Diálogo y unidad desde las bases

El trabajo desde las bases es sumamente importante, el ir. Trabajar desde los sectores populares, las comunidades. No solo en los procesos electorales, llevando un mensaje unificador, con planes y proyectos claros, sin engaños, sin mezquindad.

Los planteamientos claros, las ideas con bases solidas, los proyectos de rescate de reconstrucción. Donde se tomen en consideración la vos de las comunidades, de los sectores populares, campesinos, pescadores, laborales, amas de casas, estudiantes. Debe generarse con fuerza, es de ahí donde se empieza a generar la confianza, es donde empieza la unidad de las bases.

Cuando se deja de lado los intereses particulares, los intereses de grupos. Se empieza a generar confianza, se da un mensaje claro de unidad donde debemos tener la vista firma en el porvenir del país, debemos estar claro que lo primordial es Venezuela.

En caso del estado Trujillo es urgente que se trabaje en torno del rescate del país, pero ese rescate empieza por el rescate de nuestra región, de cada uno de los estados donde nos estamos desenvolviendo. Tomando en cuenta y consideración las características de nuestras regiones, estados, municipios. No podemos seguir con dobles discursos, tenemos que ser coherentes, tener un plan de país, de estado. Un plan de desarrollo integral con propuestas sensatas y creíbles.

Hoy una gran desconfianza alberga en los corazones de los venezolanos, de ambos sectores de la política venezolana, se han encargado de sembrar la incertidumbre. No podemos seguir alimentando esa incertidumbre, no podemos continuar alimentando la desconfianza. Por el contrario tenemos que afianzar el encuentro, la unidad y el dialogo por la superación del desastre que hoy tenemos.

Vemos como pareciera que al actual gobierno de; Nicolás Maduro, le conviene mantener este estado de inquietud y desgobierno. Hay que caminar en sintonía con el pueblo, con las bases. Hay que andar por los caminos llevando el mensaje de superación, dando el mensaje claro de salida de la crisis, sin recetas mágicas. Sin atajos, sin esperar un golpe, una invasión. Quienes han planteado este plan, esta idea le han mentido al país y le han tratado de robar la esperanza, han colaborado con el gobierno para atornillarse más.

Hay que seguir insistiendo en las vías constitucionales, que aunque son costosas y largas, son la solución, son la vía. Aquí hubiésemos podido salir de la crisis, del desastre. Si no hubiese antepuesto cada quien y ciertas personas sus interés económicos y políticos. Tenemos un país parado, sin producción, sin los principales servicios básicos disponibles, la salud, el transporte, no tenemos vida. Estamos sobreviviendo.

Los partidos tienen que entender, que la unidad de todos los partidos en torno a alguien no significa un triunfo, porque tendríamos que ver quién es esa persona. Los partidos, las organizaciones políticas cumplen un papel, una función y deben despertar el corazón de un pueblo, mover la fibra del pueblo, recuperar la confianza. En base a la unidad desde las bases. Trabajando en los sectores populares, en las comunidades. Hay que hacer hincapiés en que este trabajo no es solo en tiempos electorales.

Este trabajo no es fácil, ha muchos no les agrada el trabajo de base, no les llena y les cuesta visitar, tocar puertas, caminar los sectores, las comunidades, el campo. Hay que recuperar las organizaciones de bases. Los colegios, los gremios, las universidades, los sindicatos. Que en verdad estos sectores luchen y trabajen por su pueblo, por sus agremiados, dejar de lado la politiquería barata y trabajar por este pueblo que lo requiere.

Solo loas comunidades, sectores, gremios, conocen sus necesidades. Solo desde las bases, conociendo a profundidad su situación, sus problemas, las inquietudes. Se puede generar un dialogo unificador, con planteamientos y propuestas, sinceras y claras. Desde las misma bases se genera la confianza en el dialogo, la unidad y la transformación.

Debemos seguir en el camino de la reconstrucción, de recorrer cada rincón del país, de tocar las puertas, para que nos escuchen y nosotros escuchar. No debemos regresar al pasado, ni seguir en este desastre. Debemos forjar un mejor país con visión clara y entender que los venezolanos somos los únicos que podemos enrumbar nuestra nación. Insistir en la toma de conciencia desde las bases, la orientación en una política clara, donde todos los venezolanos participemos y demos nuestras opiniones.Luis Nieto.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 921 veces.



Luis Nieto

Productor Nacional Independiente Dirigente de Redes en Trujillo

 luisalberto.nietoa@gmail.com

Visite el perfil de Luis Nieto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Nieto

Luis Nieto

Más artículos de este autor