En las crisis, las grietas se profundizan y aparecen los sepultureros

Cuando el viento está a favor, la unanimidad es norma, las discrepancias duermen y abundan sonrisas y abrazos, todos son hermanitos, no hay grietas. Cuando el viento amaina, la crisis aflora, las dificultades arrecian, entonces, las grietas aparecen, se profundizan, afloran viejas rencillas, los intereses cobran su cuota, las contradicciones son inocultables.

Hoy vivimos una terrible crisis social que es asombro para el mundo, todos los rincones de la sociedad están afectados a tal punto que peligra la existencia misma de la República. Si queremos entender la magnitud de la crisis es necesario analizar al estamento político, es allí donde la crisis se manifiesta con más claridad, allí se concentran todas las carencias, todas las tensiones. Las grietas que antes eran una hipótesis, ahora se manifiestan, cada vez, con más nitidez, y ya aparecen los candidatos a sepultureros del madurismo.

Ocurre un fenómeno: al gobierno atropellar a la institucionalidad, violar a la ligera las leyes, se priva de la espiritualidad que lo justifica; las leyes sin respeto, sin acatamiento, no existen. Si a esto unimos la pérdida brutal del apoyo popular, tendremos dos elementos principales de la crisis política. El gobierno perdió el sustento espiritual y el sustento material. Se alejó de Chávez, y se alejó de la estructura jurídica y política que lo justificaba como gobierno. Los sucesos de Barinas ilustran bien esta situación, allí se atropelló la confianza en las elecciones, en las leyes, en las instituciones, el cne salió mal parado, el tsj merece comentarios aparte, el ejecutivo se vio enredado, inexperto, improvisado. En este momento el gobierno tiene un soporte débil, no hay razón para no irrumpir contra él, no hay razón que lo sostenga, el gobierno mismo minó sus bases.

Aparecen en la crisis, que la gente percibe terminal, los posibles sepultureros del madurismo: uno es diosdado, se ven las discrepancias con maduro, aunque no se sabe hasta dónde esta gente respalda sus palabras, si así lo hicieren, allí hay una profunda discrepancia, sin embargo, es posible que sus palabras no representen nada, esta gente se contradice más a sí mismo que a los extraños, hablan y sus palabras quedan huérfanas, en la mañana dicen y en la tarde se contradicen. Lo que sí se puede asegurar es el ambiente de emergencia que hay en la cúpula del madurismo, los tiempos le reclaman remezón, los amapuches con los gobernadores de la otra cara de la moneda no les son suficiente para apaciguar el incendio.

El otro sepulturero, y este sí con más fuerza, es el tsj, hasta ahora el madurismo lo ha utilizado como última arma en el juego político, sus sentencias le han sacado la pata del estiércol más de una vez, recordemos la asamblea con mayoría de la derecha gringa, los desacatos, en Barinas vino en auxilio. El tsj se ha puesto por encima de los otros poderes, es un verdadero suprapoder, la pregunta es, ¿qué pasaría si la crisis lo lleva a dictar sentencia contra maduro? ¿Quién se opondrá, quién objetará la sentencia, quién la hará efectiva?

¡VOLVER A CHÁVEZ!...



Esta nota ha sido leída aproximadamente 907 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor