Cuando Fedecámaras aplaudió a Delcy, ¿qué aplaudía, realmente?

La historia tiene momentos que marcan una etapa, la resumen; constituyen esas fechas que se conmemoran, o al contrario se recuerdan como símbolos nefastos. Para no ir muy lejos, el 4 de Febrero glorioso se conmemora con amor, es un momento de ruptura con la democracia burguesa que aplastaba a la Patria durante medio siglo, un acto valiente de rompimiento espiritual y material con un estado de adormecimiento de la sociedad. La victoria sobre el golpe de carmona estanga o la derrota del sabotaje petrolero son, sin dudas, hitos que resumen la marcha hacia el Socialismo. El discurso en el Jardín Botánico de Caracas indica con claridad el carácter antiimperialista y socialista de la Revolución Chavista.

Si los historiadores quisieran resumir esta etapa de traición madurista tienen muchos momentos que destacar, seguramente hablarán de la entrada temprana en el palacio de miraflores de los grandes capitalistas, de cisneros y mendoza, mostraba así el alma capitalista del madurismo. Mencionarán la despedida de la Directiva Chavista de PDVSA, señal inequívoca de la intención de desmontar la economía de propiedad social. Y destacarán la falsificación del Plan de la Patria, el abandono de la "lucha contra la lógica del capital", símbolo de la traición al legado de Chávez.

Por sobre todos estos momentos que pasarán a la historia infame del madurismo, seguramente tendrá lugar de honor el discurso de delcy, la vicepresidente, en la reunión de fedecámaras, y el estruendoso aplauso que le propinó la élite de los empresarios allí representados.

El hecho tiene varios significados, a medida que se estudie irán apareciendo más. Primero, el madurismo envió a la segunda pieza del gobierno, eso indica respeto y consideración por el organismo de dirección política empresarial. Segundo, en el discurso delcy habló de reuniones periódicas que no suceden con ningún otro sector de la sociedad, nos habla de las estrechas relaciones del madurismo con el empresariado. Tercero, y con igual importancia, el madurismo claudica con la gente de carmona estanga: lo que el pueblo chavista, civil y militar, derrotó el 13 de Abril, el madurismo le abrió las puertas de miraflores.

En definitiva, el empresariado capitalista aplaudía en esa nefasta reunión la derrota del chavismo socialista, el regreso de la conducción del país a las manos de la burguesía, el entierro del rumbo al socialismo, el olvido de Chávez. Es así, el madurismo, fiel a su ideología marginal, fue a buscar en la ideología burguesa, capitalista, su proyecto de país; les vendió su alma, y los capitalistas cobran caro. En los próximos tiempos veremos las consecuencias de este maridaje. Ya sabemos, delcy lo delató, la ley antibloqueo es una ley que protege y estimula al capitalismo. Sabrá Dios qué harán al amparo del secreto de esta ley, bueno no será cuando la canalla la aplaude.

Es dramático lo que pasa con el país, lo entregan con las manos atadas a sus verdugos capitalistas, y pocos protestan. La dirigencia política está distraída tratando de conseguir un puestico en las elecciones malditas de noviembre. Ahora la actitud de la cúpula gobernante es grosera, ya no guardan las formas, declaran abiertamente, sin ningún rubor su entrega a los enemigos de la Patria, su traición al legado del Comandante Chávez. Serán conocidos como los que heredaron la tradición de los Libertadores, los que tuvieron la oportunidad de entrar en la historia por la puerta dorada, y escogieron reptar en lugar de volar alto.

No obstante, este país cuna de Libertadores, tiene una gran reserva de dignidad, estamos seguros, es así, siempre ha sido así, que surgirá un hecho que marcará en la historia el regreso de la dignidad.

¡VOLVER A LA DIGNIDAD DE CHÁVEZ!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2106 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor