Carta abierta al fiscal Tarek William y la violación a mis Derechos Humanos

Estimado Fiscal General de la República

Tarek William Saab.

La defensa de los DDHH es una batalla que no cesa y jamás será ajena a nuestra sensibilidad espiritual y convicción ideológica. Quienes la violan con impunidad continuada, abierta o solapada, en diferentes partes del mundo y nacionalmente, nos tendrán siempre como adversarios irreductibles. Durante los gobiernos serviles al imperialismo norteamericano, actuaron brutalmente contra quienes, ayer como hoy, seguimos creyendo y luchando por una sociedad de justicia y libertad. Los confrontamos en el terreno militar y político, entre marchas y huelgas, exigiendo mejores condiciones de vida para nuestro pueblo y respeto a sus DDHH

Ud. conoció de cerca casos dolorosos que conmovían al más aletargado de los mortales. Los denunció a riesgo de su propia vida. Matanzas programadas. Torturas abultadas de crueldad. Niños mutilados. Niñas vejadas. Hombres y mujeres desaparecidos o lanzadas al vacío desde un helicóptero. Personas de la tercera edad humillados y golpeados, en fin, nuestro enemigo de clase desprecia al Ser Humano y rinde culto, sin el menor escrúpulo, al Dios-Dinero.

En este proceso político convulsivo, cargado de ilusiones, contradicciones, aciertos y errores, pero soberano, lamentablemente siguen cometiéndose delitos donde la dignidad, integridad física y moral, son quebrantados en distintos escenarios y ejecutados por funcionarios públicos de diferentes niveles. Los quintacolumnas están infiltrados por todas partes. Un caso concreto, puntual, le quiero exponer.

Desde hace dos años soy víctima de una micro banda, organizada y dirigida por dos funcionarios públicos (Agropatria e Inti) capaces de mutarse, pues, van a las marchas pro gobierno y, con total frialdad invaden, con documentos obtenidos fraudulentamente, una finca en posesión jurídica del Banco Bicentenario. Finca donde vivo y mantengo la condición de Guarda y Custodio, según sentencia del Tribunal Primero de Primera Instancia Agraria de la Circunscripción Judicial del Estado Trujillo. Expediente 0073.Año 2012.

A estos burócratas agrarios corruptos poco importó agredirme físicamente el 21 -11-2018, no obstante, ser Adulto Mayor y vivir temporalmente solo, en la vivienda que habito dentro de la Finca. Esta vil acción fue denunciada el 26-11-2018 ante la subdelegación del CICPC (Exp. K-02-37-00-771) quien la remitió a la Fiscal Sexta del MP con sede en Boconó, Estado Trujillo. Sospechosamente esa denuncia fue "arrumada" y reapareció al destituirse la titular de la mencionada delegación del MP. A la fecha, los agresores permanecen libres y desafiantes.

Igualmente me suspendieron el suministro de agua potable. Destruyeron dos (2) veces la tubería reinstalada por miembros del comité de agua, adscrito al Consejo Comunal UVELIS. Derrumbaron el tendido eléctrico externo. Impiden el acceso a la vivienda. Mantienen el acoso psicológico y han promovido falsas denuncias ante los cuerpos policiales y Fiscalía Sexta, amparándose cínicamente en la Ley de Violencia de Genero.

En la primera ocasión ningún cuerpo policial (CICPC / FAP- Edo Trujillo) y la Fiscalía Sexta "creyeron" la malintencionada denuncia. En la segunda ocasión, en extraña complicidad con la Fiscal Auxiliar, lograron mi detención (27-10-20) por 72 horas. ¡¡¡ Fue insólito que, sin ningún tipo de pruebas, como se demostró en el Tribunal de Control No. 1 de Violencia, sede Valera, permanecí tras las rejas como un vulgar delincuente!!!

Esta micro banda de funcionarios públicos (Agropatria e INTI con sedes en Boconó, Estado Trujillo), tiene antecedentes de invasiones anteriores y dejan al descubierto que la ofensiva contra la burocracia corrupta e inepta, es igual de urgente y obligatoria como lo es la defensa de nuestra soberanía nacional e identidad cultural ante el imperialismo norteamericano.

Sr. Fiscal Tarek William Saab, en virtud de estos hechos y otros que han deteriorado mi salud física y mental, además de la recurrencia y aparición de otras acciones agresivas provocadas por los invasores, solicito por esta vía una Audiencia Privada con Ud., en tanto en cuento existe duda razonable sobre la violencia almacenada en estos funcionarios y escasa capacidad de respuestas y atención por parte del MP con sede en esta jurisdicción, además de temor por mi integridad física.

Lo que pareciera ser "un tema agrario" pasó a convertirse en una flagrante violación de los Derechos Humanos contra un Adulto Mayor. Sé que la pandemia originada por el COVID 19 rompió la cotidianidad de nuestras vidas y de las estructuras administrativas del Estado, sin embargo, existen delitos que por principios irrenunciables, deben ser atacados con la misma prontitud como se detiene un derrame de sangre.

Espero de Ud. lo mismo que espero de este proceso bolivariano: Avanzar por encima de las piedras y vencer a los enemigos internos y externos, más temprano que tarde.

Atte.

Elmer Niño

CI 4.994.852

Cel 04269229668 – Correo electrónico: elmerninoconsultor@gmail.com

*Escritor. Periodista. Diplomático.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 573 veces.



Elmer Niño


Visite el perfil de Elmer Niño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Elmer Niño

Elmer Niño

Más artículos de este autor