Deprimente: Ancianidad despojada de derechos y garantías Art 80 CRBV

Creo y pienso, además de apelar a mis derechos y deberes legales como ciudadano, adulto mayor, para, por lo menos, elevar mi descontento, junto con otros tantos de tercera edad, el poder desahogarnos ante lo que, inesperadamente nos ocurrió a los viejos en estos últimos años, al ser víctimas del despojo de lo que veníamos recibiendo por derechos legales, porque según intercambio de opiniones entre jubilados y pensionados, mayores de 60 años, quizás con preeminencia de mayor sentir entre quienes pasamos de 70, 80 y más, mi caso ya muy cerca de los 83, llego, sí el Dios de la Naturaleza me lo permite, porque en estos tiempos nos tocó las de perder. ¿Cuándo pensábamos qué la vejez, nos iba a tocar pasando calamidades, viviendo carencias al margen de una vida humana digna, con seguridad social integral, atención médica, medicinas, cirugías, alimentación, calidad de vida, esparcimiento y facilidades para suplir otras tantas necesidades perentorias?

La Constitución de la República, salvo que haya sido derogada, y lo ignoremos, contempla en el Capítulo V de los derechos sociales y de la familia, atender la maternidad, el matrimonio y la familia, los jóvenes, la salud, educación y otros aspectos para el bienestar de quienes rendimos un servicio por muchos años, y, el Estado como administrador de todas las riquezas de la Nación, contempla la justa distribución y gratuidad de salud, educación y retribución a los adultos mayores después de jubilados y pensionados, por aporte del Estado y lo que por años de servicio aportamos para disfrutar de las jubilaciones y pensiones.

Además de los otros tantos beneficios que disfrutábamos, como la seguridad social con seguros de atención médica, HCM, vida, accidentes y servicios funerarios, medicinas, todo disfrutado, pero de repente una decisión gubernamental decidió no cubrir esas reivindicaciones y derechos adquiridos en largos años de luchas. Se dice y justifica a veces, que todo se debió a la grave crisis económica en que fue sumido el país, por diversas razones: unas foráneas, bloqueos, acecho con ayuda de connacionales al margen de las leyes, que se pusieron a la orden de intereses foráneos, y no sufrieron sanciones, por falta de autoridad y justa aplicación de la ley, y otras por las malas administraciones gubernamentales: derroches, malversaciones, corruptelas, nepotismo, burocracia y otras rémoras viciosas, que son un problema de vieja data en administraciones políticas de distintas tendencias, todo han incumplido, y estos últimos resultaron como dice el viejo dicho: peor el remedio que la enfermedad, los pormenores de la problemática que atravesamos es del conocimiento de toda la sociedad.

No me canso de repetirlo, cuando salí jubilado en 1992, mi jubilación equivalía casi 300 dólares, y eso porque salí jubilado con el 60 por ciento del sueldo, porque a un alto jerarca de la Administración Pública necesitaba mi cargo para dárselo a alguien de su confianza y su partido, de lo contrario hubiera salido con mejor remuneración, el cargo en nómina era de un grado, cuyo sueldo alcanzaba los 300 dólares al cambio de esa época, rendía aún el dinero a pesar de las devaluaciones realizadas desde 1960, pero vivíamos más o menos, alcanzaba el sueldo para alimentación y hasta para pagar alquiler y mantener la familia y hasta el carro y el esparcimiento en un Club de la ciudad, done tranquilamente llevábamos a nuestros hijos a la natación, todo esto desapareció, nuestros hijos debieron emigrar, cuando fueron a ejercer sus profesiones los sueldos no les alcanzaba ni para mantener la familia, por eso emigraron, ya después del 2015, otros se fueron antes.

HOY DÍA GANAMOS 14 BOLÍVARES MENSUALES JUBILACIÓN Y PENSION EQUIVALEN A 3, 333 DÓLARES CON SEIS MESES DE AGUINALDOS O BONIFICACIÓN FIN DE AÑO SUMARON 42 Bs. 10$ ¿QUÉ SE COMPRA?

¿PODEMOS LOS ANCIANOS VIVIR DIGNAMENTE CON ESTAS MÍSERAS JUBILACIONES Y PENSIONES?

La respuesta es sobreentendida, pues tengo en mis manos la factura de los cuatro productos que adquirí con los seis meses de aguinalditos: un racimito de cambures, un litro de leche descremada, una harina de maíz amarillo Kaly 3,48 Bs, más barata que otras, 2 paquetes de galletas con afrecho integrales Bs. 16,04, por dieta, una crema de leche Bs. 18, 69, para desayunar y cenar, acorde a recomendaciones médicas, en total se gastó 47,75 por encima de los seis meses de bonificación especial de fin de año, indicativo que fuimos convertidos en parias o excluidos, quedamos para vivir de las dádivas de bonos discrecionales, que tampoco solucionan, el poder tan siquiera alimentarse, mucho menos ir al médico, hacerse exámenes y comprar medicinas; estos bonos a manera de que la máxima autoridad de la República quiera otorgar, todo para no pagar lo que la ley máxima y la LOTTT, contempla para jubilados, pensionados y personal activo de la Administración Pública.

Hay acaso necesidad de qué, nuestros hijos también sacrificados porque debieron irse del país a ejercer sus profesiones en otras latitudes, con familia y la carga de educación alimentación, vivienda y otros gastos para salir adelante, y, que tengan que disponer parte de sus ingresos para ayudarnos a vivir, porque unas autoridades gubernamentales ante la crisis política, económica y social, que la misma dirigencia de todos los partidos crearon, y los sacrificados fuimos con mayor peso los ‘’adultos mayores’’, porque ya somos desechos al no poder trabajar, producir, pues tampoco hay condiciones propicias para defenderse y poder sobrevivir, no creíamos que después de viejos íbamos a ser cargas para el Estado, y que nuestros aportes hayan sido apartados para dejarnos a la deriva, sin duda lo más inhumano posible el habernos llevado a esta grave situación, que nos ocasiona deprimentes estados psicológicos que nos llevan a depresiones, con tristeza, impotencia, así tengamos ventajas para controlar nuestras emociones, siempre sufrimos el tanto pensar el por qué nos tocó este gran sacrificio, esperábamos vivir tranquilos en la vejez; nuestras quejas no son escuchadas, además agregamos los problemas colaterales por los malos servicios públicos, que debemos de pagar, baratos en un largo tiempo, pero ya la nueva tarifa telefónica es igual a lo que nos ingresa mensual por pensión y jubilación.

FEDERACIÓN DE JUBILADOS PENSIONADOS ASOCIACIONES SINDICATOS Y GREMIOS NADA HAN PODIDO LOGRAR, AUNQUE AL PARECER EL OBSTRACISMO Y DIVISIÓN POR ACCIONES DE LA INJERENCIA POLÍTICA, MEJOR POLITIQUERA, QUE TODO LO NEUTRALIZA DESVÍA O PERTURBA EN LUCHAS QUE DEBIERAN SER INDEPENDIENTES Y APEGADAS A LA FILOSOFÍA Y OBJETIVOS REALES DE ESTAS ORGANIZACIONES.

A mi manera de observar, la dirigencia de estas organizaciones, fueron haciendo reclamos o presentando sus alegatos antes los organismos jurisdiccionales, al mismo Ejecutivo Nacional, con cierta tardanza, pues el arrebato fue tajante a partir del 2017, por medio de una resolución de despacho; medida que obviamente colidió con el texto Constitucional y leyes laborales, esta violación de la ley Suprema es nula y en su lugar se acumulan millonarias deudas con los jubilados, pensionados y trabajadores de la Administración pública, sí leemos nuestra Carta Magna y LOTTT, no necesitamos ser juristas para interpretar lo que en esta materia contemplan.

No hay duda que las mencionadas organizaciones fueron sorprendidos y cuando despertaron ya era tarde, ya nos habían dejado sin nada, y sus reclamos un tanto dispersos y con falta de unidad al no convocar de emergencia a más de los cinco millones de jubilados y pensionados, en tal sentido nos dejaron a la deriva y no hubo protestas legales acordes a lo que contempla el artículo 68 de la CRBV, derecho a manifestar y plantear problemas masivamente en forma ordenada y pacífica para no dar armas al gobierno de que reprima o disuelva los justos reclamos, por medio de APORREA, nos enteramos de la gestión ante el TSJ sobre lo que contempla el artículo 90 de la CRBV, en materia de sueldos y salarios, Aporrea algunos del equipo de Aporrea estuvieron junto con una Asociación solicitando un pronunciamiento de ese alto tribunal, pero pasaron más de tres años y nada han dictaminado, es como aquella obra de nuestro escritor Mario Briceño Iragorry, ‘’Mensaje sin destino’’, pues el Estado y sus Instituciones que por ley deben dar respuestas a toda solicitud o petición de los ciudadanos, pero, oído sordos, y así con esas estrategias el tiempo pasó y logaron el gran despojo de lo que nos pertenece por ley; sabemos de las divisiones de sindicatos, gremios, asociaciones, víctimas del politiqueo, cayeron en la incoherencia hasta el punto de dividirse en fracciones de tipo ideológico político, en vez de unirse en pos de los derechos y reivindicaciones de la clase trabajadora, pues ni tan siquiera el cacareado proyecto de la Carta Convenio para toda la Administración pública del 2015 se concretó, de la noche a la mañana se congeló en los archivos del olvido.

EL CINISMO LA DEMAGOGIA DE LA DIRIGENCIA POLÍTICA EN TIEMPOS DE ELECCIONES PARA PEDIR VOTOS AUN SABIÉNDOSE DE TODOS LOS DESASTRES COMETIDOS POR ESTOS EN LOS ÚLTIMOS 62 AÑOS Y PEOR AÚN EN LOS ÚLTIMOS AÑOS QUE NOS HUNDIERON ANTE TAN DIFÍCIL SITUACIÓN.

Creemos, que, ante tanto desastre político, económico, social, cultural, geopolítico a manos de la dirigencia política del gobierno y la oposición, quienes fallaron en sus estrategias, planes, objetivos, metas, amén de sus tantas promesas para con el pueblo, la sociedad el país, además de la política Internacional en la que fallaron, gobierno y oposición, empeñándose en diatribas estériles, que facilitaron las armas al enemigo foráneo en complicidad con politiqueros de aquí, facilitando se apropiaran de riquezas de todos los venezolanos, también los saqueos a las finanzas públicas, con divisas, tráfico de influencias, intereses de grupos ideológicos políticos, que estuvieron por encima de los intereses de la Patria, los resultados, los estamos pagando las mayorías más vulnerables porque los que tienen el poder y los opositores mercaderes de la política reciben financiamientos del exterior a fin de que sus intereses puedan anteponerse a los del interés general, un mal que en los primeros 40 años hubo prácticas de corrupción, división, y medidas antidemocráticas, pero en los últimos 22 años, todo resulto a la inversa y más en los últimos 11 años, y se sumó lo de la dirigencia de oposición, que se les dio por hacer política fuera de nuestra geografía en perjuicio de todos, y ahora muchos de esos culpables actúan como si nada hubiera ocurrido, las leyes siguen siendo letra muerta, pensaremos mucho nuestro derecho al voto, y claro que creemos que es esta la vía para cambiar a gobiernos que no cumplan con el pueblo y la sociedad.

Finalmente, pedimos al Dios Todopoderoso del Universo y la Naturaleza, que nuestra gran Patria recobre la normalidad, que aparezcan estadistas, políticos, con perfiles y tipologías acordes con los tiempos de exigencias y desarrollo cabal de la INTELIEGENCIA como privilegio natural, y nos retire a tantos obnubilados que se hacen a liderazgos y logran persuadir a los pueblos con el voto, para luego no cumplir con juramentos y leyes, estos obnubilados son los que gobiernan en muchos países y se ensañan con los pueblos a quienes persiguen y acallan cuando exigen sus derechos, es tiempo de nuevos paradigmas más acordes con la probidad, la ciencia política sana, que gobiernen para una sociedad, para todo un pueblo y no se sigan cometiendo los mismos errores del sectarismo y gobernar solo para roscas o escuelas de la lisonja, la corrupción, la burocracia y al margen de las leyes, ya basta de tanta anarquía y de gobiernos con ideologías ya trogloditas, fracasadas y que llevan años de errores en errores.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 937 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: