El Nazareno de San Pablo no es venezolano y el temor de politización en la santificación de José Gregorio Hernández

No pensábamos escribir sino después de Semana Santa, pero debido a unas investigaciones que hicimos y que muchos desconocen, nos vemos precisados a tocar este tema.

Boulton y Francisco Duarte hicieron investigaciones en el año 75 y llegaron a la conclusión de que la talla de la figura fue realizada en Sevilla y tiene trescientos años.

Una de las cosas curiosas y que casi nadie sabe, es que el Nazareno de San Pablo está tallado en pino de Flandes, lo que descartaría la posibilidad de que haya sido hecho en Venezuela; no solamente en el país sino en América del Sur.

Hay algo que casi nadie sabe: en 1975 restauraron la imagen porque estaba al borde de la muerte; la figura estaba prácticamente destruida, y para conocer el alcance de los daños se le hizo una radiografía, pero no una radiografía en sentido figurado, no, no, no; sino una de verdad verdad, un estudio radiológico para apreciar el grado de deterioro de la imagen. La radiografía la realizó el doctor Francisco Banch, como no podían sacar al Nazareno para llevarlo al Centro Médico en donde tenía su laboratorio Paco Banch, entonces le hicieron la radiografía con una unidad portátil de 15 miliamperios, logrando en efecto unas grandes placas de muy buena calidad. El examen del Nazareno arrojó resultados sorprendentes: está hecho de pino de Flandes y como decimos anteriormente, fue tallado en Sevilla.

El Nazareno de San Pablo, al que todo buen caraqueño rinde culto el Miércoles Santo, es una de las imágenes que más leyendas tiene en Venezuela. De acuerdo con la leyenda, el Nazareno había sido tallado por un escultor de origen canario que vivía por Carayaca; otros decían que lo había hecho un tallista que vivía por los alrededores de Catia o de lo que más tarde fue Catia.

Las pruebas científicas comprobadas anteriormente, vienen a echar por tierra todas las leyendas sobre su origen.

Con respecto a la tan anhelada Beatificación del Doctor José Gregorio Hernández de parte del inmenso pueblo católico de Venezuela y otras regiones, por fin se va a llevar a cabo el 30 de abril, después de tantos impedimentos; así lo decidió el Papa Francisco. Esperamos que su beatificación no sea utilizada con fines políticos, como lo han hecho con otras imágenes religiosas en varias oportunidades. Este Santo pertenece a todos los venezolanos. Como viejo político tengo el olfato de que algo huele mal.

En el próximo artículo, haremos unas revelaciones sobre el Santo de los pobres que impactarán en la opinión pública y que muy pocos conocen.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 618 veces.



Raúl Ramirez

Abogado, profesor y escritor. Ex-guerrillero.

 rauljoseramirez@hotmail.com

Visite el perfil de Raúl Ramirez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: