Crítica ácida

Detalles 2021 entre vecinos

Colombia es nación propiedad "del mismo musiú y con el mismo cachimbo del año viejo", mientras tanto Venezuela fortifica cadenas productivas, ejemplo es el Complejo Siderúrgico Nacional "Planta Casima", que cerró el 2020 con 67 mil 757 toneladas de palanquillas. Seis campañas arrojando 863 coladas de acero líquido, gracias al esfuerzo de trabajadores y el Ministerio de Industrias y Producción Nacional, junto a la Corporación Venezolana de Guayana, garantizaron el arranque a finales del 2019.

Se nota la diferencia entre el desastre servil colombiano que no le cumple al pueblo elector, y el rescate operativo de esta planta venezolana asignando materia prima como chatarra y briquetas, por los enlaces con Empresas Básicas de Guayana y la autogestión o proceso productivo laboral comunitario. Venezolanos trabajando sin dejarse engañar por la tentación de irse del país, a "pasar roncha en el exterior", pues le ocurre a una mayoría significativa de los migrados, a quienes los vejan.

Mientras la clase obrera colombiana es explotada como siempre la clase obrera venezolana supera objetivos, incluso en pandemia, debido a las normas de bioseguridad por la Covid-19. Diferencia abismal con los contagios y las muertes por coronavirus en la nación vecina, que de paso día a día nos contamina. Coincide este comentario con el día de la EPIFANIA.

El 6 de enero desnudó la mala intención, la inhumana actitud del presidente Iván Duque, quien ordenó negar vacunación contra la Covid 19 a venezolanos en situación ilegal en esa tierra, entrelazada con nosotros por historia y hermandad natural de vecindad. Un detalle ignorado por ese despreciable inhumano oligarca, es que el 6 de enero la iglesia lanza una petición, "a Epifanía y Día de los Reyes Magos, únete al movimiento que prepara el camino hacia la paz, para los refugiados y migrantes".

Una preguntica a porky pig o chuqui duque, ¿piensa que va a tener aceptación porque descalifica a nuestro Presidente obrero y se prosterna ante Donald Trump? Su país padece soberanas desgracias berracas que no le respaldan en eso de "Colombia reitera su llamado a la comunidad internacional, incluidos los países comprometidos con la democracia y los Derechos Humanos, para que condenen imposiciones y abusos de la dictadura de Maduro".

Los derechos humanos colombianos están a merced de los masacradores, los perros de la guerra, y el binomio Uribe-Duque, cualquier colombiano lo sabe, son hace años el país con mayores desplazados en el mundo, al que sus amos gringos no atacan, ni tampoco la burrocracia de la ONU, no los los condenan ni los obstruyen como a Venezuela. Los asesinatos a líderes y lideresas forman parte del paisaje social, común en esa tierra hermana.

En Venezuela el Complejo Siderúrgico "Casima" estima para 2021 continuar elaborando acero de calidad, y seguir apalancando el aparato productivo bolivariano, en tanto Mr. Duque espera nuevas órdenes del salvajismo capitalista pirata, seguir robándole empresas a Venezuela para ser administradas por traidores a la patria venezolana, y negociantes de la pandilla ejecutiva demo-narco dizque representativa, que sufre Colombia en manos perversas del poder tradicional, enemigo del pueblo pobre.

El colmo de los colmos de la estulticia del gobernante, es que luego de confesar que no permitirá gastar dinero colombiano en vacunar a venezolanos migrantes, pide a la comunidad internacional que le asignen dinero al gobierno que él preside, para poder vacunar a venezolanos, mientras en el accionar ejecutivo no pone en práctica medidas de protección a engañados que viajaron a Colombia ignorando el desastre de su sistema capitalista mezquino.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 602 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: