El chavismo socialista vuelve al camino


A nuestras manos llega un borrador para la discusión del Manifiesto a la Patria del Chavismo Socialista. Es estos días de censura y autocensura es un deber difundir estos escasos documentos, las masas deben estar informadas.


MANIFIESTO A LA PATRIA DEL CHAVISMO SOCIALISTA

El chavismo socialista, el leal al mandato claro del Comandante Chávez, aquel “Contra la Lógica del Capital”, hasta ahora se ha manifestado de manera aislada, se ha mantenido disperso, disgregado, uno a uno ha sido encarcelado, perseguido. Es hora de responder de manera orgánica. Este Manifiesto es un paso para agrupar al Chavismo auténtico alrededor de un pensamiento y una acción.

Sólo tendremos una clara visión de las circunstancias que hoy vivimos en Venezuela si las apreciamos desde la perspectiva mundial. Hoy el planeta está atrapado en el capitalismo; sus leyes, su moral, su ética imperan de manera unánime en todo el mundo. El capitalismo es la culminación de una serie de sistemas basados en la fragmentación de la sociedad, en su división entre unos privilegiados que se aprovechan del trabajo y riqueza del resto de la sociedad. Estos sistemas se inician hace milenios, desde los albores mismos de la formación de la especie, un tiempo inmenso para el humano, pero muy pequeño para la historia de la Tierra.

Estos sistemas fragmentadores de la sociedad y del individuo, tienen como base psicológica, ética, al egoísmo individual o grupal; el grupo o el individuo se valoriza, se importa, sólo de su bienestar, en detrimento del resto de la sociedad, del prójimo que se considera inferior. Así se justifica el despojo del trabajo de la mayoría, así se justifica la esclavitud, el trabajo esclavo dentro del capitalismo, la condena a la marginalidad. Y se justifica también la destrucción de la naturaleza. Todo debe estar al servicio del individuo, del grupo, aquí y ahora, lo demás no importa.

Dividida así, la sociedad comienza la evolución de los sistemas egoístas hasta llegar al capitalismo donde el egoísmo se convierte en una enfermedad terminal. El humano del capitalismo fue despojado de visión de futuro y de responsabilidad social. Es un ser efímero que sólo consume, produce, o está al margen de la nosociedad, es un solitario dentro de una multitud que lo ignora, y lo obliga a una existencia intrascendente, ajena.

Este egoísmo, este importarse cada uno de su propio destino, o a lo sumo de su pequeño grupo, y desentenderse de lo que pasa con el prójimo, del futuro, ese destino del humano del capitalismo, condenado, manipulado por los medios de comunicación que lo aíslan, lo atrapan en una “informósfera”, una burbuja de información sesgada que crea un mundo a conveniencia de los dominantes, es camino seguro a la extinción de la especie. El mundo real está oculto tras la burbuja de la informósfera, el hombre del capitalismo es un prisionero en una cárcel cuyos barrotes son las ideas de los dominantes, sus conveniencias. Así, mientras fuera de la burbuja el capitalismo destruye la naturaleza, las condiciones, el ambiente necesario para la vida, dentro de la burbuja todo se percibe radiante, colorido en las pantallas de la televisión. Mientras millones se mueren de hambre, emigran, presionan las paredes de la burbuja, dentro se distraen con las peripecias de las kardashian, o las trivialidades de los youtuber, los tik tok, los retos inútiles, las mentiras que manipulan, crean héroes de papel y villanos para cargar con las culpas. El mundo fuera de la burbuja camina hacia su destrucción, las señales son claras, pero no consiguen atravesar la burbuja de la “informósfera”.

Si la humanidad no da el gran salto, que algunos llamaron salir de la prehistoria, y avanza hacia una organización que permita desarrollar el ser social, eleve el sentido de pertenencia al todo, la armonía entre los hombres y de estos con la naturaleza, destierre al egoísmo, si la humanidad no da este salto, desaparece. La búsqueda de la felicidad dentro del capitalismo es una tarea inútil.

La lucha del humano debe romper la burbuja, no se trata de unas conquistas dentro de la lógica del capital, no se trata de ganar un gobierno, o un curul. El problema central del humano hoy es cambiar de rumbo, romper la burbuja, salir del camino capitalista, nada está por encima de este objetivo, nada tendrá sentido sin este objetivo central. No se trata de una utopía, de perseguir una quimera, lo que está en juego es la existencia de la especie, y también la felicidad de hoy. La búsqueda de la felicidad dentro de la burbuja es inútil, la felicidad está en liberarse de ella y ayudar a que otros se liberen; al luchar contra la burbuja del sistema que le da origen, tallamos nuestra felicidad, nos liberamos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1811 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor