Crítica ácida

Venezuela 20 años entre los mejores del mundo

Nos aproximamos a otra navidad de elecciones con el sistema de votación según algunos analistas internacionales, más auditado y vigilado del mundo. En gobiernos socialistas 23 votaciones triunfando el chavismo, y solo 2 derrotas inmediatamente reconocidas por Chávez y Maduro respectivamente, realizadas con el sistema de sufragios automatizado, aprobado por primera vez antes de ganar la Presidencia el Comandante barinés.

Dudo muchísimo que por muy disociado que sea un opositor a Chávez y Maduro, haya cumplido aquella consigna de "hallacas sin Chávez" y luego "hallacas sin Maduro". En honor a la verdad, esta vez por la hiperinflación sin control, y con muchas ganas de explotar al prójimo: compradores, vecinos y hasta parientes, no tendremos hallacas suficientes y muchos las dejaremos de ingerir, a juzgar por el precio de los ingredientes.

Nuestro más famoso plato navideño vendrá con una mentada que no será de menta, sino de mención a la situación para consolarnos, y organizar compras comunitarias vecinales, procediendo a hacer hallacas entre varias familias, o solamente bollos. Antes del automatizado que Venezuela orgullosa ha modernizado en elecciones auditadas y observadas como en ninguna otra nación, presidentes demócrata cristianos y social demócratas pagaban su incompetencia castigados en diciembre con gaitas de protesta que a veces gobernantes autorizaron recogerlas con disimulo, o prohibir su transmisión por la radio.

De los temas gaiteros contra presidentes, el más contundente a mi gusto, lo interpreta el grupo "Barrio Obrero", que lo dedicó al Jefe de Estado CAP, "Un Ojo Dimos", letra de José Barbarito Guzmán. El coro dice Un ojo dimos para hacerte presidente te creímos competente y un gran defraude tuvimos pa' vivir como vivimos mejor morir de repente.
Fuertes críticas al expresar, un ojo dimos para que vos a la nación sacaras de abajo, y se la llevó quien nos la trajo porque ahora no comemos ni arroz Un ojo dimos para que al pueblo le dieras mejor vida, trayendo un paquete de medidas que sólo le queda bien a él.

Un ojo dimos porque creímos en tus promesas, ahora el rico y el pobre rezan porque todos vivimos peor
Un ojo dimos para que la deuda externa pagara pero no para que nos dejara sin comidas ni papel tualé, un ojo dimos para que tú hicieras algo, y nos habéis dado más patadas que una película de kung fu. En la letra de la gaita le indicaban al presidente que los votantes habían sufragado por él y los había decepcionado

Luego los zulianos le cantarían alertas a Caldera y a Chávez, sin dejar los temas de reclamo, con un cambio que es alertando no entreguemos la patria a extranjeros que quieren invadirnos porque así si es verdad que nos van a introducir el dedo índice y los otros nueve de las dos manos, para taparnos los ojos y la boca, encandilándonos bajo el terror de posibles saqueos y estallido social.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 553 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: