¡Y si hoy fueran las elecciones!

Un querido amigo me decía en estos días, mientras debatíamos perspectivas políticas, que aunque él era chavista de esos como yo, muy radicales, estaba convencido de que si en este momento se celebraran las elecciones, sin duda alguna la oposición ganaría por mayoría. Como soy uno de esos chavistas que siempre anda conectado con el ambiente político, que escucha y analiza a diario al Presidente Maduro y está pendiente por radio y la Internet de todo lo que el gobierno revolucionario hace y programa, escuchando lo que los analistas dicen, le digo a mi amigo que su opinión refleja parte de toda esa guerra psicológica que impone la mediática nacional y mundial, de que él repetía lo que escuchaba de los contrarrevolucionarios y que a mi parecer no se dedicaba a escuchar a los de nuestra gente y que estaba muy desactualizado de los temas.

No quiere decir que él no tuviera algo de razón, es su pulso político, pero ya conociendo por experiencia de la poca capacidad de análisis que mucha de nuestra gente tiene, así estén con la revolución, no me convencía lo que me compartía, sencillamente por falta de información porque desconoce las estrategias del Presidente, porque no escucha a nuestros cuadros medios y altos, porque se creen todo lo que los demás dicen.

Ciertamente si Maduro nada estuviera haciendo, y si no existiera la guerra económica y no hubiese un macabro bloqueo de seguro no habría excusa alguna para que estuviéramos en esta crisis económica. Por un lado le digo que la crisis que tenemos es realmente capitalista ya que el mismo sistema se da el lujo de auto destruirse con el fin de llevarse todo de por medio, en este caso al mismo Gobierno. Este sistema se auto regenera, muta, sobrevive porque sus ejecutores son multimillonarios y con su dinero pueden hacer lo que les venga en gana así pierdan grandes fortunas.

Le decía que el presidente y gobierno está tejiendo las estrategias económicas para reemplazar las que están ya destruidas, que calladamente están creando toda una estructura que pueda sostener en el tiempo toda medida financiera a favor de las grandes mayorías y al pueblo más vulnerable. Que la solución no es con paños calientes, que no vale la pena aumentos de salarios jugosos si está latente, de parte de la oligarquía, mecanismos poderosos y sutiles que destruyen toda iniciativa de parte del Estado, que era necesario un cambio a fondo del sistema sin necesidad del uso de la fuerza y la violencia.

Proceso ciertamente lento de mediano a largo plazo aunque todos deseamos que las medidas que sean debería ya implementarse que es lo que más se ha esperado y que pareciera que el gobierno está desconectado de la realidad. Es muy cierto que ante una situación como la que padecemos a la hora de salir a votar muchísima gente estaría confundida, desanimada y muy molesta con el Gobierno, sea porque no entienden lo que está pasando, sea porque les cuesta analizar con seriedad y conciencia que estamos ante toda una estrategia contrarrevolucionaria dispuesta a destruir la revolución por la parte más sensible como es los alimentos y todo los servicios básicos del que dependemos.

Siempre digo que no podemos irnos a la ligera que deberíamos de ver el cuadro completo y tener criterios más amplios. Chávez lo advirtió siempre que por la parte económica vendrían con todo, eso viene sucediendo sea por la vía de la corrupción, por la especulación y el alto costo de la vida. Todo eso impacta directamente a la familia venezolana, trae desesperación y angustia, pero no podemos quedarnos en las emociones sino estar convencidos que la Revolución no es el gran culpable, de que si Maduro es un inepto y que haya traicionado al pueblo con medidas neoliberales como muchas veces se quiere hacer ver.

Le planteé a mi amigo que cuando la oposición gana es a base de mentiras, de manipulaciones y de guerra de Cuarta generación porque a la verdad tienen 21 años diciendo que son mayoría pero si lo fueran porque han perdido 23 elecciones y ganado 2 nada más. ¡Analiza! Le digo. Las dos veces que ellos han ganado se debe cuando un porcentaje del voto chavista se abstiene. No han ganado por mayoría sino por guerra mediática. En eso hay que estar claros y el gobierno lo ha dicho cuando estudian el comportamiento electoral de parte de las dos fuerzas antagónicas Chavismo y oposición.

Que si hoy se celebrase las elecciones perderíamos muchas gobernaciones y alcaldías podría ser pero no porque el voto o la abstención sea consciente sino por confusión y decepción teniendo falsas esperanzas de un partido, candidato o propuestas más que engañosas de parte de la oposición como sucedió en el 2015. Por ejemplo acá en Nueva Esparta de todos los precandidatos el que más suena es Morel Rodríguez. Cuando escucho a una persona con pocos criterios de análisis político, esas personas que la política las lleva en la emoción más que en la razón, me pongo a reflexionar de por qué Morel pudiera ganar en la Isla, sencillamente porque se van al pasado.

Cuando averiguo ese pasado me dicen que el tipo tuvo una buena gestión, en especial porque mensualmente a través de un sistema de tickets entregaba una bolsa de comida. Entonces yo les pregunto ¿Y el Clap? Acaso no recuerdan que por 7 años se han beneficiado mensualmente o regularmente de una caja o bolsa de comida que está plenamente subsidiada donde se paga, en nuestro caso, el flete del transportado. Les pregunto que de los 8 productos cuántos de esos pagamos ¡Ninguno! Es que ni la caja o el empaquetado, acaso esa bolsa o caja no es gratis.

Cuando los abordo con esas sencillas preguntas se me van por la tangente. Les digo que si la Venezuela de Morel es acaso la misma de hoy donde él se dio el lujo de esas bolsas gracias al petróleo venezolano del que hoy está siendo atacado y bloqueado, que esa Venezuela de Morel fue la rentista y que hoy el sistema viene cambiando. De dónde él piensa sacar los recursos para volver a su bolsa de alimentos donde me imagino que la corrupción fue enorme porque hay allegados que me dice que hasta tres tickets le daban a una familia.

Cuando escucho este tipo de opiniones se ve a leguas que hay un desconocimiento de lo que es una democracia participativa a la de una representativa, que por una bolsa de comida se puede vender todo un sistema social como el que la revolución ha dado y donde se ha beneficiado Tirios y Troyanos como es la educación gratuita, la salud pública, la cultura y tantas obras que esta revolución ha realizado. Qué decir de todas las Misiones que también se han beneficiado. Acaso Morel inventó lo del carnet de la Patria y el sistema de Bonos, es que acaso eso no cuenta. Son personas muy mal agradecidas, de corto análisis, son las que la oligarquía aprovecha para cuestionar y destruir a la revolución.

Lamentablemente esta es una realidad de que un proceso revolucionario se pierde por personas así que a pesar de todos los esfuerzos que se hacen para impulsar el desarrollo de la nación a través de nuevas estrategias, nuevas estructuras que garantice el derecho a todos y que se rompa con mecanismos de dominación y esclavitud no se tenga consciencia y que retrocedamos por un plato de lentejas.

Que se ha tenido fallas de parte del proceso, es muy cierto, pero la intención del estado es llevar a Venezuela a nuevos sistemas de producción y de participación como nunca antes, que no se puede resumir una gestión porque se haya dado una bolsa de comida mensual obviando tantos logros de esta revolución. Por eso al final mi amigo se animó y me dijo que él saldría a votar por la revolución y la posibilidad de que ganemos por mayoría.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 573 veces.



Julio César Colmenares

Comunicador alternativo.

 juliocesar1221@gmail.com

Visite el perfil de Julio César Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Colmenares

Julio César Colmenares

Más artículos de este autor