Se busca partido revolucionario con experiencia y buena presencia

Un muchacho nos pide opinión: está descubriendo la necesidad de una Revolución y quiere aportar sus modestos esfuerzos en esa tarea, busca un Partido Revolucionario para militar. Aquí transcribimos algunas opiniones que le enviamos a su correo.

La revolución precisa de tres componentes principales: una teoría revolucionaria, una acción revolucionaria y un partido revolucionario. Ninguno de estos tres momentos puede faltar; forman, lo que se podría llamar, el Conjunto Revolucionario.

La Teoría Revolucionaria es un ente vivo, se alimenta de la práctica y de la historia de esa práctica; crece, está en movimiento, su principal enemigo es el dogmatismo, la teoría adapta lo universal a la Revolución concreta. La Acción Revolucionaria saca la teoría revolucionaria de los libros, del mundo de las ideas y la lleva al combate en el mundo de la realidad; la Acción Revolucionaria es la Teoría Revolucionaria hecha práctica, la resume. El Partido Revolucionario es el instrumento para la Acción y para la teoría, prefigura la sociedad del futuro y es escuela y reservorio de la Teoría y la Práctica Revolucionaria. Los tres componentes son imprescindibles; si uno falla, falla el hecho revolucionario.

Si queremos buscar un Partido Revolucionario debemos investigar estos tres componentes. En la Venezuela de estos días es difícil encontrarlos reunidos. La derrota del ensayo Revolucionario Chavista, de ese intento de reunir los tres componentes, produjo una estampida, una dispersión que aún no concluye. El madurismo se espantó frente a las dificultades que olfateó si cumplía el compromiso con el legado de Chávez, prefirió claudicar frente al capitalismo y renegó de la teoría revolucionaria que venía brotando de la realidad enriquecida por la experiencia mundial. De esta manera, desvirtúo la práctica revolucionaria y castró al PSUV. Fue un golpe terrible sobre otro golpe espantoso, la muerte del Comandante seguida por la traición madurista.

En los partidos que fueron aliados al Chavismo, no se encuentran los tres componentes reunidos, a lo sumo la voluntad frustrada de algunos de sus cuadros: las direcciones fueron horadadas por el pragmatismo, se dividieron a la carta de las necesidades del poder, carecen de Teoría Revolucionaria que es el primer componente del Conjunto Revolucionario, y como consecuencia deambulan entre el dogmatismo de los manuales y el pragmatismo huero.

La conclusión es directa: no hay Partido Revolucionario, se debe construir. El primer paso sería unir, alrededor del núcleo de la Teoría Revolucionaria concreta, el Plan de la Patria, el discurso de presentación en el CNE, los pedazos producto de la desbandada luego del asesinato de Chávez; rescatar al Partido de Chávez, al PSUV, de las miasmas del pragmatismo y de la entrega descarada; agrupar a los dirigentes chavistas que están dispersos, los que tienen un compromiso directo con el Comandante Chávez, estuvieron con él en su círculo inmediato y no pueden dejar que su legado termine en este desastre; ir a buscar a las masas chavistas, a los desilusionados, a los engañados, devolverles la pasión, el sentido de vida, las razones sagradas a la masa que ayer colmó 7 avenidas, las masas que despidieron al Chávez en la avenida Bolívar de Caracas, prometerles que lucharemos todos juntos para que esa alegría regrese.

La formación del Partido Revolucionario es una necesidad mundial, no se encuentra un Partido Revolucionario en todo el planeta. Por eso el reto no es un asunto nacional, se trata de una necesidad de la humanidad toda.

¡CON CHÁVEZ A LA REVOLUCIÓN!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 818 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor