Bolívar y la invasión española

Fue un acto de salvajismo extremo la invasión que recibimos del imperio español después de esa trágica fecha mal llamada "Descubrimiento de América". En sus cartas Simón Bolívar comentaba: "Semejantes actos afligen a los más endurecidos, y excitan justa execración contra aquellos que los han perpetrado... Son hechos abominables para deshonrar el género humano, que con tanta frecuencia se repitieron durante el descubrimiento… "

La historia relata aquellos espantosos acontecimientos que el fraile Las Casas vio con sus propios ojos…"La barbarie utilizada por los conquistadores en la invasión fue de tal grado que a los indios que eran sometidos como esclavos, les cortaban la lengua para que así no le pudieran comunicar las intimidades de los europeos, que pudieran poner en peligro la conquista…"

En nombre de Dios se aniquilaban miles de inocentes nativos todos los días. Estos salvajes invasores llegaban a los asentamientos indígenas y si estos no se arrodillaban ante la cruz que portaban los mataban por ser enemigos del Rey y de Dios. Como dijo Simón Bolívar solo Bartolomé de Las Casas denuncio todos estos crímenes. Leyendo estos escritos del obispo de Chiapas nos damos cuenta como solo podemos llamar la Conquista como "Verdad Negra."Dijo Bolívar:"Tres siglos de barbaridades que los españoles cometieron en el gran hemisferio americano.

Atrocidades que la presente edad ha rechazado como fabulosas, porque parecen superiores a la perversidad humana; y jamás serían creídas por los críticos modernos, sin embargo, esas infaustas verdades fueron testificadas por el filántropo obispo de Chiapas, el apóstol de América, Bartolomé de Las Casas, quién ha dejado a la posteridad una breve relación de ellas que con tanto fervor y firmeza, denunció ante España, como los actos más horrorosos de un frenesí sanguinario. Por eso fue que el futuro héroe caraqueño aquel 5 de julio en su alocución ante la Junta Patriótica comenzó con la frase: "Trescientos años no les basta…" cuando los diputados conformistas alegaban la posibilidad de irse liberando de España poco a poco.

La lucha por la Independencia nos lleno de gloria y libero a estas tierras de la vergüenza de la esclavitud a que nos sometió el Imperio Español. Bolívar con ese gran número de héroes se enfrento también contra esa barbarie que empezó con Monteverde, Zuazola, Cerveris, siguió con Boves y Morales y termino con Morillo en aquel famoso tratado de Regularización de La Guerra.

Simón siempre estuvo claro que había que vengar a sus paisanos muertos en la feroz invasión, además de enfrentar todo ese salvajismo conquistador o se unían a la lucha por la libertad o serían sacrificados.

Con aquel decreto firmado en estas tierras trujillanas que rezaba en parte así:"…Todo español que no conspire contra la tiranía a favor de la causa por los medios más activos y eficaces será tenido por enemigo y castigado como traidor a la patria, y por consiguiente será irremisiblemente pasado por las armas….."

El tenía conocimiento de todo el salvajismo y la barbarie cometida por estos sanguinarios invasores contra nuestros indígenas, habitantes herederos por derecho de estas tierras y por estar en ellas 1500 ADC."Durante más de tres siglos América ha sido la fuente de riquezas para Europa. Más oro y plata que todo lo existente en el universo han sido extraídos a costa de la sangre de nuestra noble casta indígena" Bolívar.

Pensar en que estos salvajes vinieron a darnos civilización y religión es absurdo:¿Creen ustedes que la mejor manera de civilizar fue robar y matar? ¿Creen que la intensión de estos invasores fue ayudar a los habitantes de estas tierras a vivir mejor? Así que apreciados amigos la Leyenda Dorada y la Leyenda Negra son solo patrañas solamente hay un "Verdad Oscura" de lo que hicieron los invasores en una tierra que un mal día Colón llamo golosamente "La Tierra de Gracia".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 633 veces.



José Rosario Araujo


Visite el perfil de José Rosario Araujo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: