Diario de una Cuarentena. Capítulo 238

Particularidades que debe resolver el gobierno antes de flexibilizar el 7x7"

Inicio el presente escrito, saludando la decisión del gobierno del presidente Nicolás Maduro de mantener el mecanismo del "7x7", considerando la posibilidad de incorporar a más sectores a laborar durante la semana de cuarentena radical, como el de transporte inter estados, comercio y trabajo, pero manteniendo las necesarias medidas de bioseguridad y de distanciamiento saludable, esto ante la llegada en el país de dos casos de la peligrosísima variante Delta, que afortunadamente, y gracias a los protocolos sanitarios establecidos por la Comisión Presidencial para el Control, Seguimiento y Prevención de la Covid 19 en la República Bolivariana de Venezuela, han sido aislados y establecido el correspondiente cerco epidemiológico.

Ha sido mi espíritu no sólo formular la crítica necesaria cuando haya que hacerla. Los que me conocen saben que es así, pero he querido también formular propuestas y ser parte de las soluciones a un sinfín de problemas que sin duda nos agobian, en ejercicio de mi corresponsabilidad, como lo mandata el texto constitucional.

Es por ello, que luego de la fundamentación que hicimos en el Diario de Cuarentena 232, referido a los inconvenientes que se podrían haber ocasionado al país si se hubiese establecido una flexibilización mucho más amplia de la que gozamos actualmente en Venezuela, es que quiero también visibilizar algunas situaciones y formular como ya he indicado, algunos aportes y soluciones. Todo ello, en aras de irnos prepararnos para una posible etapa post pandemia en la República Bolivariana de Venezuela.

Señalo esto, porque los que llevamos las estadísticas de la pandemia en Venezuela, hemos podido observar un descenso sostenido en las últimas semanas de los casos activos. Hace un poco más de seis semanas, nos ubicábamos cerca de los 17.000 casos activos, y hasta el día de ayer, 26 de julio de 2.021, tenemos 12.975 casos activos. En alguna edición de esta columna podría formular algunas hipótesis que podrían explicar el descenso de la referida cifra, que, en muchos casos, actúa como indicador de decisiones que viene adoptando el Ejecutivo Nacional.

Pero, sin más preámbulos, pasemos a desarrollar el tema que les he propuesto en esta edición de esta columna.

Nuestro pueblo es muy sabio, y en estos días hemos podido recoger esta aseveración que me permito compartir con todas, todos y todes ustedes.

El método "7x7" ha sido un mecanismo que ha permitido no sólo controlar la pandemia y cortar las cadenas de transmisión de este terrible virus, y que sería una de las causas de la merma de casos activos como indique párrafos más arriba. Pero las medidas que se han venido implementando en el marco de este método han contribuido también, en medio de un país asediado y bloqueado, a paliar un tanto la situación de las trabajadoras y los trabajadores, sobre todo dentro de la Administración Pública y del Estado como un todo, en virtud de que el Estado en estos momentos no cuenta con los ingresos suficientes para pagar sueldos acordes a muchos de estos servidores públicos y servidoras públicas, todo ello debido a la hiperinflación inducida, motivada en mayor parte, por la manipulación del tipo de cambio del dólar en Venezuela.

Esto ha permitido que muchos de estos trabajadores y trabajadoras continúen laborando dentro de estas instituciones, ya que esta contingencia ha permitido, a mi juicio y en buena medida, mantener las nóminas, y de alguna manera detener el proceso de deserción que se venía registrando producto de la campaña adversaria referida a la crisis humanitaria, no indicando que una de sus principales causas era el bloqueo económico contra Venezuela.

El método "7x7" ha permitido horarios flexibles y que aún muchas instituciones públicas no caigan en parálisis. Le ha permitido a las trabajadoras y a los trabajadores laborar uno o dos días a la semana, dependiendo de las necesidades y requerimientos de dicha institución, además de la necesaria preservación de la salud al evitarse las aglomeraciones, principal cadena de transmisión del Sars Cov 2.

Además de ello, esto ha constituido un respiro, ya que así los trabajadores y trabajadoras no tienen que "inventársela" para poder trasladarse a sus sitios de trabajo, puesto que es un hecho público, notorio y comunicacional el problema del transporte debido a la escasez de combustible, que esto origina dos cosas: primero, prácticamente una parálisis técnica de este servicio ya que muchas unidades de transporte no prestar servicio debido a los días que deben pasar en estaciones de servicio para poder surtirse del carburante y segundo, el incremento del pasaje para los usuarios y usuarias de este servicio, que aunado a los problemas de la obtención del efectivo y la dolarización de nuestra economía, agravan aún más el problema.

Es decir, el método "7x7" es lo que ha permitido que no haya una deserción masiva, si así la pudiéramos catalogar, de los trabajadores y trabajadoras de muchas de nuestras instituciones públicas, más de los que ya han salido y migrado del país. Situación está visibilizada en el informe preliminar de la Relatora Especial de Naciones Unidas para la evaluación del impacto negativo que las medidas coercitivas unilaterales impuestas por el gobierno de Estados Unidos han tenido en el disfrute de Derechos Humanos en Venezuela, Alena Douhan.

En ese sentido: ¿Si un trabajador o trabajadora no tiene los ingresos suficientes para poder trasladarse a su sitio de trabajo? ¿Cómo lo hace? A muchos y a muchas no quieren faltar a sus sitios de trabajo ni que sus jefes y jefas les llamen la atención por esta situación país que nos afecta a todas y a todos, y menos aún que les sean eliminados beneficios sociales o laborales como mecanismo de retaliación, y que ante la situación calamitosa que vivimos, los mismos constituyen una ayuda inconmensurable.

Por ello, es importante que la Comisión Presidencial para el Control, Seguimiento y Prevención de la Covid 19 en la República Bolivariana de Venezuela tenga en consideración que, si se pasa a una etapa de mayor flexibilización del mecanismo "7x7" (yo estimo que entre octubre o noviembre podría darse, si el ritmo de descenso de los casos activos y del factor Rt se mantiene, e incluso se incrementa, en caso de incrementarse también el número de vacunados y vacunadas y, por ende, la inmunidad colectiva en el país sin renunciar a los cuidados para evitar la propagación del virus) debe considerar también el problema de la escasez de combustible y del ingreso de los trabajadores y las trabajadoras. Esto es una necesaria triada que debe estar en equilibrio.

Ya con esto comenzamos a avizorar algunas de las situaciones con las que deberemos lidiar en la post-pandemia.

Así que ya saben. Pendientes y vista.

¡Bolívar y Chávez viven! ¡Y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 530 veces.



Juan Martorano

Abogado, Defensor de Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiteros y Tutiteras Socialistas. Www.juanmartorano.blogspot.com , www.juanmartorano.wordpress.com , jmartoranoster@gmail.com, j_martorano@hotmail.com , juan_martoranocastillo@yahoo.com.ar , cuenta tuiter e instagram: @juanmartorano, cuenta facebook: Juan Martorano Castillo. Canal de Telegram: El Canal de Martorano.

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas