Cuento o razón

Soliloquio de un perro esperando la navidad

"Llegó diciembre, como dice Juancho, y uno espera todo lo mejor, y da gracias a Dios por lo bueno que le ha reparado el año que se va y por tener un hogar que nos da comida y calor, a diferencia de otros hermanos que andan deambulando en la calle de arriba abajo por un mendrugo de pan y un poco de agua para calmar su hambre y su sed; por eso ruego a Dios y la Virgen que el año que viene el Niño Jesús, les traiga un hogar donde puedan alimentarse y protegerse de los peligros del clima y de la gente mala que los maltrata y los daña, sin pensar que somos seres vivos que sentimos igualmente el dolor por fuera y por dentro de nuestros frágiles cuerpos.

Basado en lo anterior, reitero mi pedido que en estas pascuas que se aproximan, todas las perritas y perritos, tengan lo que se merecen y reciban de los hombres el mayor cariño del mundo, pues es sabido y reconocido que nosotros somos los amigos más fieles y mejores que tienen los seres humanos y por tanto se debe hacer recíproco esa amistad y ese amor, para vivir en armonía y construir un mundo mejor y que todos, animales y humanos, vivamos en paz y felicidad, y en respeto mutuo como manda y como dicen las distintas religiones que existen en el mundo.

Por mi parte, yo, un perrito llamado Pipo, tengo que agradecer a mis dueños, Juancho y su esposa María, los cuidos y los mimos que me dan, y también el trato, pues me tratan como si fuera un familiar más y de paso me muestran amor y confianza, a lo cual yo soy fiel y leal, pues no puedo traicionar ese amor, porque sería una vileza de mi parte, y eso para mí sería uno de los pecados más grande del mundo que pueda cometer un perrito y hasta un humano, conociendo un poco su comportamiento, según lo que me ha explicado mi dueño: Juancho Marcano.

Pero volviendo al tema de diciembre y la navidad, que es una época bien alegre y bien bonita, les pido a los humanos que se porten muy bien y que por favor no estén lanzando fuegos artificiales que dañan nuestros oídos y nos ponen de mal humor, no hagan eso, sino canten, bailen y se diviertan en familia y sanamente.

Bueno y hasta aquí estos pensamientos y solo mes queda decirles: Felices pascuas y próspero año nuevo".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 430 veces.



Emigdio Malaver

Margariteño. Economista y Comunicación Social. Ha colaborado con diferentes publicaciones venezolanas.

 emalaverg@gmail.com      @Malavermillo

Visite el perfil de Emigdio Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: