¿Desplumaron al gallo?

No apuesto por la tesis de un devenir de la historia de manera cíclica. Pienso que el tiempo es una unidad no lineal y hay pedazos de él, que se pagan de los tiempos nuevos. Por ejemplo, durante todo el trayecto de la IV República hubo un CNE, conformado exclusivamente por los partidos AD y Copei. Este tipo de CNE de la IV financiaban una parte de la campaña y los recursos que ofrecían eran exclusivamente para AD y Copei que eran los partidos que colocaban sus hombres en este organismo.

Hoy, el CNE es exactamente el mismo negro y con el mismo cachimbo. Hoy el CNE protagónico está conformado por los hombres que el diálogo de la derecha y la otra derecha produjeron. Este CNE de hoy, como fue el de ayer, supo voltear la mirada hacia otro lado, cuando el punto era darle ventaja a las derechas. Sucedió, exactamente como ayer, que al gallito le jugaron quiquiriguiqui. Lo censuraron en todos los medios de comunicación y este CNE no interpuso sus buenos oficios para que el gallo rojo, tuviera la oportunidad de expresar sus ideas y propuestas.

Observando esta práctica tan propia de la IV y considerando los resultados logrados por la Alternativa Popular Revolucionaria-PCV, me acordé de aquella historia que varias veces le oímos a Chávez. Si se acuerdan, la pequeña historia muchas veces contada por Chávez, tenía como finalidad describir cómo las derechas de ayer, se cogían los gallitos rojos. No sé si ahora pasó igual, pero seguro estoy, que antes del 6-D, una derecha con el consentimiento de la otra, se propusieron desplumar al gallo rojo. A Chávez le oímos decir, que en muchos procesos electorales vio repartirse un gallito para AD y un gallito para Copei. Este gallito para ti y este otro para mi.

La derecha toda, al aplicarle la censura al PCV en los medios públicos familiares y privados familiares, se dieron anticipadamente la oportunidad de repartirse al gallito rojo.

Al negarle el derecho de voz en los medios públicos, que ya son medios particulares o una propiedad privada y en los medios de comunicación privados, se repartieron al gallito rojo. Un gallito para esta derecha y otro gallito para la nueva derecha. Al gallo rojo, le volvieron a caer para limitarlo. Ahora esto no pudo suceder en las mesas electorales, pero lo silenciaron.

Este CNE, que tiene una conformación que responde a dos bandos políticos, no fue capaz de observar, la censura que le impusieron al PCV.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1985 veces.



Claudio Dominguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: