El banco de Inglaterra, Fedecámaras, el Plan de la Patria de Chávez… y Delcy Rodríguez

Delcy Rodríguez es la fundadora de Somos Venezuela, el partido NO socialista del gobierno. De su gestión en el MINCI partieron los remplazos que asaltaron a PDVSA cuando salió Ramírez. También ha sido presidenta de la Asamblea constituyente, canciller, ministra de economía y finanzas y vicepresidenta ejecutiva. En tiempos de Chávez estuvo cerca de él un tiempo como ministra del despacho de la presidencia. Podríamos decir que siempre ha estado en la jugada madurista, porque su vertiginoso ascenso lo consigue colaborando con fuerza en todas las decisiones tomadas por maduro después de la muerte de Chávez. Ahora la vemos coronando su carrera hablando en la asamblea anual de Fedecámaras.

Entre las cosas que dijo Delcy a los empresarios, la que más no llamó la atención fue que el gobierno de maduro se reunía periódicamente con Cussano para tratar asuntos de la economía nacional – ¿Qué asuntos serían esos? ¿Y por qué antes nadie se entera de lo que hablaban? –. Otro tema tocado es el de la cuarentena y la flexibilización. Pareciera que la vice estaba allí para recordarles que el gobierno estaba cumpliendo lo prometido en las conversaciones ¿A cambio de qué tanta dulzura? No hace tanto que entre el gobierno y Fedecámaras solo había fricción y aspereza… Pero, negocios son negocio, ya sabemos que las compras del Estado serán para los empresarios "nacionales", que ahora las bolsas de los clap serán de producción nacional, que el petróleo espera para que sea explotado por la empresa privada –"Por qué tienen que venir capitales extranjeros a Venezuela si nuestros capitalistas pueden invertir y explotar nuestros yacimientos de diamantes, oro y petróleo, que son de todos los venezolanos" – Ya se sabe grosso modo de qué trataban esas conversaciones, a saber: de la privatización del país, de las inversiones en las Zonas Económicas Especiales, de ese capítulo en la ley antibloqueo reservado al capital nacional, que los empresarios de Fedecámaras tienen que sacarle más provecho. La intervención de Delcy es una mezcla entre petición suplicante y oferta de negocios. Yo me pregunto ¿Con cuál autoridad Delcy Rodríguez les entrega el país en bandeja a los capitalistas de Fedecámaras? A estos señores solo se les exige como requisito para explotar a Venezuela, a sus trabajadores y sus recursos, la cédula de identidad y dólares, en eso se resume el sentimiento nacionalista del madurismo, tener dólares y la cédula o el pasaporte actualizados. ¡Nos sentiremos orgullosos de ser explotados, estafados, exprimidos por nuestros compatriotas! ¡Abajo el imperialismo! ¡Viva la explotación capitalista soberana!

Entre las razones expuestas por la suplicante Delcy están los robos hechos al Estado por Guaidó y el Banco de Inglaterra. Fue como decirles, "¡vean!, todo este oro puede ser suyo también, ayúdennos a recuperarlo". Nos tratan de "marear", como si no supiéramos que Fedecámaras es cómplice directa o indirectamente de esos robos, como si no se notara que ese fue uno de los tantos temas a concertar en todos esas semanas de conversaciones secretas. Hasta ahí llega el esfuerzo político del madurismo, a negociar el poder y el país con Fedecámaras.

Esa participación de la vice en la asamblea anual de los Fedecámaras es una jugada política para contener el bloqueo económico, para aprestigiar la posición del gobierno con un manto de capitalismo nacional (o de capitalismo), es un contra peso a los argumentos de la "justicia" británica para quedarse con el oro venezolano, la cual jura que es Guaidó y no maduro el presidente legítimo de Venezuela –"ah!, ¿maduro no lo es? ¿Y entonces porqué invitan hablar a su vice a Fedecámaras, el gremio empresarial más grande del país?" –, les diría Delcy.

Realmente, lo menos relevante de su intervención fue el asunto de la cuarentena, sin embargo ahora sabemos que ni eso, ni el levantamiento de la cuarentena fue idea de maduro, más bien hubo en esa decisión una condición impuesta por Fedecámaras para que Delcy pudiera hablar en su asamblea anual. Las restricciones de la cuarentena solo afectan a los afiliados al gremio de empresarios, en especial, a los bancos, comercios y fábricas donde hay grandes concentraciones de personas, fue fácil llegar a un acuerdo para olvidar el gran método del 7 x 7 ideado por el presidente. Solo queda pendiente el asunto de las vacunas; que la justicia de Inglaterra se coma el cuento y liberen el oro.

Ahora cobra más sentido la falsificación del Plan de la Patria original de Chávez. Esta escena de Delcy prometiendo yacimientos de diamantes y oro al más importante gremio empresarial de Venezuela no tendría cabida, ¡nunca cuadraría! en el plan de Chávez, el cual tiene un sentido político socialista marcado, bien definido, anunciado desde la misma presentación del plan, el cual –como ya se debe saber – fue mutilado y adulterado por maduro y sus cómplices desde el principio.

Se trata de una conspiración que hoy tiene rostro de victoria pírrica, una victoria precaria, vistas puestas en la reacción de un pueblo desengañado. Los más distraídos se pueden engatusar con la maluqueza de los ingleses de quedarse con el oro – ¡Sorpresa, somos imperio y ladrones! –, pero para nosotros esta invitación hecha al gobierno por el gremio de los empresarios y su complaciente y dulce beneplácito, resulta una cachetada en la cara a los esfuerzos de Chávez y de los chavista para hacer cambios políticos profundos y revolucionarios en la sociedad, cagarse en el 4 de febrero y en el Plan de la Patria, embarrar de pupú todo lo construido por Chávez, con sorna y burla.

Pero, ¡CHAVEZ VIVE!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 676 veces.



Marcos Luna

Dibujante, ex militante de izquierda, ahora chavista

 marcosluna1818@gmail.com

Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: