Frontera e Identidad

Dolorosamente arrecho lo que se observa y se vive en la frontera colombo-venezolana. No es solo el hecho de que la moneda santandereana sea el medio de compra-venta predominante para adquirir cualquier artículo o producto o pagar un servicio público o privado "hecho en socialismo". En este espacio territorial se viene desarrollando vertiginosamente una identidad desterritorializada donde el sentido de pertenencia, el arraigo cultural se esfuma "como peo en un chinchorro", como dice el refrán llanero.

Miles de niñas, niños y adolescentes venezolanos cruzan diariamente la frontera para poder estudiar. Las escuelas y liceos de este lado de la frontera están técnicamente clausuradas. Cuando mucho asisten 20 estudiantes, en el mejor de los casos. Seguramente las cifras de escolaridad que maneja el ministerio del poder "popular" para educación no reflejan esta realidad. Las causas que genera esta situación son múltiples y ampliamente conocidas, aunque se trate de maquillar con estadísticas: baja calidad de la educación, docentes mal remunerados y sin la adecuada seguridad social que prefieren abandonar el aula de clase para realizar una actividad económica que le genere/garantice un mejor sobrevivir, el deterioro creciente de la planta física de las escuelas y liceos así como una insuficiente dotación para su funcionamiento…

Eso al parecer no le preocupa al gobierno corpomilitarista que habla de socialismo y mantiene en los medios de comunicación públicos, "comunitarios" y privados toda una campaña publicitaria sobre la calidad y gratuidad de la enseñanza pública.

Las consecuencias de esta invasión "su-generis" son impredecibles a mediano y largo plazo. Por ahora podemos señalar rápidamente algunas que se palpan a simple vista al conversar al azar con el niño, niña o joven que va "al otro cachete" a estudiar o a trabajar: desconocimiento y olvido de nuestra memoria histórica, el desarrollo de una identidad difusa donde prospera el endoracismo, la perdida creciente de identidad comunitaria, ausencia de sentido de pertenencia, la xenofobia, el silencio de nuestra diversidad cultural... Sin dudas esto se convierte en un puente propicio, un campo fértil para la droga, la criminalidad, el paramilitarismo.

Así a la vista de las autoridades militar-cívico se viene desarrollando nuevas formas de dominación y enajenación expresadas en el terreno simbólico y de las representaciones que conllevan a la confiscación de la soberanía y generan una monumental crisis de identidad y desarraigo en miles de niños, niñas y jóvenes venezolanos víctimas de una estafa que nos quieren vender como socialista-bolivariana, antimperialista mientras que por la "retaguardia fronteriza" permiten semejante penetración imperialista de "nuevo tipo".

La Línea Justa es: Luchar Hasta Vencer!!!

siemprelibertario@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 715 veces.



Freiman Páez García

Apure-Venezuela. Revolucionario socialista, marxista, sociólogo: solidario con los pueblos en lucha por su soberanía y la construcción del socialismo

 gabansabanero@yahoo.es      @freimanpaez

Visite el perfil de Freiman Páez García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas