¿La Iglesia Católica en la Reforma Constitucional y en la Ley Habilitante?

Los que amamos la ciencia por comprobada y reprobada en los beneficios a la humanidad, nos da un escozor en la línea divisoria de nuestros cuerpos, cuando escuchamos la cantaleta curera de la troja esa que llaman Conferencia Episcopal Venezolana, queriéndose meter en asuntos políticos, dónde nadie los ha llamado.

¿Quién se ha creído este viejito mentiroso llamado Ubaldo Santana? ¿Quién le ha dicho al Presidente de esa troja de la CEV que nosotros seguimos creyendo en esas mentiritas cureras mediante las cuales han vivido a sus anchas estos holgazanes de la Industria diosera, reforzando y defendiendo a la oligarquía venezolana con la historieta manida de que son los vicarios de Cristo aquí en la Tierra?

En realidad estos truhanes, son los vivarachos del Diablo aquí en la Tierra. No se cansan de sabotear y conspirar en contra del Gobierno revolucionario Bolivariano. Para colmo monseñor Ubaldo se entrometió en asuntos Políticos al intentar defender abiertamente al mafioso delfín del Imperio más conocido como “el Chulo de Bárcenas”. Sin olvidar, por supuesto, que monseñor Santana estuvo metido hasta los tequeteques en el golpe de Estado de abril del 2002 que colocó en el palacio de Miraflores al tiranuelo de Carmona, curiosamente un ilustre feligrés de monseñor Ubaldo.

Ahora vuelve otra vez monseñor Ubaldo, hablando desde su troja de la CEV, declarando que ellos van a participar en la Reforma constitucional y en la Nueva Ley habilitante. Lo primero que debería saber este Enviado de Satanás, es que para que esto suceda, ellos, la cáfila curera, tiene que estar autorizada por la mayoría de nuestro Pueblo en un pronunciamiento de Referéndum aprobatorio. Veamos qué es lo que quiere monseñor Santana metiendo sus narices de oportunista en estos escenarios. Quiere lo de siempre: entrometerse para retardar, sabotear, pulverizar la reforma constitucional para conservar los artículos, que allí se infiltraron por desprevenimiento del constituyente, artículos que sirven para garantizar el mantenimiento de los privilegios de la Oligarquía. Quiere monseñor, calar como un chorro de aceite en la Habilitante para inhabilitarla e impedir sus efectos para prodigar la Justicia Social a nuestro Pueblo.

La mafia curera está muy preocupada por las cinco frecuencias que tienen en el Espacio radio eléctrico Nacional, de las cuales sólo está utilizando dos. Esta es otra de las razones por las cuales Monseñor Ubaldo se quiere entrometer en las decisiones políticas que sólo le competen al Pueblo en Revolución con el mismito cuento ese de la representación divina. A propósito de ello, esa representación divina no es votada por los feligreses. La mafia curera se elige así misma, en un acto supremo de impostura y de dictadura, en la que sospechamos que Dios no participa.

¿Por qué carrizo la Iglesia católica Venezolana tiene que tener cinco frecuencias radioeléctricas? ¿Es qué acaso la Curia oficial venezolana ha sido abandonada por Dios, y por eso precisan de muchos canales de Televisión para comunicarse con sus feligreses?

Nuestro Estado revolucionario está en la obligación de revisar esa situación. Esas frecuencias le pertenecen al Pueblo venezolano, y al Pueblo en revolución Bolivariana deberían ser otorgadas.

tutas13@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1436 veces.



Eduardo Mármol


Visite el perfil de Eduardo Mármol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a29815.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO