Ciudades saludables postpandemia


I.

Con casi dos años de pandemia declarada, sufrida y ya desvanecida, en el mundo se está hablando de la nueva normalidad postpandemia, lo que para nosotros es la Naturalidad que sintonice y sincronice a la humanidad entera con las leyes de la naturaleza humana para tener salud y ser felices. Que no sea para adaptarnos a las penurias heredadas de la pandemia.

Se está hablando de Ciudades Felices, en el entendido que el estado de felicidad es el escalón mas alto de la vida. Es un gran desafío considerando los retos inmersos para desarrollar estas ciudades.

Durante los días 15 y 16 de octubre se desarrolló la VI Edición de Ciudades Felices, en Rosario-Argentina, un evento para “pensar el rol de las ciudades en el desarrollo humano, social, económico y ambiental.”

En Caracas-Venezuela se está desarrollando desde el 23 de octubre hasta el 12 de noviembre, el Foro: Caracas Ciudad Post-Pandemia (https://sonriecaracas.com/) que tiene como propósito “recoger ideas, propuestas y proyectos para hacer de Caracas, una ciudad inteligente, eficiente, próspera y FELIZ”.

También está a la mano el libro Ciudad Feliz: Transformando Nuestras Vidas Mediante el Diseño Urbano (2013)de Charles Montgomery, “un periodista canadiense especializado en comportamiento de la gente en grandes ciudades”.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) emitió el Informe Mundial sobre la Felicidad 2021 (https://worldhappiness.report/), el cual “se centra en los efectos del COVID-19 y en cómo les ha ido a las personas en todo el mundo”. El mismo tiene un doble objetivo: conocer “efectos del COVID-19 en la estructura y la calidad de vida de las personas”, y también, “describir y evaluar cómo los gobiernos de todo el mundo se han enfrentado a la pandemia. (…) tratamos de explicar por qué algunos países lo han hecho mucho mejor que otros”.

El asunto está en qué, ser feliz pasa por ser saludable.

Entonces, ser una Ciudad Feliz pasa por ser una Ciudad Saludable.



II.

Cuando ponemos la Ciudad Saludable en el horizonte estratégico y vital, tenemos que considerar la realidad, las aspiraciones, la voluntad y los talentos para avanzar hacia ese objetivo.

La realidad es que durante la pandemia: a) se colapsó la salud emocional, mental o espiritual; b) se agravó la crisis por Enfermedades No Transmisibles; c) los sistemas públicos de salud convencional se declararon en quiebra al no garantizar la sanación ni la protección; d) las medicinas naturales y terapias complementarias han hecho grandes aportes desde lo doméstico y los Centros de Naturopatía y e) quedó demostrado que la gente de las ciudades tiene deficiente sistema inmune.

Las aspiraciones son de tener una ciudad con la gente saludable, el ambiente saludable (desde el subsuelo hasta la estratosfera), economía saludable, política saludable, arquitectura saludable, tránsito saludable, música saludable, empleos saludables, vestido saludable y educación saludable entre otros elementos que nos alejen de la ciudad chatarra.

Se trata de tener una Cultura Saludable para no vivir con el miedo a nuevas pandemias.

La voluntad para ser saludable en lo individual; la voluntad política para organizarse por la ciudad saludable y la voluntad para trabajar por la ciudad saludable desde instituciones el gobierno y del sector privado.

Los talentos para consolidar y aplicar todos los saberes, al ritmo y rumbo necesario para tener una ciudad saludable



III.

En estos momentos se plantean promover, delinear y construir las Ciudades Saludables mediante:

Foros-debates abiertos sobre las Ciudades Saludables.
Aprobación de Leyes Orgánicas, Leyes Estadales y Ordenanzas Municipales para Promover y Proteger la Salud Natural.
Creación de Grupos de Interés por las Medicinas Naturales y las Terapias Complementarias en los diferentes parlamentos.
Estudiar libros como “El Arte de Ser Saludable” de Alexis Adarfio; “Ciudad Feliz” de Charles Montgomery; “Las Nuevas Ciudades en el Mundo” de Claude Chaline; “Las Casas mas sencillas” de Fruto Vivas, entre otros.
Formar Brigadistas por la Ciudad Saludable en el seno de la Gran Misión Hogares de la Patria.
Incluir el Menú Saludable en el Programa de Alimentación Escolar (PAE).
Consolidar comunidades de aprendizaje sobre las Ciudades Saludables donde confluyan estudiantes y profesionales universitarios.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 530 veces.



Alexis Adarfio Marín


Visite el perfil de Alexis Adarfio Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Adarfio Marín

Alexis Adarfio Marín

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Coronavirus

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Coronavirus