Bolivarianismo Revolucionario II

La desgracia actual nace en 1871 con el genocidio de la Comuna de París hace 150 años


En el artículo anterior que es la primera entrega de esta serie referente a una propuesta de líneas maestras para la revolución Nuestramericana y mundial, ante el fracaso del marxismo y sus derivados por haberse convertido en tesis para la claudicación o entrega sobre todo ante el Imperialismo Anglosajón (Primero el viejo imperio Británico y a partir de 1918, el peor de todos los imperios, el yanqui), elaboración de esta propuesta partiendo del fracaso-traición del chavismo en Venezuela, en donde los hilos conductores de este fracaso nos conllevan, a la desgracia de 1871 en Francia, pasando por Cuba y la izquierda latinoamericana y caribeña que degeneró en reformismo y colaboracionismo con el capitalismo dependiente gringo y en algunos casos en ultra-izquierdismo o militarismo-revolucionario, desde 1959, durante más de 50 años; luego más atrás, el fracaso de la socialdemocracia alemana y el surgimiento de la URSS, prácticamente todo el siglo XX, 1914-1991, hasta llegar a la comuna de Paris, el triunfo del marxismo y los socialismo autoritarios o de estado hasta hoy; con la derrota de la Comuna de Paris que fue un genocidio político, ya que asesinaron en ejecuciones extra-judiciales a más 30.000 personas.

En la comuna de Paris entre marzo y mayo de 1871, se conjugaron 4 o 5 derrotas al mismo tiempo, la derrota de Francia por Alemania (Prusia), ya que los hechos acaecieron en medio de la guerra Franco-Prusiana, en donde rodeada Paris por las tropas Teutonas se efectúa la rebelión del proletariado Galo, en donde tanto la burguesía francesa como el Keiser alemán hicieron “una tregua en guerra” para exterminar a los comuneros; también se da la eliminación del remanente revolucionario que venía desde la revolución más grande que ha existido hasta el momento, la revolución social por antonomasia que tanto la intelectualidad de la derecha como la izquierda exquisita se la han querido regalar a la burguesía dándole un supuesto carácter clasista; Pedro Kropotkin, el padre del anarquismo-comunista y uno de los clásicos del socialismo libertario, en su libro titulado “La Gran Revolución”, nos demostró como en esta rebelión de las rebeliones se explayaron todas las consignas socialistas que luego fueron sistematizadas, ya que en ella intervinieron en rol protagónico en calles y campos, el naciente proletariado como el pueblo parisino y el campesinado de Francia.

También confluye en el genocidio político de la comuna; la derrota definitiva, por un largo tiempo del progresismo francés y la imposición de las tendencias conservadoras y oscurantistas y además la derrota de Francia como nación capitalista y el surgimiento de Alemania como nueva potencia imperialista quien llegaba tarde al reparto del mundo en el ámbito capitalista; Inglaterra quien aúpa esta guerra y fue el gran beneficiado por esta derrota gala, su principal competidor en los mares, ante el empuje que tendría Alemania, se achicopaló y volvió hacer alianzas con Francia y los vemos en la primera guerra mundial aliado con Paris y con el retiro de la URSS de La Entente, en Brest-Litovsk, tuvo que intervenir USA para que los salvara de la derrota y es ahí en donde propiamente nace el Imperialismo Yanqui, como principal potencia imperial, en Versalles 1918, en 1945, esta primacía se consolida.

La derrota de Francia y el surgimiento de Alemania, conjuntamente con la derrota del socialismo libertario francés, expresado en Proudhon y Bakunin y como consecuencia el triunfo de Marx y Engels en la Asociación Internacional del Trabajo (AIT), hacen que la meca de la revolución mundial y por ende del proletariado, se traslade de Paris a Berlín que los Germánicos no tenían, para nada, ninguna tradición revolucionaria; cuestión está en parte que favoreció a Marx y más que todo a Engels para que se terminasen de apoderar del movimiento obrero socialista mundial, obviamente con el apoyo disimulado y a veces no tanto de los Ingleses, imponiendo la lucha obrera dentro de los límites de la legalidad burguesa y en lo laboral al economicismo o sindicalismo propiamente tal, una vez asumida la vanguardia el marxismo, se abandonó la acción directa económica y política, la búsqueda de formas socialista de producción alternativas y en contraposición al capitalismo, proyectos o propuestas alternativas estas consideradas “utópicas” por los marxistas, con lo que quedó totalmente atado, el proletariado, al carruaje de la producción burguesa y buscaron “la salarización” (Economicismo), es decir, un esclavo que no quería acabar con la esclavitud sino mejorar las condiciones de la esclavitud.

Aunque tendremos entregas o capítulos de este libro sobre la liberación del género humano y en concreto de Nuestramérica (Bolivarianismo Revolucionario), referente a la comuna de Paris, en especifico, como ella unió a las burguesías y a la reacción del momento porque no olvidemos que ella se dio en medio de la guerra Franco-Prusiana, cuando el Keiser venia en marcha triunfal derrotando al ejercito Galo y en ese momento había establecido cerco sobre Paris; también sobre los primeros congresos de la primera organización de lucha de los trabajadores que nació libertaria y federal como lo fue la Asociación Internacional del Trabajo (AIT), la cual fue anarquista precisamente hasta la derrota de la comuna de Paris y luego en Londres y sobre todo en Ámsterdam en 1872, son expulsados los anarquistas, en violación a los estatutos mismos de la asociación que eran federativos y se entronizan los marxistas que a los pocos años la liquidan en imponen “el parlamentarismo” o el arrodillamiento incondicional a la legalidad burguesa.

También tendremos un capitulo referente a la labor de mistificación y adulteración de un movimiento revolucionario liberador como el que nace con la AIT, producto de la mayoridad del proletariado, que hizo el marxismo, específicamente Federico Engels, quien es el verdadero creador del marxismo y quien convino con los Británicos hacer el papel del elefante que caza elefante (En Europa se llama “Caballo de Troya”), análoga a la que hizo Pablo de Tarso con la escuela de Jesús de Nazaret que también fue un movimiento liberador, comunista y de transformación social, que convirtió en una religión al igual que la judía que se quería transformar contiguamente con la dominación y explotación del pueblo, por parte de la simbiosis del poder eclesial con el civil.

Aquí lo que queremos resaltar es que la desgracia que llega a nuestro días y el por qué hasta ahora no hemos tenido socialismo, partió desde 1871, cuando los eventos que conformaron la comuna de Paris, en donde convergieron 4 o 5 derrotas, la primera fue que quedó eliminado el remanente revolucionario que quedó del envión de la gran revolución de 1789, es la derrota de Francia como aspirante a imperio capitalista y de la Francia republicana y progesista, es la derrota de la comuna de Paris, que con la implosión de la URSS, en 1991, vuelve a ser el experimento social más serio de comunismo que ha habido porque se estaba eliminando el estado, uno de los elementos de subyugación conjuntamente con la explotación económica de esclavistas, señores feudales y capitalistas, las decisiones se estaban tomando en asamblea y adicionalmente dentro del movimiento obrero socialista.

Estas derrotas anteriores, fue aprovechado por los socialistas autoritarios o de estado, etapistas o de transición, representados en Carlos Marx y lo que fue a posteriori, el marxismo, ente confeccionado por Federico Engels con asesoramiento encubierto del Imperialismo Británico, para desplazar y después con el apoyo de la reacción europea exterminar a los anarquistas, cuyas tesis y accionar le causaban (Y causan), más daño al capitalismo; esta eliminación física tanto en la comuna como en hechos posteriores, se puede considerar como el primer genocidio político que ha hecho la burguesía con el proletariado, al menos registrado y en masa.

La derrota de la comuna también trajo como consecuencia que la meca de la revolución proletaria se trasladase de Paris a Berlín, aunque este hecho no sucedió inmediatamente, así como el desplazamiento del anarquismo en el movimiento obrero, pero si fue determinante para que esto sucediera.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 689 veces.



Francisco Sierra Corrales


Visite el perfil de Francisco Sierra Corrales para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: