28 de enero de 1821 Sublevación de Maracaibo

¿Una Estrella Más?

El presidente Nicolás Maduro Moros, lanzó una perlita al aire sobre la posibilidad de solicitar a la AN. Estudiar la propuesta de aprobar la inclusión de una novena estrella para nuestro pabellón nacional, como homenaje a los doscientos años de la sublevación de Maracaibo del 28 de enero de 1821, que dio inició a la movilización que concluyó en Carabobo el 24 junio de ese mismo año y que significó la derrota total del ejército español en nuestro territorio (aunque hayan quedados algunos focos que sin posibilidad alguna pelearían hasta 1823).

Entre el 25 y 27 de noviembre de 1820, el Libertador, Simón Bolívar había logrado un gran éxito al firmar con el español Pablo Morillo, en la Villa de Santa Ana de Trujillo, un Armisticio que suspendía las acciones bélicas por un lapso de seis meses.

Con ese Armisticio, la causa patriota no sólo ganaba un tiempo para refrescar las tropas; sino, lo más importante, el reconocimiento, por parte de España, a la Naciente República de Colombia; con la que se sentaba en igualdad de condiciones desde que se inició el proceso independentista de 1810, a negociar. También fue de mucho provecho para la causa independentista el retiro de Morillo de la conducción de las tropas monárquicas y su reemplazo en De La Torre, quien según Bolívar era "Menos capaz, menos activo y menos soldado…"(Massur Gerhard. Simón Bolívar, Tomo II, pag.425.)

El Armisticio no significó para nada descanso, pues nada garantizaba que la guerra terminara y que un acuerdo pacífico acabara con las hostilidades; desde ese mismo momento Bolívar comenzó a preparar los planes para el caso de que el armisticio terminara sin solución y volvieran las hostilidades, para eso uno de los primeros documentos que dictó fue un bosquejo de una campaña donde todas sus fuerzas avanzaban hacia Caracas. Pero también estaba pendiente de los movimientos de San Martín por el sur del continente, cuyos pasos se habían hecho sentir en Guayaquil la cual se rebeló contra la corona y se declaró independiente.

Bolívar necesitaba que Guayaquil se uniera a Colombia antes de que San Martin los convenciera de anexarse al Perú, para esto Bolívar pensó incluso en ir allá en persona a motivar esa unión, pues ese puerto sería de una importancia estratégica importantísima para Colombia. Bolívar envía a Sucre para Guayaquil y se queda en Bogotá evaluando que decisión tomar con las tropas y Venezuela.

En ese tiempo Bolívar envió cartas hasta al propio Rey de España, felicitándolo por la formación de la monarquía constitucional y animándolo a extender la libertad a las colonias americanas, pidió a su antiguo enemigo y ahora amigo Morillo, que intercediera por la causa americana ante el Rey; todo esto mientras mantenía información del ejército comandado por De La Torre y se mantenía en comunicación permanente con Páez y su ejército de los llanos, así como también con el ejército de Urdaneta.

En ese escenario se sucede la rebelión de Maracaibo; el 28 de enero de 1821, Urdaneta toma Maracaibo, bajo su sola responsabilidad.

Desde 1810 Maracaibo había permanecido en el bando Español, por lo que lograr esa plaza y ese puerto fue de una importancia imposible de desaprovechar para Bolívar, quien felicita a Urdaneta a la vez que envía comunicaciones al ejército para que se preparen para la reanudación de las hostilidades, el Armisticio estaba comprometido.

Por supuesto De La Torre reclamó a Bolívar los sucesos de Maracaibo y le exigió que no apoyara de ninguna manera esa acción en territorio español, a lo que Bolívar le indicó que él no había tenido nada que ver con eso y que tal situación no estaba contemplada en el armisticio por lo que para él Maracaibo se estaba sumando a Colombia por sus propia decisión, más sin embargo, propuso que se dirimiera el asunto en un tribunal arbitral, lo cual fue negado por el comandante español.

Luego de cartas y negociaciones, fue De La Torre quien pidió cambios en el armisticio o redactar uno nuevo a lo que Bolívar le respondió con exigencias que estaban fuera del poder de decisión del español. En consecuencia De la Torre anunció: El Armisticio firmado en noviembre de 1820 había sido roto y culpó a Bolívar del hecho, las hostilidades comenzarían el 28 de abril de 1821.

El 28 de abril el ejército patriota comenzó su movilización, todo el ejército del Oeste se reuniría en un solo sitio, Bolívar, Urdaneta y Páez comenzaron a moverse en dirección a San Carlos, dónde se encontrarían el 19 de junio. Por primera vez Bolívar tenía ante sí un ejército completo para enfrentar en gran encuentro al grueso del ejército monárquico; Bolívar puso en acción un plan estratégico para dividir al ejército español; así que ordenó a Bermúdez que, con el ejercito del Este, iniciara acción sobre Caracas dónde debería estar a más tardar el 15 de mayo y entretener por algún tiempo a alguna división importante del ejército español.

El 14 de mayo estaba Bermúdez entrando en Caracas después de ir derrotado posiciones pequeñas, entre Angostura y la capital, de ahí pasó a La Guaira, y luego a La Victoria. Al saberse esto De la Torre envía a Morales con una división a rescatar Caracas y envía tropas hacia Barquisimeto y Puerto Cabello, la estrategia de Bolívar había funcionado, Bermúdez se retira de Caracas ante el avance de Morales, dejando a Bolívar la mesa servida en Carabobo dónde por primera vez el ejercito patriota tendría superioridad numérica contra el ejército español.

La liberación de Venezuela estaba decidida; por eso la importancia de la sublevación de Maracaibo, aunque no fue de impacto militar para De La Torre, si lo fue en cuanto al efecto moral de sus fuerzas, Maracaibo había sido el territorio y puerto español clave para mantener el dominio de la colonia pues los patriotas jamás habían podido invadirla ni atraerla hasta ahora.

¿Merece una estrella en nuestro pabellón la Provincia de Maracaibo como ya la obtuvo la provincia de Guayana? Por supuesto que sí. Todas las provincias que conformaban la Capitanía General de Venezuela deberían estar representadas en el pabellón, ya sea porque se sumaron a la gesta independentista desde el inicio, como por que hayan sido conquistadas a los españoles por efectos de la espada libertaria de Simón Bolívar.

Desde que se dio la "Conspiración de Gual y España" en 1797 (rebelión descubierta y abortada) ya el proceso independentista tenía un propósito libertario y un territorio definido; ese mismo territorio lo mantuvo Miranda luego en 1806 y, por supuesto el proceso iniciado el 19 de abril de 1810. Ese territorio era y sigue siendo hoy, el de la Capitanía General de Venezuela, es decir las provincias en que estaba dividido ese territorio para esa fecha.

La declaración de independencia del 5 de julio de 1811 fue firmada por las provincias que se sumaron a la acción, a saber, Provincia de Caracas, Provincia de Cumaná, Provincia de Barinas, Provincia de Barcelona, Provincia de Margarita, Provincia de Mérida y Provincia de Trujillo, es decir, 7 de las diez provincias de la Capitanía General de Venezuela; quedando del lado español las provincias de Guayana, Coro y Maracaibo.

La provincia de Guayana pasó a integrar el territorio liberado en 1817, Maracaibo en 1821; así como se le hiso justicia a Guayana, es justicia que el pabellón nacional tenga también las estrellas de Maracaibo y Coro; así en el pabellón estarán representadas las diez provincias originarias de la patria.

Luego de Carabobo habría que esperar hasta 1823, después de la batalla del lago de Maracaibo, para que la provincia de Coro quedara definitivamente libre de España e incorporada a la República de Colombia, fue en ese momento en que Venezuela fue definitiva y absolutamente libre del reino de España, para siempre. (Que después se volvió gringo y hasta al español jodió).

¿Una estrella más para la bandera? Si de hacer justicia se trata deberían ser dos, pues Coro fue rescatado para la patria lo mismo que Maracaibo y Guayana.

Diez estrellas en momentos en que estamos a punto de definir la forma en que reafirmamos nuestra soberanía sobre El Esequibo y planteamos la recuperación de ese territorio secuestrado por Inglaterra primero y la por República Cooperativa de Guyana después, sería una mensaje al mundo de que Venezuela reafirma que su territorio lo conforma el territorio que ocupaba la Capitanía General de Venezuela en 1777 con su resultante de los tratados aceptados por la República y no viciados de nulidad

"El Sol de Venezuela nace en el Esequibo" y termina en la sierra de Perijá (Actual Estado Zulia y antigua provincia de Maracaibo).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1477 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: