Aislar al Chavismo Socialista

El plan de los capitalistas contra el ensayo Socialista impulsado por el Comandante Chávez tiene varias etapas: una, salir de Chávez; otra, traer la política al terreno del capitalismo, llevar la disputa al terreno de la democracia burguesa, restituir la cuarta república; otra, barrenar el espíritu socialista; otra, desprestigiar al Socialismo. Todas se han cumplido con éxito, el madurismo ha sido un eficaz operador del desmontaje del sueño chavista. Ahora la fase de la estrategia es aislar al chavismo socialista.

Comenzaron desprestigiando a los que pudieran ser fieles al mandato socialista del Comandante Chávez, la acción tiene dos beneficios principales: deja al Chavismo Socialista sin jefatura y además desvía la atención del sistema que crea las dificultades, endosa los problemas sociales a la perversidad de unos pocos "corruptos" y no al sistema capitalista. La persecución de los chavistas fue simultánea, se les niega el acceso a los medios de comunicación, a la defensa, se sabotean los medios que se niegan a la censura, esta conducta se profundiza más a medida que el campo crítico al gobierno se amplía. El bloqueo a las páginas de internet, a Aporrea, por ejemplo, es brutal; le cobran que den cabida al pensamiento crítico. En Aporrea escriben a favor del gobierno (Adán, Elías encabezan la lista) y escriben también críticos del gobierno, pero la cúpula madurista no tolera el mínimo oxígeno para la crítica, odia la confrontación de ideas.

Hasta ahora la conducta represiva, la persecución de ideas y de hombres ha sido exitosa, han conseguido aislar al chavismo socialista, el chavismo fiel al mandato de Chávez, a su testamento político, el Plan de la Patria. No obstante, tienen una grave dificultad: el chavismo aislado se hace más fuerte, se depura de oportunistas, afina las ideas, se auto identifica, delinea su estrategia, define su perfil; se reagrupa, se transforma en un poderoso foco teórico-práctico que es capaz de hacerse uno con las masas y dirigirlas hacia metas superiores. Estos focos no son nuevos en la historia, lo conseguimos en la junta Patriótica de 1810, lo conseguimos en la Revolución Soviética con los Bolcheviques, en el núcleo guerrillero de la Sierra Maestra con Fidel, en el núcleo del 4 de febrero. Y por sobre todo, lo conseguimos con Jesús y los doce Apóstoles.

El gobierno madurista se enfrenta a las ideas con represión, con la fuerza deformadora de su aparato de comunicación, con el chantaje de las necesidades de la población, pero está destinado al fracaso. Las ideas sólo se pueden combatir con éxito con ideas, y el madurismo carece de ellas, está desnudo, renegó del Socialismo y se fue al capitalismo, y la mejor carta capitalista son los capitalistas, fedecámaras, guaidó, el grupo de los cuatro, el madurismo allí no tiene nada que ofrecer, se agotó, ya cumplió su papel, lo atropelló la historia, ahora es una negación de sí mismo. La fuerte represión es signo de su debilidad, de su falta de razón, del temor que tiene al Chavismo auténtico. El foco del Chavismo leal al mandato Socialista del Comandante Chávez está destinado a vencer.

¡CHÁVEZ VOLVERÁ!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1010 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: