La demanda de Diosdado Cabello y la SIP



Diosdado Cabello en su programa CON EL MAZO DANDO se refirió a la demanda en contra el diario EL NACIONAL. Esto respondiendo a la decisión en su favor que dictó la Sala de Casación Civil del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela y en la que se exige el pago de 237.000 petros, aproximadamente 13.366.800 dólares.
¨Llegamos al llegadero. Hay cosas que deben respetarse, cuando hacen señalamientos deben tener las pruebas, agregó.

Lo acusaron de narcotraficante y no presentaron las pruebas, porque no las tienen dijo él, además no me dieron el derecho a la defensa.

Cabello aseguró que no quiere el dinero para él sino una parte para ¨construir una escuela de niños especiales en Upata y el resto para dar en donación para la compra de vacunas¨. Si se las dan de duros y no quieren pagar, iremos por los bienes. Si el tribunal me da el edificio, yo firmaré para que se convierta en la sede de la Universidad de la Comunicación, advirtió.

Cabello también alertó que luego de finalizar la demanda contra El Nacional, seguirá con la demanda contra Tal Cual y la Patilla, los otros dos medios de comunicación venezolanos que publicaron la noticia del diario ABC de España en 2015.

Este caso debe servir de escarmiento a quienes se la pasan denigrando e injuriando a personas sin tener pruebas.

Otero Silva hijo de José Miguel Otero Silva ilustre periodista y de grandes méritos, acudió a la Sociedad Interamericana de prensa (SIP), para formular la denuncia.

La SIP es una asociación de propietarios, editores y directores de diarios, periódicos y agencias informativas de América. Los integrantes de la SIP representan más de 1300 periódicos y novelas.

Desde sus inicios, la SIP fue la punta de lanza de los intereses estadounidenses en la región. El gendarme de la ¨Libertad de expresión¨, avaló dictaduras y atacó a gobiernos populares y democráticos.

En 1951, se llevó adelante una reunión de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en Montevideo. El periodista José Steinsleg narró pasajes de ese encuentro en su artículo ¨Sin mordaza de libre presión¨.

Allí recuerda que Miguel Otero Silva, entonces propietario del diario El Nacional de Caracas, calificó de ¨tendencioso¨ un informe de la entidad en que el dictador Nicaraguense Anastasio Somoza aparece casi ¨como un ángel tutelar de la libertad de pensamiento, a la vez que se ponen como arquetipos de la democracia al chileno González Videla y a los dictadores Bolivianos¨.

José Miguel Otero Silva también admitió que ¨le daba verguenza ver en aquella asamblea de Montevideo a los esbirros intelectuales de Rafael Leónidas Trujillo bramando en la tribuna para decir que Perón era un tirano y que en su país, en cambio, se disfrutaba de una absoluta libertad de prensa¨.

En abril de 2002 en ocasión del golpe de estado contra el presidente de Venezuela Hugo Chávez, la SIP se sumó a fenomenal acción mediática contra la democracia en este país.

Luego durante el sabotaje petrolero al gobierno venezolano la SIP guardó completo silencio.

Si hizo una férrea defensa de Radio Caracas Televisión (RCTV), cuando el ejecutivo nacional decidió en 2002, no renovar la concesión a esa empresa, haciendo uso de sus facultades legales y constitucionales, acorde con el derecho internacional.

Otero Silva hijo, no es ni la sombra del padre y la misma oposición se burla de él. Hasta tal punto que Teodoro Peckof, que en paz descanse le puso el sobrenombre de ¨bobolongo¨.

Cuídate y usa las medidas de bioseguridad, usa el tapaboca, el lavado permanente de las manos, guardar el distanciamiento y salir de casa cuando sea necesario.

rauljoseramirez@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 859 veces.



Raúl Ramirez

Abogado, profesor y escritor. Ex-guerrillero.

 rauljoseramirez@hotmail.com

Visite el perfil de Raúl Ramirez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: