Cáscara Amarga 461

Las leyes del universo

Las leyes del universo en expansión y las leyes del universo en contracción, casos límite correlativos contorno contradictorios caliginosos complementarios congruos coordinados de Maleo, no son las mismas, aun y aún, no obstante y sin embargo eppur si muove! los universos, en expansión y en contracción, muévense en equilibrio dinámico dialéctico difuso, como si fuera entre el ser y el no ser de los Veda, sobre la indeterminación védica profunda, en la sombría penumbra whitmaniana, en la grisura caliginosa argentina entre el yin y el yang, en onfalo tangencial ombligo del cóncavo convexo contradictorio caliginoso concupiscente 69 cojedeño, en la armonía universal natural de Heráclito y de Einstein, de las sucesivas armónicas simultáneas contradictoria, entre el exceso y el defecto de Aristóteles, entre el tercio excluso y el tercio incluso de Maleo, entre la tesis y la antítesis de Hegel y Marx, entre el consciente y el inconsciente de Cirigliano y Villaverde. Ya sea un sistema en estado de movimiento uniforme respecto de otro y ya sea un sistema independiente del estado de movimiento, eppur si muove! y, sin embargo y no obstante, los universos, en expansión y en contracción, muévense en equilibrio dinámico dialéctico difuso, mas y más, manque las leyes del universo en expansión y las leyes del universo en contracción, no son las mismas.

Con digresión y sin digresión, las leyes del universo en expansión y las leyes del universo en contracción, no son las mismas, aun y aún, no obstante y sin embargo eppur si muove! los universos, en expansión y en contracción, muévense en equilibrio dinámico dialéctico difuso. Vivimos en mundos plagados de contradicciones. Vivimos en universos plagados de contradicciones. Vivimos en ciudades desnudas, con mas y con más, asina, de 8 millones de casos correlativos límite contorno límbico frontero contradictorios caliginosos complementarios congruos coordinados. Vivimos margullendo en el cleuasmo quiasmo río heraclitoiano de palabras pareadas paradójicas de la forma y figura del ser y del no ser, del somos y del no somos, del algo y de la nada de la literatura védica upanishad sánscrita de la modernidad ilustrada originaria. Cleuasmo quiasmo río heraclitoiano, continente de continente que contiene los contenidos del universo expansivo einsteiniano curvada luz y del universo contractivo maleoiano tragada luz, en que leyes del universo en expansión y las leyes del universo en contracción, casos límite correlativos contorno contradictorios caliginosos complementarios congruos coordinados de Maleo, no son las mismas. Hase de expresar que las leyes de la relatividad especial de la materia y de la energía y las leyes de la relatividad general del campo electromagnético y de la gravedad, no son las mismas. Las leyes de la relatividad especial y de la relatividad general, del universo expansivo einsteiniano curvada luz, hanse de cumplir, y, esa teoría general relativista, desarrollóse y demostróse con testimonios astrofísicos, con medios de prueba cosmológicos, y, con evidencias probatorias científicas astrológicas, túvose lugar con el eclipse total luminaria solar de 1919. Mas y más, las leyes de la relatividad especial y las leyes de la relatividad general, en un universo contractivo maleoiano tragada luz, no hanse de cumplir. No obstante y sin embargo, aun y aún, ambos universos, eppur si muove! en equilibrio dinámico dialéctico difuso, como si estuvieran margullendo en el cleuasmo quiasmo río heraclitoiano, ambos universos, mas y más, pero y empero, pese a que las leyes del universo en expansión y las leyes del universo en contracción, no son las mismas. Y, si no fuera por Heráclito, y, su armonía simultánea contradictoria, no existiría la tercera ley de la dialéctica de Hegel y de Marx. Quienes margulleron en el fluvial argentino río efesoíta de la unidad de contrarios y de la lucha antagónica opositiva. Mas y más, no vieron que Aristóteles, arrumbara el tercio incluso de su Lógica, y lo afirmara en su Moral del exceso y del defecto. Mas y más, todos sabemos lo que ocurrió el 11/09/2001, con el derrumbe de las Torres Gemelas Neoyorquinas, fin y remate de la exclusión imperial yanqui aristotélica, y, surgiera el tercio excluso y el tercio incluso de la lógica borrosa difusa de Maleo, casos correlativos límite contradictorios caliginosos, como si fueran el universo en expansión y el universo en contracción, en que las leyes de la naturaleza no son las mismas, y, que al igual, estaría ocurriendo lo mismo entre natura y persona, en que el equilibrio dinámico dialéctico difuso, no existe por el calentamiento global y el cambio climático, calentamiento climático, legado del capitalismo imperial neoliberal excluyente aristotélico.

Con divagancia y sin divagancia, las leyes del universo en expansión y las leyes del universo en contracción, no son las mismas, aun y aún, no obstante y sin embargo eppur si muove! los universos, en expansión y en contracción, muévense en equilibrio dinámico dialéctico difuso. Y, tocante a la Tierra, espacio-tiempo del universo expansivo einsteiniano curvada luz, en que la luz curvada observárase, describiérase y explicárase del eclipse total solar, endenantes, 1919, desde la Tierra, en que desarrollóse y comprobóse la teoría de la relatividad einsteiniana de los campos electromagnéticos y de los campos gravitacionales, al través y, endespués, 2001, en de por medio por la calle de en medio el medio, la teoría holística unificada. Y, en después, 2001, los casos límite correlativos contorno contradictorios caliginosos complementarios congruos coordinados de Maleo, de equilibrio dinámico dialéctico difuso, que es la teoría complementaria holística unificada einsteiniana, en que las leyes del universo en expansión y las leyes del universo en contracción, no son las mismas. Y, mas y más, la confusión es mayor, pues, los astrofísicos cosmólogos astrólogos modernos, no han logrado la correspondencia y el equilibrio de lo sensorial y lo mental, los instrumentos de medición, van de retro por un lado y el pensamiento científico cosmológico por otro. Y, mas y más, los astrofísicos cosmólogos astrólogos modernos, no han margullido en el cleuasmo quiasmo río heraclitoiano, que sí lo hicieran Hegel y Marx, de lo que naciera la tercera ley de la dialéctica, que al imperio capitalista neoliberal le aterra, le produce mucho escozor y mucho sudor, y, prefieren el tercio excluso aristotélico, que tocara su fin y su remate con la voladura de la Torres Gemelas Neoyorquinas, el 11/09/2001, y el discurso nefasto nefando de George W Bush afirmativo de Aristóteles: "O estás conmigo o estás con mi enemigo", todo lo cual ha dilatado mas y más la confusión y no hase logrado entender que las leyes del universo en expansión y las leyes del universo en contracción, no son las mismas. Mas y más, el imperio capitalista neoliberal, si sabe de calentamiento global y de cambio climático. Calentamiento climático que destruye el equilibrio ecológico ambiental profundo, y, el desastre del suelo y del cielo, el desastre del fontanero y del fuego, es indescriptible. El desequilibrio ecológico ambiental profundo, notorio manifiesto comunicacional: Surgimiento de El Niño y de La Niña, el derretimiento de los polos y de los glaciares, aumento de los niveles acuíferos de los mares y océanos, sequías de ríos, sequías de suelos, desiertos e inundaciones, volcanes en plena erupción, ventarrones, huracanes, desastres, desastres, desastres,…, en tanto que entre el universo expansivo einsteiniano y el universo contractivo maleoiano en sostenido equilibrio dinámico dialéctico difuso, manque las leyes de la naturaleza no son las mismas.

Si las leyes del universo en expansión y las leyes del universo en contracción, no son las mismas, aun y aún, no obstante y sin embargo eppur si muove! Entonces sea dicho que los universos, en expansión y en contracción, muévense en equilibrio dinámico dialéctico difuso, como si margulleran en cleuasmo quiasmo río heraclitoiano. Ergo vergo sea dicho que los universos, en expansión y en contracción, muévense en equilibrio dinámico dialéctico difuso. Ergo vergo sea dicho que entre natura y persona no existe equilibrio dinámico dialéctico difuso. Ergo vergo sea dicho que el desequilibrio ecológico ambiental profundo es provocado por el calentamiento global y el cambio climático del imperio gringo go home. Ergo vergo sea dicho que existe, entre el universo expansivo einsteiniano y el universo contractivo maleoiano, un sostenido equilibrio dinámico dialéctico difuso, margullendo en el cleuasmo quiasmo río heraclitoiano. Ergo vergo sea dicho que ¡Manque me cueste la vida! Eppur si muove! Las leyes universales no son las mismas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 783 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: