Elecciones y diálogo en Venezuela

En estos momentos, tanto la palabra Elección como Dialogo, producen situaciones encontradas en los diversos estamento de la política venezolana. Y mientras más nos acercamos a la fecha electoral, veremos de todo, pues pareciera que no es suficiente lo que hemos visto desde que comenzó el 2.021.

Les sugiero pongan un poco de atención y notarán el aumento significativo de la cantidad de artículos de opinión, escogencia de los candidatos, declaraciones, etc., relacionados con las próximas mega-elecciones. El alboroto es espectacular, dado la variopinta de todos los que apetecen un cargo por elección, independiente de sus posiciones recientes o un poco más atrás en el tiempo.

Sí observamos los especímenes, quienes representan los diversos sectores de la oposición venezolana, veremos una clara expresión del oportunismo, de la demagogia y del interés personal y grupal más puro. Eso sí, sin un solo planteamiento serio y viable, pues para esa clase política eso no es lo más importante.

Los que rechazaron las recientes elecciones para renovar la Asamblea Nacional, ahora se matan por ser gobernadores. Lo que nos faltaba, para completar dicho cuadro electoral, sería que rafael ramírez reclame su derecho a ser gobernador, para defenderse mejor de la larga lista de señalamientos que se le hacen.

Por otro lado, el dialogo ha sido tan manoseado, que cuesta entender que hay detrás de todo esto. Sí el gobierno norteamericano de verdad quiere un dialogo genuino, que designe interlocutores serios y respetables. Bajo ningún concepto, cabe la posibilidad de considerar a j. guaidó y al pseudo-embajador estadounidense de Venezuela en Colombia, dos farsantes tirapiedras, como propiciadores de un dialogo constructivo. Sería repetir una vez más la clásica situación de ofrecer la zanahoria y llevar el garrote escondido en la espalda, para asestar el traicionero golpe, de lo cual la historia de la política exterior norteamericana, está llena de ejemplos muy ilustrativos.

Ha sido muy conveniente que el Gobierno Bolivariano haya manifestado con suma claridad las tres condiciones para ir a un dialogo constructivo. De otra manera caería en el juego macabro del gobierno estadounidense, caracterizado por la total falta de escrúpulos hacia cualquier país del mundo.

Aunque al gobierno norteamericano tiende a suavizar su discurso, habida cuenta de como se le ha volteado la situación, vaya que sí!, en Colombia, Chile y próximamente en Brasil, los pueblos están despertando. Ahora no se puede seguir culpando al Gobierno Bolivariano de lo que ocurre y de lo que vendrá, en el denominado por los gobiernos norteamericanos, como su patio trasero!

A todas estas, el pueblo venezolano ve y oye a unos y otros y percibe, con esa agudeza que lo caracteriza, los altos y bajos de un discurso agotado, ahistórico e inmediatista. En otras palabras, mucho ruido y pocas nueces. Va a ser muy difícil que los políticos que aspiran el favor de los electores llenen las expectativas de nuestro pueblo.

Sí gobernadores de la oposición, como el de Mérida, por un lado, y el oficialista, como el de Sucre, por el otro, por dar un ejemplo, pretenden su reelección, les va a ser cuesta arriba convencer al electorado. El pueblo se ha ido cansando poco a poco de estos gobernantes y más pronto que tarde les dará una lección, no solo a los de la oposición antivenezolana, también a los oficialistas quienes desgobiernan sin cesar. Este pueblo continuará en Resistencia y ni unos ni los otros tampoco Pasarán!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 518 veces.



Josefa Contreras


Visite el perfil de Josefa Contreras para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: