron denunciados ante la Dirección de Inteligencia del Ejército y fueron detenidos, pero hubo que dejarlos en libertad ya que no hubo pruebas contra ellos y posteriormente hicieron curso de Estado Mayor y les asignaron unidades que fueron con las que nos alzamos el 4 de febrero.

¿LA MAYORÍA DE LOS CAPITANES QUE SE ALZARON EL 4 DE FEBRERO TENÍAN SIMPATÍAS POR ALGÚN GRUPO DE IZQUIERDA?

La parte política del movimiento la manejamos quizás muy poca gente, a mí me correspondió, ya que ellos conocían que venía de movimientos de izquierda, sabían que yo había sido del M.E.P y estuve cercano en el Núcleo Universitario de Trujillo al M.R.T (Movimiento Revolucionario de los Trabajadores) que trajo Malaquías Gil y con Juancho Barreto y otros amigos al P.R.V. Ruptura (Partido de la Revolución Venezolana) del flaco Prada, Comandante Guerrillero; ser Miembro de la Primera Dirección Nacional del Movimiento Bolivariano y quizás la única que se eligió me dieron el encargo de los Asuntos Civiles, la relación entre el movimiento militar y los civiles.

Ahí había relaciones por supuesto con la Causa Radical, con Ali Rodríguez, Aristóbulo, Fredy Gutiérrezy algunos sacerdotes importantes que estaban en la alta jerarquía de la Iglesia Católica y otros que eran curas de parroquias, como el Padre Joel, Matías Camuño, el Padre Roberto.

En Caracas toda la Iglesia Católica estaba involucrada en el proceso y algunas personas que se fueron involucrando después. Hubo acercamiento a autoridades universitarias como es el caso de Luís Fuenmayor, el caso de dirigentes estudiantiles como Frank de Armas, Presidente del F.C.U (Federación de Centros Universitarios) de la Universidad del Zulia, Saúl Ortega en Carabobo que participo con armas el 4 de febrero, Luís Figueroa, Presidente del F.C.U de la Universidad Central de Venezuela.

Esto que nació como E.B.R (Ejercito Bolivariano Revolucionario) más adelante decidimos convertirlo en el Movimiento Bolivariano Revolucionario y se le coloco 200 porque ese cambio fue en el año 83 porque era el bicentenario del nacimiento del Libertador.

Entrevista realizada en el 2007



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1047 veces.



José Rosario Araujo


Visite el perfil de José Rosario Araujo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Rosario Araujo

José Rosario Araujo

Más artículos de este autor