Ecosocialismo

El prefijo Eco significa casa en latín y él se antepone a palabras que lo acompañan para denotar una vinculación con nuestra única casa de vida. La Madre Tierra.

En ese sentido encontramos el prefijo antes de la palabra Socialismo la cual tiene un significado relacionado con un modelo societario de vida diferente y antagónico al Capitalismo y sus diferentes fases de Imperialismo, Neoliberal, Unipolar, Hegemónico y Supremacista.

Si bien es cierto que el planteamiento de los dos modelos contrapuestos, desde la visión Marxista se corresponde con la óptica económica en cuanto a su modelo de producción, también es necesario acotar que vienen surgiendo del pensar de estudiosos de la vida, el acondicionamiento de los conceptos marcados por la historia de la Lucha de Clases, sobre todo en las sociedades Europeas y su evolución societaria.

El mundo ha venido desde un agrupamiento humano considerado como tribus (Primitivismo dicen los libros; Originarios decimos algunos), hasta tocar el proceso de contradicciones grupales divididas en clases sociales de acuerdo al poder, el tener, el pensar, el territorio y la organización social para recolectar, producir y satisfacer necesidades básicas de la vida.

Surgió el Feudalismo con los señores Feudales y sus Siervos explotados que urdieron la rebelión para acrecentar la dominación de unos pocos hacia la mayoría, haciéndola esclava a sus designios de vida y consolidándose como Sociedad Esclavista, la cual le colocaba un valor comercial de intercambio a la vida de los y las trabajadoras del campo y la servidumbre de esa elite social dominante.

Irremediablemente viene la sublevación de esas masas explotadas y poseídas en propiedad para emerger un nuevo estado de relaciones sociales, con aparición de las maquinas, la energía del movimiento, la fábrica y de una fuerza laboral que vendía a su patrono el sudor de su frente, por un salario.

Dicho patrono capitalizaba ganancias infinitas y compartía miserias de subsistencia con los y las trabajadoras de la fábrica. A ese modelo de relaciones sociales de producción se le ha llamado Capitalismo y posee un principio de funcionamiento derivado de la explotación de un humano por otro humano, sin que medie justicia, igualdad ni lógica social en el marco de las ganancias económicas.

Ante ese Capitalismo salvaje y depredador se antepone el modelo de vida Socialista, la cual como estado societario plantea condiciones de vida en igualdad, sin sometimiento de unos por otros, ni diferenciación de las condiciones de vida entre explotados y explotadores. Claro está, las relaciones sociales de producción mejoran en sus contradicciones de clases pero la explotación de la madre tierra sigue vigente para extraer la materia prima, necesaria para el consumo humano, el procesamiento agroindustrial de bienes y equipos, más los elementos relacionados con los servicios de intercambio comercial.

Mientras el Capitalismo muta, se reacomoda y adquiere formas diversas llegando a atrapar otro modelo hegemónico como el Imperialismo, abarcando más países, más territorios y más mercados. Fundamenta sus simientes ideológicas en teorías socioeconómicas como el Neoliberalismo, El Libre Mercado, El Supremacismo y hasta se ha planteado un nuevo Orden Mundial con predominio unipolar centrado en la órbita del Capitalismo salvaje y depredador.

Ahí emerge la necesidad de redefinir la evolución societaria, donde se precise lo que estamos haciendo, donde lo hacemos y como lo hacemos. Ello nos ha permitido visionar una luz en el túnel del cataclismo seguro, si seguimos los cánones del Capitalismo, por lo cual unos y otros, unas y otras pero todos juntos hemos de luchar, compartir y alcanzar la Sociedad Ecosocialista como modelo de vida perpetua sobre la única casa que nos alberga. La Madre Tierra.

Sería un estado de vida en armonía con la Naturaleza, con principios de equidad y justicia, enmarcado en el Buen Vivir de los Pueblos originarios y sustentado en el marco filosófico e ideológico de una sociedad sin clases, con los medios de producción en manos diversas pero con predominancia de lo colectivo. Donde lo económico no está por encima de lo ecosocial y el estrato productivo incorpora la basura en la pirámide establecida por el sector primario; la naturaleza, Sector Secundario; Procesamiento y transformación de la materia prima, Sector terciario; que incluye almacenamiento, distribución y comercio de bienes producidos y el cuaternario; incluyendo los residuos y el desechos de todos los procesos.

En tal sentido. El Ecosocialismo es la vida que merecemos.¡¡¡

 

Rumbosambiental@gmail.com

Jeanjcgsnew@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 378 veces.



Antonio J. Rumbos

Médico Veterinario. Ambientalista. Exconstituyentista

 Rumboambiental@gmail,com

Visite el perfil de Antonio J. Rumbos O. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio J. Rumbos O.

Antonio J. Rumbos O.

Más artículos de este autor


Notas relacionadas